RAMBLA ¿SIN SERVICIOS?

IMM quiere tirar paradores de Pocitos por indigentes

El Municipio CH no comparte la idea, que afecta a los locales de la playa.

Paradores de Pocitos. Foto: Leonardo Mainé.
Tanto el parador de la rambla y Pagola como el de la rambla y Avenida Brasil tienen sus concesiones vencidas. Foto: Leonardo Mainé.

Las personas en situación de calle son una herida en el tejido social que, lejos de cicatrizar, se ha transformado en una sangría en Montevideo. Así lo confirmaron los números difundidos por el Mides: hay cada vez más gente durmiendo a la intemperie.

En Pocitos, desde hace un tiempo personas en situación de calle utilizan los dos paradores de la playa para pernoctar. Tanto el de la rambla y Pagola como el de la rambla y Avenida Brasil tienen sus concesiones vencidas, luego de varias extensiones de contrato. Y esto ha generado problemas que incluso afectan la Certificación ISO 9.001 de las playas que hace el Instituto Uruguayo de Normas Técnicas (UNIT).

Como solución, la Intendencia de Montevideo viene manejando una idea que genera polémica: eliminar ambos locales.

El tema fue planteado en una reunión de Concejo del Municipio CH por uno de los integrantes del llamado Comité de Playas, que está integrado por distintas áreas de la Intendencia (como Limpieza y Patrimonio), donde hay opiniones a favor y en contra. En esa reunión hubo molestia porque el tema no pasó por el gobierno municipal. Incluso la concejala María Sara Rivero, que fue directora de Desarrollo Social de la administración de Ana Olivera y pertenece al Frente Amplio, expresó su sorpresa: “Menos mal que tenemos un funcionario que concurre a las reuniones que tratan el tema, ya que no pasó por el cuerpo. De no ser así, nos íbamos a enterar in situ, cuando los hubiesen retirado”, indicó.

Consultado por El País, el alcalde del Municipio CH, Andrés Abt, dijo que es necesario atender la situación de las personas en situación de calle y no retirar dos paradores icónicos de la playa Pocitos. “La Intendencia los quiere sacar por la cantidad de gente en situación de calle que los está ocupando, porque podría perder la certificación de las playas. Entonces, en vez de atacar el tema real, prefieren tirarlos. Nosotros, desde el gobierno municipal, decimos que no hay que sacarlos, que hay que hacer una pequeña intervención para que las dunas sigan teniendo su movimiento. Y recuperarlos, porque es una parte emblemática de la ciudad”, declaró.

“La mayor problemática de los paradores es el tema de la situación de calle. Los quieren sacar por eso. Y nosotros lo que planteamos desde el gobierno municipal es no verlos desde esa visión, sino todo lo contrario. No puede ser que por ese tema se saquen. Lo que hay que hacer es atender a la gente en situación de calle y fomentar el desarrollo de estos lugares, que en otras partes del mundo existen con una cantidad de servicios; así como hemos visto otros paradores de Montevideo que han cambiado. Hay que buscar la manera de que sean rentables para un privado y hacer la intervención para que no impacten en el tema de la arena”, agregó Abt.

Paradores de Pocitos. Foto: Leonardo Mainé.
La administración del intendente Christian Di Candia pretende eliminarlos porque el estado de abandono complica la certificación de las playas. Foto: Leonardo Mainé.

La certificación

Una de las funciones principales del Comité de Playas es velar porque la certificación que otorga UNIT se mantenga. El Instituto Uruguayo de Normas Técnicas hace auditorías y generalmente hay observaciones con respecto a la falta de mantenimiento de los paradores, que están muy cerca de las dunas.

“Las dunas protegen la arena. La falta de limpieza y mantenimiento afectan el ecosistema dunar, que es lo que hace retener la arena en la playa. Uno de los aspectos más importantes para mantener una playa bella y funcional es tener arena: para eso se han plantado algunas especies vegetales”, explicó a El País un integrante del Comité de Playas.

“Los paradores tienen una manera de insertarse en la rambla que es interesante. Son construcciones que pueden transformarse, se les puede poner hasta vegetación en el techo. Pero en este estado en el que están, si no se les hace un mantenimiento y una inversión como para que puedan funcionar todo el año, la cosa no funciona. La verdad es que en invierno es imposible mantenerlos así”, agregó.

El Concejo del Municipio CH está dispuesto a mantener los paradores, aunque entiende la importancia de la certificación. “Porque patrimonialmente, las cosas han cambiado. Hoy es patrimonio lo que a un colectivo le interesa que sea patrimonio, no porque tenga 100 años de antigüedad”, se indicó.

El integrante del Comité de Playas dijo que hay alternativas para preservar los paradores. Coincidió con Abt en que no es necesario derribarlos, como propone la administración de Christian Di Candia: “La Intendencia está optando por eliminar, como ocurrió con las piscinas de Trouville, que las enterraron. Pero los paradores tienen baños y son un servicio interesante para prestar al turismo. Lo que el Comité plantea es sustituir el servicio por estructuras efímeras, que a mi entender no sustituyen lo que brindan los paradores hoy en día, porque los baños químicos se degradan, los vandalizan, entre otras cosas”, concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)