INFORME DE ALIANZA NACIONAL

Gasto de la IMM para funcionar crece 11% en los últimos tres años de la gestión de Martínez

Informe de Alianza Nacional señala que en los tres últimos años de la administración de Daniel Martínez recaudó 13% más que en el mismo período de la gestión Olivera y se destinó un 11% más a gastos de funcionamiento.

Pese a que el intendente Martínez ha hecho énfasis en que en los últimos ejercicios tuvo superávit, el informe asegura que la IMM “mantiene actualmente un endeudamiento de mediano y largo plazo (hasta 25 años) de poco más de US$ 200 millones y un déficit
La IMM maneja una de las principales cajas del Estado. Recauda diariamente, de lunes a domingo, casi US$ 2 millones. Foto: Nicolás Pereyra

Un informe presentado por el Partido Nacional en la Comisión de Presupuesto de la Junta Departamental señala que en los tres últimos años de la administración de Daniel Martínez se recaudó 13% más que en el mismo período de la gestión de Ana Olivera y se destinó un 11% más a gastos de funcionamiento. También indica que las inversiones cayeron 9,2% en 2018 con respecto a 2017.

Olivera se endeudó con los corredores de Garzón y General Flores, y Martínez con el Fondo Capital, pero cuando vemos las inversiones que ambos realizaron con dinero 100% genuino de las arcas municipales, Martínez invirtió un 1% menos que Olivera”, declaró a El País el edil Javier Barrios Bove, de la lista 2004 de Alianza Nacional.

La Intendencia de Montevideo recaudó US$ 701,5 millones durante 2018, según se desprende de su último Balance de Ejecución Presupuestal que se encuentra a estudio de la Junta. Como diera cuenta El País, esta cifra representa un aumento de la recaudación de US$ 10,5 millones con respecto al año anterior. Y un ingreso diario para las arcas municipales, de lunes a domingo, de US$ 1.921.917.

Los recursos se reparten de la siguiente manera: 44% a salarios, 33% a gastos de funcionamiento, 19% a inversiones y el 2,4% para el funcionamiento de la Junta Departamental.

El Balance 2018 también marca un pequeño saldo financiero a favor, el tercero consecutivo, que responde más a una decisión política (de enviar un mensaje positivo) que a la relación de ingresos y gastos.

La Intendencia tuvo un saldo a favor de $ 102 millones (US$ 3.350.000), equivalente al 0,5% de los ingresos y a menos de dos días de recaudación. También logró abatir en parte el déficit acumulado, que al cierre del ejercicio 2018 estaba en US$ 60,5 millones, es decir US$ 2 millones menos que el año anterior. En cuanto al endeudamiento comprometido hacia adelante, básicamente con el BID, se encuentra en el entorno de los US$ 203 millones.

El informe elaborado por asesores del edil Barrios Bove, que establece un aumento de los gastos de funcionamiento en la actual administración, utiliza como base de comparación el llamado “Estado de Resultados”, que incluye solamente a la Intendencia, dejando por fuera a la Unidad de Saneamiento y a la de Movilidad, “ya que las mismas podían producir efectos artificiales en más o en menos en los números de la Intendencia. Luego de creado el Fondo Capital, el mismo también quedó fuera del comparativo, para que fuera consistente”, explicó el legislador departamental.

La voz de la Intendencia.

En la misma sesión de la Comisión de Presupuesto de la Junta, el director de Recursos Financieros de la IMM, Juan Voelker, expuso los números oficiales del balance municipal y destacó la importancia de haber cerrado el ejercicio con un resultado positivo de $ 102 millones.

IMM aprobó un pago de $ 70.000 mensuales a siete ex alcaldes. Foto. D. Borrelli
Intendencia de Montevideo. Foto: Darwin Borrelli.

“Eso ha sido fruto de un trabajo de planificación que comenzamos desde el inicio de este período con un plan quinquenal que fuimos ajustando anualmente con cada modificación presupuestal”, indicó.

“Pero también es importante destacar algunos aspectos generales. El primero de ellos tiene que ver con una renuncia tributaria de aproximadamente $ 240 millones que la Intendencia de Montevideo realizó en el Ejercicio 2018. Eso incluye la bonificación de la tasa general y también el efecto parcial de la derogación de la tasa de higiene ambiental”, agregó.

Según el director de Hacienda, el resultado positivo de $ 102 millones “equivale al 0,5% de los ingresos y nos permite seguir mejorando la fortaleza económica y financiera de la Intendencia. En particular, esto se traduce en que el déficit acumulado, medido en pesos, pasó del 23% en el año 2015 a un 9% en 2018”.

“De esta manera podemos anunciar que hemos cumplido en forma anticipada con la meta que nos habíamos planteado para el final de este quinquenio, de llegar a un 10% del déficit acumulado hacia el año 2020; lo logramos en el 2018, pero además sobrepasamos esa meta, ya que llegamos al 9%”, destacó Voelker.

El jerarca explicó que la planificación del Ejecutivo municipal tiene tres grandes ejes, cuyo objetivo central es generar un “shock” de infraestructura en el departamento, manteniendo la sostenibilidad de las cuentas económico-financieras de la Intendencia.

“Estos tres ejes tienen la siguiente composición: en primer lugar, sacar el mayor rendimiento de los fondos públicos para generar mayores resultados; en segundo lugar, mejorar los ingresos sin incrementar los impuestos, y, por último, generar formas adicionales de financiamiento genuino de largo plazo que puedan apalancar el uso de los recursos presupuestales”, señaló.

Números que aumentan como la recaudación

El informe sobre la rendición de cuentas municipal, elaborado por un economista que asesora al edil Javier Barrios Bove, señala que las inversiones de la Intendencia en 2018 cayeron 9,2% respecto a 2017.

El documento también advierte que en los últimos tres años de la administración de Daniel Martínez se recaudó 13% más que en el mismo período de la gestión de Ana Olivera.

Y que se ha destinado un 11% más a gastos de funcionamiento en el período actual en comparación con el anterior.

Acuerdo con el MEF permitió ahorro en préstamos del BID
Quien ingrese al MEF en 2020 tendrá que afrontar temas sustanciales. Foto: F. Ponzetto

La mayoría del endeudamiento que tiene la Intendencia comprometido hacia adelante (US$ 203 millones) es con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Ayer, la IMM informó que en coordinación con el Ministerio de Economía concretó una conversión de tasas de interés de los préstamos que mantiene con el BID para generar así un ahorro genuino. Se trata de una reconversión de la deuda que permite ahorrar 450 mil dólares anuales. La operación, realizada a finales de julio, “presenta importantes beneficios que trascienden el actual período de gobierno y aseguran, a largo plazo, tasas de interés fijas, reduciendo el riesgo financiero”, informó la Intendencia en un comunicado.

“Se buscó aprovechar la actual coyuntura de los mercados financieros internacionales para generar un ahorro actual y mejorar la gestión de riesgos, de forma tal de continuar avanzando firmemente en la sostenibilidad económico-financiera”, agregó la IMM.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)