CONFLICTO 

Obras de UPM 2 están paradas ante la falta de acuerdo tras una denuncia de acoso laboral

"No es un conflicto ni por un premio, ni por un aumento salarial ni nada que se le parezca", remarcó el presidente del Sunca, Daniel Diverio. UPM reclama que se permita trabajar a quien lo desea.

Obrero de UPM en Pueblo Centenario, Durazno. Foto: Fernando Ponzetto.
Obrero de UPM en Pueblo Centenario, Durazno. Foto: Fernando Ponzetto - Archivo El País

Las obras de la planta de UPM2 se encuentran paralizadas desde el jueves 24 de junio por decisión del sindicato, a causa de una denuncia de acoso laboral en una de las obras de la segunda planta de la compañía finlandesa en Uruguay.

Daniel Diverio, presidente del Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos (Sunca), dijo a El País que hace más de 15 días una mujer que ingresó a la obra por sorteo "tuvo la consecuencia de que un mando medio, al frente de la obra, quiso probar si estaba en condiciones de trabajar en la construcción. Tristemente hizo una persecución sindical marcándole tareas que realmente no correspondían, ni siquiera a nivel de la construcción".

"A ver hasta donde aguanta esta minita", fue la frase que usó el mando medio, uruguayo, de una obra que concentra unos 70 trabajadores indicaron fuentes a El País. Se llevó adelante una denuncia de acoso laboral y los trabajadores de dicha obra pararon desde el día que se presentó la denuncia.

"Después de varios días intentando negociar no hubo acuerdo, ni avance", dijo el sindicalista. En ese contexto, una asamblea de 3.500 trabajadores, llevada adelante el 22 de junio, definió que si en 48 horas no había una salida a este conflicto de persecución sindical el conjunto de trabajadores de todas las obras de UPM iban a parar, hecho que comenzó a partir del jueves (28). Cabe destacar que en toda la obra, hay 4.500 trabajadores de las cuales unas 30 son mujeres.

"Se está pidiendo que si hay una persona denunciada por acoso laboral, mientras se transita la investigación ese mando medio no esté en la obra porque es muy difícil convivir para la compañera con una persona de ese tipo", remarcó Diverio.

Para el dirigente del Sunca, la empresa que contrató al mando medio denunciado "no está dispuestas a moverlo y UPM tampoco tiene actitud de resolver" la situación.

Criticó que hay "dos criterios diferentes" desde UPM que dijo, "remarca su compromiso con la sociedad". Señaló que si un trabajador da positivo al test de alcoholemia, se resuelve quitarle la tarjeta y no dejarlo ingresar a la obra por un tiempo. "Sin embargo, en este tipo de situación que es muy compleja, no tuvo la misma actitud con el mando medio", lamentó.

"Quiero dejar claro que esto no es un conflicto ni por un premio, ni por un aumento salarial ni nada que se le parezca. Es a partir de un tema tan sensible como es la inserción de la mujer en la construcción", subrayó Diverio.

El sindicalista señaló que si bien las obras están paralizadas "continuamente se está analizando la obra haciendo un seguimiento, no es que paramos la obra y nos fuimos. Todos los días los trabajadores van, se analiza todos los días".

Respecto al conflicto, están dispuestos a sentarse en "cualquier mesa" para alcanzar una salida. Hubo reuniones bipartitas con UPM y el Ministerio de Trabajo. "Por ahora no estamos en zona de acuerdo", estimó Diverio, aunque espera que se pueda resolver en las próximas horas.

La postura de UPM

Matías Martinez, gerente de comunicación de UPM dijo a El País que 
UPM "no está involucrada directamente en la situación" de conflicto. "Sabemos que se debe a una de las 300 empresas que están trabajando en el sitio de la planta y que en ámbitos de negociación del Ministerio de Trabajo se presentaron unas siete propuestas y ninguna ha sido satisfactoria".

Martínez subrayó que el Sunca impide trabajar a los obreros que quieren hacerlo. "Pueden entrar, pero no les permiten hacer las tareas", dijo.

En UPM "nosotros respetamos todas las libertades de todos los trabajadores de expresarse, pero también el derecho al trabajo. En este punto es el que está trabajando el Ministerio de Trabajo para garantizar el derecho al trabajo de quienes quieren hacerlo y hoy son cientos que quieren hacerlo y no pueden", dijo el ejecutivo.

Finalmente, Martínez dijo que UPM "confía en que el ministerio pueda llegar una pronta solución de la situación, asegurando las garantías para el futuro".

Niegan que video con riña entre obreros sea en UPM2

Circula en redes sociales y Whatsapp un video de una pelea entre obreros en el comedor de una empresa y se asegura que corresponde a trabajadores de UPM2. Sin embargo, Diverio descartó que el registro, en el que se puede ver a varios hombres golpeándose y hasta tirándose sillas, corresponda a la obra de UPM2.

Dijo que es una riña que se dio en una obra de Perú tiempo atrás, que le llegó a su celular hace más de un mes. Además, señaló que el comedor de los trabajadores en Uruguay cuenta con mamparas para evitar los contagios de coronavirus, algo que no se ve en la escena del video viralizado en redes sociales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error