PEDIATRAS EN ALERTA

Preocupa ingreso de enfermedades erradicadas

Piden revisar el carné de vacunación por casos de sarampión.

Al instante: las recetas médicas de los pacientes se subirán a una plataforma en internet, a la que se podrá acceder desde cualquier farmacia.
Foto: archivo El País.

Las bacterias no tienen pasaporte. El sarampión, tampoco. Por más que esta enfermedad se haya erradicado en Uruguay hace justo dos décadas, la expansión de la misma en la región enciende un “alerta” entre los pediatras locales.

Sucede que la crisis humanitaria que vive Venezuela hace que “menos de la mitad” de la población haya obtenido las vacunas correspondientes. Está falta de inmunización, hace que “las epidemias de malaria, sarampión, difteria -enfermedades controladas y otras erradicadas en América- están desbordadas y activas, sin lograr el control epidemiológico adecuado y, lo más grave, se han exportado a otros países con la emigración masiva de venezolanos”, dice Huníades Urbina Medina, presidente de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría, en una carta enviada a sus pares de la región.

Esta misiva, que entre otros asuntos relata que el 90% de los bancos de sangre en Venezuela carecen de serología para procesar la sangre a transfundir, que se redujeron a la mitad las camas hospitalarias y que hubo un “aumento escandaloso de la mortalidad infantil y materna”, fue tratada ayer en la Comisión de Salud de Diputados.

Allí concurrió Alicia Fernández, presidenta de la Sociedad Uruguaya de Pediatría, quien aclaró que “es bienvenida la inmigración venezolana”, pero que “se está alerta porque pueden llegar al país enfermedades que estaban erradicadas”.

Fernández dijo que ella y sus pares médicos están “muy preocupados por el sarampión, una enfermedad de la que hay nuevos registros en Argentina y Brasil, y cuyo contagio es muy rápido”. En este sentido, la pediatra tildó de “medida inteligente” la adoptada por el Ministerio de Salud de adelantar la segunda dosis contra el sarampión a los 15 meses (en lugar de los cinco años como era hasta la semana pasada).

En la sesión de ayer, presidida por el diputado Quintín Olano, se sugirió que las autoridades revisaran el certificado de vacunación de los niños venezolanos cuando se les otorga la cédula de identidad. “Si no están completas las dosis, deberán dárselas como cualquier uruguayo”, expresó Fernández.

Uruguay ha privilegiado el acceso a la educación de los extranjeros permitiendo la inscripción sin documentación hasta que se tramite la cédula. Pero ahora la Sociedad Uruguaya de Pediatría pide que se exijan las vacunas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados