MALDONADO

Justicia embargó al casino Nogaró de Punta del Este

La empresa deberá pagar unos US$ 450.000 por alquileres impagos.

La familia Sagasti se presentó en la Justicia en setiembre de 2018 para reclamar la deuda que al presente representa alrededor de US$ 1.100.000 de alquiles impagos y de otros $ 6.000.000 por gastos comunes no pagados en tiempo y forma. Foto: Ricardo Figue
Sagasti reclamó la deuda de US$ 1.100.000 de alquiles impagos y de otros $ 6.000.000 por gastos comunes no pagados en tiempo y forma. Foto: Ricardo Figueredo.

La Justicia de Maldonado trabó en los últimos días el embargo sobre los activos de la empresa Vidaplan S.A. por el impago de los alquileres del local que alberga al casino Nogaró de Punta del Este.

Desde el año 2009 la referida empresa alquila el local ubicado en la avenida Gorlero y la calle 31 a la familia Sagasti, propietaria del mismo. Vidaplan S.A., al mismo tiempo, subarrienda el local a la Dirección General de Casinos.

La jueza Silvana Patricia Pintos Garance, titular del juzgado de paz de tercer turno de Maldonado, libró el pasado 29 de abril un oficio dirigido al director del Registro Nacional de Actos Personales.

En el citado oficio, la magistrada notificó el embargo genérico respecto de Vidaplan S.A. hasta cubrir la suma de US$ 360.000 y $ 2.741.693.

La decisión de Pintos Garance se tramita en el expediente caratulado “Sagasti Taratuty, Armando y otros c/ Vidaplan S.A. cobro ejecutivo de alquileres”.

En enero de 2016 la familia Sagasti y Vidaplan S.A. modificaron el contrato de alquiler del local del casino Nogaró que en los hechos determinó una rebaja del 50 % respecto del acuerdo original. El monto del alquiler promedio de 600 mil dólares anuales. Además, Vidaplan S.A. se obligó a hacerse cargo de cancelar una deuda contraída por el no pago de los gastos comunes y hacerse cargo de los mismos. Una suma promedio de 6 mil dólares mensuales.

Empero, si bien Vidaplan canceló la deuda de gastos comunes, no pagó más ni los alquileres, ni los gastos comunes generados a partir de esa fecha, sostuvo la parte actora.

El embargo genérico que se dispuso es por US$ 360.000 y $ 2.741.693. Foto: Ricardo Figueredo.
El embargo genérico que se dispuso es por US$ 360.000 y $ 2.741.693. Foto: Ricardo Figueredo.

La deuda

La familia Sagasti se presentó en la Justicia en setiembre de 2018 para reclamar la deuda que al presente representa alrededor de US$ 1.100.000 de alquiles impagos y de otros $ 6.000.000 por gastos comunes no pagados en tiempo y forma. Además, los propietarios del local iniciaron el proceso de desalojo ante el mismo juzgado.

Según los demandantes, la Dirección General de Casinos se encuentra al día respecto de sus obligaciones con la empresa. La última información sobre el precio del arrendamiento que Casinos del Estado le pagó a Vidaplan S.A. por el alquiler del Nogaró se remonta al período enero/diciembre de 2013. El precio mensual del alquiler, según el Tribunal de Cuentas de la República, fue de US$ 339.313 más IVA, del cual la firma presta conformidad, por nota de fecha 30 de enero de 2013. El precio anual fue de US$ 4.967.544 IVA incluido

Emblemático

El local es propiedad de los descendientes de los hermanos Modesto y Emiliano Sagasti, dos empresarios argentinos de origen vasco, propietarios de una de las más importantes mueblerías de la capital porteña. Los dos hermanos desembarcaron en Punta del Este en el año 1938 para adquirir el esqueleto del actual edificio. Los dos eran los accionistas de la firma “Sociedad Anónima Financiera de Hoteles e Inmuebles”. El edificio fue inaugurado el 8 de enero de 1938 como Hotel Nogaró.

El complejo contaba además con una sala de juego a todo lujo. El casino privado fue regenteado por ambos hermanos hasta que, diez años después, cayó la concesión a fines de 1948. Desde entonces, la Dirección General de Casinos alquiló la esquina a los dos hermanos. Con el correr del tiempo el control pasó a sus hijos, Armando y Jorge Sagasti. Ambos fallecieron años atrás, por lo que la propiedad pasó a la tercera generación de la misma familia. Esto ocurrió de forma ininterrumpida hasta el 2009. Desde esa fecha, el contrato de alquiler entre la familia Sagasti y el Estado fue anulado. En su lugar, Casinos del Estado firmó un nuevo alquiler con Vidaplan, la que a su vez le arrendó el local a los Sagasti. Vidaplan era entonces propiedad de la empresa angoleña Sonangol, a cargo de yacimientos petroleros en ese país africano.

MÁS

Vidaplan S.A.

El embargo es sobre los activos de la empresa Vidaplan S.A. por el impago de los alquileres del casino. Desde 2009, esta firma alquila conocido local de Gorlero y la calle 31 a la familia Sagasti, propietaria del mismo. Vidaplan, a su vez, se lo subarrienda a la Dirección General de Casinos.

La firma era propiedad de la empresa angoleña Sonangol, a cargo de yacimientos petroleros en ese país africano. Con los años, la propiedad de Vidaplan pasó a manos del italiano Gian Carlo Perrucci, también con fuertes intereses en la actividad petrolera.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)