SOLUCIÓN DE CONFLICTO

Se retoman las obras en la planta de UPM 2 tras paro por denuncia de acoso laboral

El Ministerio de Trabajo informó que la asamblea del sindicato aprobó el acuerdo alcanzado entre las partes y se retomará la actividad en la planta.

Obrero de UPM en Pueblo Centenario, Durazno. Foto: Fernando Ponzetto.
Obrero de UPM en Pueblo Centenario, Durazno. Foto: Fernando Ponzetto. Archivo.

Luego de varios días de negociaciones, el trabajo en la planta de UPM2 “retoma la operativa normal", informó el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social a través de un comunicado este lunes y agregó que "la asamblea de trabajadores aprobó el preacuerdo alcanzado entre las partes.

Daniel Diverio, presidente del Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos (Sunca), explicó a El país que en la asamblea realizada en la mañana de este lunes se presentó una propuesta que fue “analizada, aceptada y que, en consecuencia, hizo que se levantaran las medidas hoy”.

Según explicó Diverio, la propuesta incluyó a dos trabajadores “que habían sido sacados de la obra sin justificación” y que luego de la medida serán retomados y, “la dificultad mayor” que involucraba a un mando medio de la empresa que había sido “denunciado por acoso laboral” días atrás.

En ese sentido, explicó que se llegó a la solución de que ese mando medio quedara “afuera de la obra hasta el 31 de julio, a la espera de la resolución de la investigación del ministerio”. “En el caso de que el ministerio diga que efectivamente hubo acoso laboral, ese mando medio no retoma más a la obra”, dijo.

Sin embargo, agregó, que "en el caso de que el ministerio defina que no hubo acoso laboral, la comisión de seguimiento se va a juntar entre el 3 y el 6 de agosto ”, para continuar analizando la situación.

La planta de UPM2 se encontraba paralizada desde el jueves 24 de junio por decisión del sindicato, a causa de una denuncia de acoso laboral en una de las obras de la segunda planta de la compañía finlandesa en Uruguay.

Semanas atrás, Diverio había contado a El País que una mujer que ingresó a la obra por sorteo "tuvo la consecuencia de que un mando medio, al frente de la obra, quiso probar si estaba en condiciones de trabajar en la construcción. Tristemente hizo una persecución sindical marcándole tareas que realmente no correspondían, ni siquiera a nivel de la construcción".

"A ver hasta donde aguanta esta minita", fue la frase que usó el mando medio, uruguayo, de una obra que concentra unos 70 trabajadores indicaron fuentes a El País. Tras este suceso fue que se llevó adelante una denuncia de acoso laboral y los trabajadores de dicha obra pararon desde el día que se presentó la denuncia.

"Quiero dejar claro que esto no es un conflicto ni por un premio, ni por un aumento salarial ni nada que se le parezca. Es a partir de un tema tan sensible como es la inserción de la mujer en la construcción", subrayó Diverio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error