ESTE MARTES

Expectativa por un día de Iemanjá atípico a raíz del coronavirus

La propuesta de este año es cambiar los ofrecimientos a la divinidad por una “ofrenda solidaria” (de alimentos y otros materiales) para las ollas populares.

Ruegos y agradecimientos se conjugaron ayer frente a las aguas en homenaje a Iemanjá. Foto: Fernando Ponzetto
Ruegos y agradecimientos frente a las aguas en homenaje a Iemanjá, en febrero de 2020. Foto: Fernando Ponzetto - Archivo El País

El tradicional festejo de Iemanjá que se hace todos los 2 de febrero en las playas del país -teniendo su epicentro en la capital y en particular en la Ramírez- será completamente atípico este año. Si bien la Intendencia de Montevideo ha exhortado a no concurrir a las playas por la pandemia, no se sabe qué es lo que ocurrirá mañana. A su vez, no se han previsto los tradicionales operativos de movilidad y limpieza, considerando que la población acatará el pedido.

La propuesta de este año es cambiar los ofrecimientos a la divinidad por una “ofrenda solidaria” (de alimentos y otros materiales) para las ollas populares.

La mae Susana de Andrade, quien participó en días pasados de una conferencia junto a la intendenta Carolina Cosse, el pae Manuel Núñez de Nación Jeje Nagó y Valeria Álvarez de Afroumbandismo Verde, aseguró que son 35 las organizaciones alineadas detrás de esta exhortación.

Andrade también advirtió por las consecuencias que asumirán quienes promuevan ir a las playas: “Quien convoque a la playa el 2 de febrero será responsable de exponer a la religión afroumbandista a ser vector de propagación de la pandemia por promover aglomeraciones, y también por ser vistos como una comunidad negligente que no acata leyes ni recomendaciones de Salud Pública; de las acciones legales estatales, y de vilipendio público seguramente, poniendo en riesgo la vida de las personas dadas las circunstancias que todos conocemos”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados