MALDONADO

Mónica Gonzaga sobre fiesta en Sauce de Portezuelo: "Fue una reunión de amigos"

"Él (su hijo) solo se está presentando en la intendencia. No hubo 500 personas, no se cobró entradas, cayó gente ávida de fiesta y terminó con la Policía llamada por un amigo", afirmó Gonzaga.

Mónica Gonzaga y su hijo. Foto: Ricardo Figueredo.
Mónica Gonzaga y su hijo Adriano Sessa. Foto: Ricardo Figueredo.

Mónica Gonzaga, actriz y ex vedette argentina, es madre de un ciudadano argentino al que se analiza revocarle la residencia e incluso expulsarlo de Uruguay tras la realización de una fiesta clandestina en Sauce de Portezuelo, Maldonado, de más de 500 personas. "Fue una reunión de amigos", indicó Gonzaga al medio argentino Perfil Ya.

La ex vedette explicó que el encuentro, que pretendía ser de pocos invitados, "se volatizó y empezó a caer gente", dijo y agregó: " Pedimos que se fueran y se llamó a la Policía".

"Él (su hijo) solo se está presentando en la intendencia. No hubo 500 personas, no se cobró entradas, cayó gente ávida de fiesta y terminó con la Policía llamada por un amigo", resumió.

El Ministerio del Interior analiza revocar la residencia y expulsar al ciudadano argentino por la organización de una fiesta clandestina. Fuentes de la cartera indicaron a El País que el ministro Jorge Larrañaga se encuentra supervisando el asunto y considerando la sanción como una medida ejemplarizante para que no vuelva ocurrir.

Según las fuentes, el comportamiento del organizador de la fiesta clandestina "desnaturaliza el beneficio de residencia otorgado por las autoridades nacionales y lo haría pasible de expulsión" por incumplir la ley 19.932.

"No era una fiesta organizada clandestina"

Adriano Sessa, hijo de Gonzaga, negó haber organizado una fiesta clandestina. “Tengo un grupo de amigos con el que organizamos, porque era el cumpleaños de uno, realizar una reunión acá en mi casa. Hablando en persona con ellos les dije: ‘sí, hagámosla, inviten algunos grupos de amigas y vénganse y lo festejamos acá, hagamos una reunión que sea acorde, tampoco cualquier cosa’”, dijo este lunes.

“Esto fue una reunión, desmiento categóricamente que se cobró cualquier tipo de entrada. Acá no se cobró entrada a nadie, acá no se vendía alcohol a nadie. Esto no era una fiesta organizada clandestina sino que fue una reunión en la que se pasó la ubicación del lugar y bueno, terminó cayendo gente por cualquier lado”, agregó, y planteó que la gente que no estaba invitada “se metió por caminos que van hacia la playa” y así llegó a la propiedad, a la que se accede por una portera. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados