POCITOS

Concesión de Kibón cae por deudas y amenaza de juicio

IMM condonará importante deuda a la firma Afacor S.A.

Kibón. Foto: Fernando Ponzetto.
La concesión en 2012 permitió recuperar el local. Foto: Fernando Ponzetto.

La Intendencia de Montevideo envió un proyecto de decreto a la Junta Departamental para rescindir anticipadamente el contrato que la empresa Afacor S.A. tiene desde hace 7 años para la explotación del parador Kibón en la rambla de Pocitos.

Según la resolución municipal 4799/19, la concesionaria le manifestó por nota “la imposibilidad económica de continuar adelante con el proyecto comercial que se había desarrollado a partir de 2012”.

A su vez, Afacor S.A. alegó un incumplimiento de la IMM en cuanto a lograr la reubicación de la terminal de ómnibus que se encuentra junto a Kibón, “lo que se identifica como un factor determinante que provocó la actual situación desde el punto de vista comercial que imposibilita continuar con el proyecto”.

Este “incumplimiento”, según la resolución municipal, hizo que la firma solicitara una conciliación judicial “previo al juicio que por daños y perjuicios pretende iniciar contra la Intendencia”. La administración de Christian Di Candia admite que esta demanda le ocasionaría “importantes inconvenientes, como el tener que afrontar la eventualidad de una sentencia que pueda ser contraria”.

El director de Promoción Económica de la comuna, Ricardo Posada, dijo a El País que “ni siquiera se llegó a una instancia de conciliación” con Afacor S.A. y que el traslado de la terminal de ómnibus “no estaba en el pliego del llamado a licitación”.

Sin pagar canon. 

Tras firmar el contrato de rescisión, la IMM pretende que la firma continúe ocupando el local en carácter “precario” durante diez meses, “debiéndose hacer cargo del mantenimiento y conservación del mismo”. Esto significa que durante ese plazo no le pagará el canon a la Intendencia, explicó Posada.

En esos diez meses se podrán realizar los eventos que ya han sido contratados, “previa aprobación por la Intendencia de un listado que deberá ser proporcionado por la empresa”.

La IMM pretende que la rescisión opere a partir del 28 de febrero de este año (Posada dijo que la firma está “al día” hasta esa fecha), cuando se acordó en la división Desarrollo Económico poner fin al contrato de partes.

A su vez, la IMM le condonará una deuda que alcanza al 60% del canon de todo el período 2018 y enero y febrero de 2019 (14 meses).

El canon anual que debería pagar es de 2.620.000 Unidades Indexadas (más de $ 11 millones). La inversión realizada por el oferente fue de US$ 3.125.000, incluyendo obras, aportes sociales e IVA.

En 2012, el exdirector de Desarrollo Económico de la comuna, Luis Polakof, dijo en entrevista con El País que el grupo de empresarios que integraba la sociedad anónima estaba conformado, entre otros, por el arquitecto Martín Gómez Platero, Francisco Ravecca y Pablo Milburn, estos dos últimos vinculados al emprendimiento Aguada Park.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)