RESPALDO

OPS, UNICEF y FAO apoyan etiquetado de alimentos que gobierno se dispone a postergar

Sostienen que este etiquetado frontal es "una de las políticas más apropiadas para la prevención del sobrepeso y obesidad, con resultados positivos en la salud de la población adulta e infantil".

Etiquetado de alimentos en Uruguay. Foto: Marcelo Bonjour
Etiquetado de alimentos en Uruguay. Foto: Marcelo Bonjour

La Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), tres agencias de las Naciones Unidas (ONU), informaron a través de un comunicado el lunes que mantienen "reuniones con representantes de los Poderes Ejecutivo y Legislativo con el propósito de informar los evidentes beneficios del etiquetado frontal para la salud y bienestar de los adultos y niños". Esto se traduce en la "pronta implementación" del decreto N° 272/018, que "regula el rotulado nutricional frontal de alimentos y bebidas procesados".

Las tres agencias de la ONU sostienen que este etiquetado frontal es "una de las políticas más apropiadas para la prevención del sobrepeso y obesidad, con resultados positivos en la salud de la población adulta e infantil", y nombraron los casos de aplicación en Ecuador, Chile, Perú y México.

Esta es una iniciativa que impulsó la segunda administración de Tabaré Vázquez, que entró en vigencia el 1° de marzo, pero fue postergada por 120 días días después, bajo la nueva administración encabezada por Luis Lacalle Pou. El País informó días atrás que el Poder Ejecutivo tiene decidido aplazar la vigencia de la normativa que obliga al etiquetado de alimentos con exceso de sodio, grasas y azúcares para 2021.

Cuatro ministerios elevaron sus informes a Presidencia para evaluar el tema, que ahora debe tomar una decisión, que será aplazar la entrada en práctica de la normativa para buscar que haya un alineamiento respecto al etiquetado en el Mercosur.

Uruguay optó por seguir el modelo chileno -octógonos que advierten sobre el exceso de sodio, grasas y azúcares- mientras que el Mercosur busca armonizar un etiquetado estilo semáforo -distintos niveles de advertencia-.

En esta coyuntura, OPS, UNICEF y FAO informaron que en esas reuniones explicaron "cómo esta medida es aceptada por los consumidores además de no afectar la industria o el empleo, según las evidencias disponibles".

"Estudios desarrollados en Uruguay en la etapa de diseño, planificación y aplicación de la política, durante los primeros días de implementación entre el 1° y el 10 de marzo de 2020, también ponen en evidencia un alto conocimiento de la medida y su aceptación por parte del 94% de la población, así como un cambio en las opciones de compra ante la presencia de octógonos en el producto por parte del 58% de los consumidores", señala el comunicado.

Esta política pública la consideran "trascendental", y destacaron que este proceso iniciado en 2016 tuvo "un amplio diálogo y consultas a todas las partes involucradas".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error