RECLAMO

Pit rechaza cambios a la negociación colectiva y exige que empresarios retiren queja en OIT

La central obrera se manifestó en contra del proyecto de ley que el Poder Ejecutivo acaba de enviar al Parlamento para modificar la normativa.

Fernando Pereira y Marcelo Abdala, principales dirigentes del Pit-Cnt. Foto: Leonardo Mainé
El Pit-Cnt pide a las cámaras empresariales que quite la queja presentada ante la OIT. Foto: Leonardo Mainé

El Pit-Cnt se volvió uno de los protagonistas de esta campaña electoral en medio de fuertes cuestionamientos de algunos de sus propios integrantes por el tono que la central de trabajadores adoptó a una semana y media del balotaje del 24 de noviembre.

Pero como si esto fuera poco, ayer, la central obrera se manifestó en contra del proyecto de ley que el Poder Ejecutivo acaba de enviar al Parlamento para modificar la ley de negociación colectiva, una medida que tuvo que adoptar a instancias de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) tras una queja de las cámaras empresariales.

En una declaración a la que accedió El País, el Pit-Cnt no solo se manifestó en contra de la iniciativa legislativa presentada por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), sino que también aprovechó para enviar un claro mensaje a la oposición en caso de ganar las elecciones. “Si la restauración neoliberal llegara a imponerse y lograra liquidar los Consejos de Salarios, el movimiento obrero luchará en defensa de los intereses de las grandes mayorías nacionales”, señaló el Secretariado Ejecutivo.

La central sindical considera que “no es correcto” presentar un proyecto de ley mientras la Cámara de Industrias y de Comercio “mantienen en todos sus términos la queja ante la OIT, pese a las modificaciones planteadas”. En este sentido, considera que no se comparte la forma en la que fue presentado el proyecto en medio de la campaña electoral.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Industrias, Gabriel Murara indicó a El País que no se levantará la queja hasta que la ley sea aprobada y tenga todos los puntos corregidos como pide la OIT, dado que la iniciativa es solo “una parte”. 

De acuerdo a lo que informaron dirigentes sindicales a El País, la central no comparte varios de los aspectos introducidos por el gobierno en la normativa que ya se encuentra en el Parlamento para ser considerada. Por ejemplo, no comparten que los sindicatos deban contar con personería jurídica para poder acceder a información sobre las negociaciones. En este aspecto, entienden que esto “constituye un exceso que no tiene antecedentes en el derecho internacional” y que al mismo tiempo supone “una intromisión en los principios de autonomía contenidos en el convenio sobre libertad sindical y la protección del derecho de sindicalización”.

Por otro lado, entienden “inconveniente” la derogación del literal D del artículo 10 de la ley de negociación colectiva porque “resta competencia al Consejo Superior Tripartito” al eliminar su facultad para considerar temas como las negociaciones de las empresas, de rama de actividad y de salarios.

Otros de los aspectos que se cuestionan son la derogación del reconocimiento de la legitimidad de los sindicatos de rama para negociar y celebrar convenios colectivos por empresa y la derogación proyectada de la ultractividad de los convenios colectivos.

Fancap al cruce de la coalición

La Federación de Funcionarios de Ancap (Fancap) rechazó el documento que dio base a la formación de la colación integrada por el Partido Nacional, el Partido Colorado, Cabildo Abierto, Partido de la Gente y el Partido Independiente. En una declaración a la que accedió El País, el sindicato advierte que la “propuesta de la coalición neoliberal es un documento ambiguo, superficial, carente de valor político porque oculta sus verdaderas intenciones”. Lo califican de “preocupante” y “antipopular”, porque “anuncia la intención de comenzar un proceso de privatización de Antel y UTE”, entre otras cosas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados