Publicidad

El agua de la canilla vuelve a ser dulce, las reservas suben y casi la totalidad proviene del Santa Lucía

Prácticamente, toda el agua que sale por las canillas de Montevideo y el área metropolitana es dulce, aunque no se sabe cuánto durará. Esto dicen los expertos.

Compartir esta noticia
Vaso de agua de la canilla
Vaso de agua de la canilla.
Foto: Leonardo Mainé / Archivo El País

Redacción El País
El agua de OSE sabe distinta, casi como lo hacia antes de que se habilitase elaumento de sodio en el agua potable para paliar la crisis hídrica. Pero este cambio no solo se nota en el sabor, sino también en los valores diarios publicados por Presidencia que descienden desde el jueves pasado, y este jueves llegaron al mínimo desde el 19 de junio, cuando se decretó la emergencia hídrica.

Consultado sobre esta baja en los valores, el director del Instituto de Ecología y Ciencias Ambientales de la Universidad de la República (Udelar), Daniel Panario dijo a El País que los niveles se están "normalizando" dentro de los parámetros permitidos a nivel mundial. Mientras que el agua se mantenga bajo este nivel será "potable", por lo que es seguro beberla, aseguró el experto.

Aunque no sabe cuánto tiempo se mantendrá esta suerte de vuelta a la normalidad, Panario dijo que recorrió la cuenca del Santa Lucia y notó que el río "tiene buen caudal" para que el agua se mantenga bajo estos niveles por "algunos días más".

En este momento casi la totalidad del agua que llega a las canillas de Montevideo y Área Metropolitana proviene del Santa Lucía Grande, confirmaron fuentes de OSE a El País, esto se debe a que -hace exactamente una semana- las lluvias aumentaron el caudal del río Santa Lucia lo suficiente para abastecer la planta potabilizadora de Aguas Corrientes, por lo que OSE decidió cerrar las compuertas de Paso Severino y tenerlo como un resguardo en caso de que demoren las lluvias.

Esto no significa que el agua no pueda mantener un mínimo nivel de salinidad, ya que la represa provisoria de Belastiquí, que permite ampliar las reservas con agua proveniente desde el Río de la Plata, sigue disponible y también porque en la mezcla que se está vertiendo a las cañerías de OSE pueden quedar aún algún resabio de agua salada. De todos modos, las fuentes aclararon que prácticamente no se está tomando agua de allí.

Consultadas sobre hasta cuándo se mantendrá este nivel de "normalidad" en el agua de la canilla, las fuentes indicaron que eso no se puede determinar aún. De todos modos, indicaron que hay optimismo y que las últimas lluvias fueron realmente un alivio para la crisis que se vive por la sequía.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad