URBANIZACIÓN

Plazas, viviendas y hoteles en el predio del viejo Mercado Modelo

La Junta Departamental de Montevideo dio luz verde al Proyecto de Renovación Urbana Entorno Mercado Modelo, que busca reestructura y revitalizar la zona.

El traslado del mercado liberará un predio de casi 15 hectáreas. Foto: Archivo El País
El traslado del mercado liberará un predio de casi 15 hectáreas. Foto: Archivo El País

En el marco de la puja que la Intendencia de Montevideo mantiene con el gobierno nacional por su gobernanza, el Mercado Modelo se mudará en breve hacia el predio de la nueva Unidad Agroalimentaria Metropolitana (UAM), dejando un espacio vacío de casi 15 hectáreas en medio de la ciudad.

Luego de años de discusiones sobre qué hacer con este enorme predio, la Junta Departamental aprobó el Proyecto de Renovación Urbana Entorno Mercado Modelo (Pruemm). El mismo representa una oportunidad de desarrollo e inversión como no ha visto Montevideo en al menos medio siglo.

La iniciativa busca reestructurar y revitalizar el área, reposicionarla a escala barrial y metropolitana, consolidar el espacio y reafirmar su carácter residencial. En este marco, propone cambios en la movilidad y estructura vial de conectividad local, procediendo a la apertura de nuevas calles y al establecimiento de otras de preferencia peatonal.

En cuanto al aspecto habitacional, se fomentarán las propuestas polifuncionales y se priorizarán las plantas bajas con usos principalmente de comercios de cercanía y servicios. Para el espacio específico en el que se desarrolla el Mercado Modelo actualmente, se prevé la intervención a través de nueve “unidades de oportunidad”, debido a la gran capacidad de transformación que tiene esa zona.

Según proyecto, al cual accedió El País, se reconfigurarán tres espacios que se transformarán en las plazas Mateo, Sur y Santiago Luz. A su vez, se creará la Plaza Recreo (de aproximadamente 4.100 m2), la Plaza de los Frutales (de 775 m2) y la Plaza del Mercado (con un mínimo de 8.000 m2).

En cuanto a los usos y actividades de los espacios edificados o a edificar, se destacan el uso habitacional, las actividades culturales, recreativas, educativas, de investigación, hotelería y gastronomía, entre otras. En especial, el proyecto promueve las propuestas de innovación y con foco en las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs).

El área de intervención está delimitada por las avenidas José Pedro Varela y Dámaso Antonio Larrañaga, y por varias calles: Pernas, Brazo Largo, María Stagnero de Munar, Apóstoles, Felipe Sanguinetti, J. F. Martínez, Carlos Crocker, Avellaneda, Tomás Gomensoro, Chiávari y José Bonaparte.

Concurso de ideas.

Hace dos años, la intendencia hizo un concurso internacional de ideas para hacer una nueva urbanización en el predio que dejará el Mercado Modelo. Las dos propuestas ganado-ras fueron premiadas con US$ 20.000 cada una.

También hubo una mención de US$ 10.000 para un equipo que integró el exdecano de la Facultad de Arquitectura Salvador Scheloto y se entregaron otras dos distinciones honorarias, todas a arquitectos y urbanistas uruguayos, muchos de ellos muy jóvenes. Durante el concurso se registraron más de 270 técnicos nacionales y extranjeros de 26 países, quienes enviaron un total de 73 propuestas.

Una de las ideas ganadoras proponía reconvertir el edificio del mercado en una “usina creativa”, con distintos usos vinculados a la innovación y a la residencia. La propia nave del actual edificio se perforaría en el subsuelo, conectándose con sus vecindades. Este proyecto advertía como “cuestionable” el limitado aprovechamiento edilicio sobre Bulevar Batlle y Ordóñez, y señalaba que resultaba “débil” la implantación de una terminal de ómnibus en la manzana triangular delimitada por la avenida Larrañaga y las calles Corea y Pesaro, como se había propuesto.

La segunda iniciativa ganadora proponía reconvertir el edificio principal en una gran plaza techada, con diversas acciones para “volver a colonizar este gran vacío”.

También sugería implantar dos espacios públicos frontales a la nave y valoraba como “algo débil” la localización de una pequeña terminal de ómnibus “en el vértice sur del perímetro de actuación”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados