REBUSQUE

Fotógrafos ingresan como testigos a casamiento por civil por pandemia

La Asociación de Fotógrafos y Videógrafos del Uruguay dice que aforo limitado en oficinas estatales les impide trabajar.

Casamiento en pandemia. Foto: archivo El País.
Casamiento en pandemia. Foto: archivo El País.

La pandemia de coronavirus aguó los planes de muchas parejas que tenían previsto casarse este año. Uno de los sectores afectados por esta situación son los fotógrafos, que precisamente tienen una de sus zafras en las ceremonias oficiales que se celebran en el Registro Civil, adonde ahora no pueden ingresar por motivos de protocolo sanitario. No obstante, los profesionales han encontrado un rebusque singular: entrar como testigos de los novios para así hacerles las fotos.

“Este año tenemos más firmas que fotos sacadas”, graficó Matías Ricardi, vocero de la Asociación de Fotógrafos y Videógrafos del Uruguay (Afyvu). Entrar como testigos “no tiene nada de ilegal”, aclaró Ricardi. “La norma lo que dice es que no pueden entrar los fotógrafos, no porque haya algo en contra de nosotros sino porque (las autoridades) no quieren que haya más gente” en las oficinas estatales, indicó.

Desde el Registro Civil recalcaron que “las ceremonias se realizan como lo establece el Código Civil, es decir, con las personas indispensables para realizar la celebración: los contrayentes, el oficial y los cuatro testigos”, tanto a domicilio como en las dependencias del Estado. La medida apunta a priorizar el cuidado sanitario.

Esa restricción, por otra parte, tiene un alto costo económico para los fotógrafos, que ya han visto una caída significativa de sus ingresos debido a la suspensión masiva de eventos originada por el cierre de los salones de fiestas, otro efecto colateral de la pandemia.

Según Afyvu, más de 200 trabajadores tienen en la fotografía su fuente principal de ingresos. La gremial estima que entre marzo y junio se celebraron unos 600 casamientos, 1.000 menos que en el mismo período de 2019.

Los fotógrafos creen que por el tipo de trabajo que realizan podrían ser contemplados de otra manera. “Con o sin pandemia siempre respetamos una distancia focal, que es una terminología fotográfica para no crear una deformación angular, que es superior a 1,5 o 2 metros”, explicó Ricardi.

Los fotógrafos han mantenido reuniones con la OPP, el Ministerio de Salud Pública y la dirección del Registro Civil, pero su situación permanece incambiada. Por esa razón, le enviaron una carta al presidente Luis Lacalle Pou.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error