NEGOCIACIONES

Dirigentes del Partido Nacional pretenden poder continuar con los Jornales Solidarios

“Estamos convencidos de que con un número menor de cupos quedaríamos conformes, porque la situación laboral es otra y hay menor desocupación”, dijo el intendente de Flores.

Jornales solidarios. Foto: gub.uy
Jornales solidarios. Foto: gub.uy

Después de beneficiar a más de 20.000 personas con una remuneración de $ 12.500 mensuales, la extensión del programa Oportunidad Laboral -del gobierno nacional- se acerca a su fin, estipulado para el 31 de mayo.

En ese contexto, una delegación de intendentes nacionalistas se reunió con el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, y representantes del Ministerio de Economía y Finanzas para definir la distribución del Fondo de Asimetrías. En esa reunión se aprovechó para poner sobre la mesa el asunto de la continuidad del programa Oportunidad Laboral o la creación de un nuevo plan para los meses de invierno.

“Estamos convencidos de que con un número menor de cupos quedaríamos conformes, porque la situación laboral es otra y hay menor desocupación en comparación al momento de su diseño”, dijo a El País el intendente de Flores, Fernando Echeverría.

La conversación respecto a este programa, más conocido como Jornales Solidarios, fue breve y contó con la intención, por parte de los intendentes de solicitar una reunión para la semana que viene con el objetivo de plantear un nuevo proyecto.

El plan

Corría junio de 2021 cuando se pusieron en funcionamiento los Jornales Solidarios: 15.000 personas desempleadas de entre 18 y 65 años comenzarían a recibir $ 12.500 por realizar unos 12 días al mes distintas tareas asignadas por las intendencias y los municipios.

En ese planteo inicial, el Ejecutivo había estipulado el mes de noviembre como fecha final del plan -organizado para mitigar la tasa de desempleo producida por la pandemia y que llegaba a ser de un 10,2%.

Sin embargo, se decidió extenderlo por cuatro meses, con la diferencia de que en febrero y marzo serían solo seis los días de trabajo y el sueldo se reduciría a la mitad. Finalmente, se extendería una vez más, hasta el 31 de mayo.

“Más de 20.000 personas se vieron beneficiadas, porque hubo un gran recambio. En un principio habíamos dejado un 30% de cupos suplentes, pero incluso esos cupos se agotaron y tuvimos que hacer un nuevo sorteo”, dijo Echeverría.

El diagnóstico del intendente es que el programa sirvió como un instrumento de reinserción laboral en la salida de la pandemia y aseguró que, en la etapa final, varios cupos suplentes no se repusieron porque “los pocos días restantes no lo justificaban”.

Ahora, tanto la bancada de intendentes nacionalistas como los jornaleros insisten en crear un nuevo plan que cubra el siguiente invierno. El presidente de la República, Luis Lacalle Pou, ya había manifestado que existe esta posibilidad.

Consultado sobre el tema, y aunque no se encuentra dentro de las negociaciones, el ministro de Trabajo, Pablo Mieres, dijo a El País que “no hay ninguna señal de que el plan vaya a continuar”. “La experiencia fue buena y tal vez es bueno pensar en otras alternativas de este tipo, que sean periódicas”, agregó.

En la tarde del miércoles, mientras Lacalle Pou se reunía con el ministro de Interior, Luis Alberto Heber, distintos beneficiados por el programa reclamaron frente a Torre Ejecutiva la mantención de las fuentes laborales obtenidas.

Una de las presentes dijo el miércoles a El País que, si bien el plan de Jornales Solidarios depende de la Presidencia de la República, también se reunieron con los trabajadores del plan ABC de la Intendencia de Montevideo, “Ahora estamos todos juntos pidiendo mantener una fuente laboral que no nos deje desnudos ni a pie”.

Además, remarcó la necesidad de tener “algo fijo”: “No podemos estar mendigando y cada tanto hacer una marcha para que nos escuche el que nos quiera escuchar y haga oídos sordos el que no nos quiera oír. Nosotros somos el pueblo”.

Disputa entre el oficialismo e intendencia capitalina

Cuando se aprobó el programa Jornales Solidarios, la Intendencia de Montevideo trabajaba en la creación de 2.000 puestos de trabajo temporales en el marco del Plan Laboral ABC.

Luego, a los 4.000 beneficiados por el programa del gobierno nacional -destinados a la IMM tras votación del Congreso de Intendentes-, se los incorporó en la estructura del plan laboral departamental, lo que llevó a distintos cruces entre el oficialismo y la oposición.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados