Publicidad

Sindicato de Secundaria rechazó el pacto; citan congreso educativo

El debate por la educación. Mujica recibió ayer al Codicen, la Universidad pública y a los sindicatos docentes y de estudiantes | Los docentes buscan incidir en el acuerdo firmado con los partidos

Compartir esta noticia
 20120225 800x535

PABLO MELGAR

A menos de 24 horas de firmar un acuerdo con la oposición, el gobierno se comprometió con los sindicatos a llamar un congreso de la educación que podría echar por tierra el pacto. La oposición dice que el congreso no tiene efecto vinculante.

En los próximos días el gobierno pondrá en marcha el segundo congreso educativo. El presidente José Mujica y el ministro Ricardo Ehrlich se comprometieron ayer ante los sindicalistas de la educación y dirigentes estudiantiles a citar el congreso a mitad de este año.

Tras firmar el pacto educativo con los partidos, el presidente de la República recibió ayer en la residencia de Suárez y Reyes a los integrantes de la llamada "institucionalidad educativa", conformada por los integrantes del Codicen, la cúpula del Ministerio de Educación y una delegación de la Universidad de la República.

Mujica también se reunió con los "actores sociales de la enseñanza", en ese caso el Pit-Cnt, los sindicatos de Primaria, Secundaria y UTU y delegados estudiantiles liceales y de la Universidad de la República.

Los sindicalistas esperan que del congreso surjan cambios "profundos", como "más autonomía", "más participación de los actores sociales" y "más presupuesto". Juan Castillo, coordinador del Pit-Cnt, señaló a El País que no hay que dejar la educación "únicamente en manos del gobierno ni de los partidos políticos".

Los representantes gremiales y los dirigentes estudiantiles quieren participar directamente de la organización del congreso para definir sus contenidos. "Podría haber un representante por gremio en alguna comisión que trabaje en la organización", dijo Castillo.

El tema del congreso educativo también estuvo en la reunión de la firma del pacto educativo del jueves. El ministro Ehrlich anunció que el gobierno tenía intención de convocarlo. Casi al unísono los senadores Pedro Bordaberry y Luis Alberto Heber preguntaron quién fijaría la agenda de discusión. Ehrlich respondió que sería el Ministerio quien se encargaría de llevarla adelante.

Bordaberry señaló a El País que el Partido Colorado "participará en todas las instancias educativas" que se presenten. Además, subrayó que "ningún congreso educativo puede sustituir las decisiones que asuman el Parlamento o el Poder Ejecutivo".

Fuentes del Partido Nacional consignaron a El País que si bien el congreso está en la ley de Educación "no es vinculante con el acuerdo" y sus definiciones "no tiene valor de ley".

Los dirigentes sindicales reclamaron que se realice un cruce de ideas que no sea para "debatir parcelas de poder" sino con el propósito de "dotar de calidad a la educación".

En tal sentido aspiran a que no se toque la representación que tienen en la ANEP y en los organismos desconcentrados.

En ese marco quieren discutir ideas concretas para mejorar la enseñanza. "Mucho se habla de enseñanza pero poco se consulta a los maestros y los alumnos", aseveró Castillo.

La "institucionalidad educativa" se plegó al acuerdo luego que el presidente Mujica aseverara en la reunión que había adquirido un "fuerte compromiso con la oposición", por lo que los acuerdos firmados el jueves se cumplirán.

Para el presidente del Consejo Directivo Central (Codicen), José Seoane, existe una "convergencia entre todos los actores" y anunció que la Comisión Nacional de Educación comenzará a trabajar para el congreso de la enseñanza.

Anti Pacto. Al salir de la reunión con Mujica, los sindicalistas dejaron en claro que no se sienten representados por el acuerdo educativo firmado el día jueves con los partidos políticos. "No es que a partir de este jueves retomaron el poder (en los organismos de la enseñanza) los partidos políticos y el Poder Ejecutivo. Convengamos que en eso hay una falsedad que se ha ido trasmitiendo", aseveró el dirigente de la Federación Uruguaya de Magisterio (FUM), Gustavo Macedo.

En ese sentido, sobre el final de la tarde de ayer el secretariado de la Federación Nacional de Profesores de Educación Secundaria (Fenapes) emitió una declaración en la que rechaza el acuerdo. Entienden que desconoce la Constitución y viola la autonomía de la ANEP. Además, los profesores afirmaron que el acuerdo político "desconoce la ley de negociación colectiva" dado que modifica unilateralmente las condiciones de trabajo y el Estatuto del Funcionario Docente. "Exigimos al Codicen que actúe dirigiendo al Ente Autónomo como se lo ordena la Constitución de la República", afirma un comunicado de Fenapes.

El próximo 3 de marzo Fenapes reunirá a su asamblea nacional para analizar los problemas de infraestructura y el plan de acción del año.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad