PANDEMIA

Menos del 1% de muertes en 2020 fue por el coronavirus

El ranking es encabezado hace años por las enfermedades del sistema circulatorio. De hecho, en 2020 hubo 8.315 decesos asociados a esta categoría.

CTI. Foto: EFE.
CTI. Foto: EFE.

Menos del 1% del total de las personas fallecidas por enfermedad el año pasado en Uruguay fue a consecuencia del coronavirus. Además, en 2020, murieron 32.640 personas, la cifra más baja desde 2015, cuando hubo 32.967 decesos.

Los datos fueron presentados la semana pasada por las autoridades del Ministerio de Salud Pública (MSP) a los senadores que integran la comisión de seguimiento de la pandemia en una serie de diapositivas a las que accedió El País.

Las cifras preliminares, dado que el MSP suele presentarlas a mitad de año, cuando las mismas ya fueron “depuradas”, evidencian que el 0,53% (175) de las muertes ocurridas el año pasado fueron por COVID-19.

Esta cifra se explica por el comité técnico del MSP que analiza aquellas muertes reportadas con o por coronavirus dado que difiere de los informes del Sistema Nacional de Emergencias (Sinae), que al 31 de diciembre de 2020 informaba que había 181 defunciones en todo el país.

De los 20 ítems relevados por el Departamento de Estadísticas Vitales del MSP, las defunciones por el virus se encuentran en el lugar 13, en función del número de fallecidos, detrás de las enfermedades de la piel y el tejido subcutáneo (201 decesos) y por delante de aquellas vinculadas a problemas en la sangre (156 fallecidos).

Pero el ranking es encabezado hace años por las enfermedades del sistema circulatorio. De hecho, en 2020 hubo 8.315 decesos asociados a esta categoría. Un año antes, la cifra había trepado a 8.855. Luego de este grupo, siguen los fallecidos por causas relacionadas a tumores o neoplasias (8.177), el ítem “Síntomas, signos y hallazgos no clasificados en otra parte” (3.454 decesos) y las personas que murieron por enfermedades respiratorias (2.879 casos).

La larga lista se completa con el grupo de personas que murieron por “Causas externas de morbilidad y de mortalidad” (2.307 casos), aquellas vinculadas a enfermedades del sistema digestivo (1.274) y por pacientes que tuvieron trastornos mentales y del comportamiento (1.257).

Luego, se ubica el grupo de fallecidos por enfermedades del sistema genitourinario (1.227 personas), el grupo de enfermedades endócrinas, nutricionales y metabólicas (1.109 personas), el asociado a las patologías del sistema nervioso (1.031 casos), y el de los pacientes que murieron por enfermedades infecciosas o parasitarias (707 casos). La larga lista continúa con el grupo de aquellas personas que enfermaron de la piel y del tejido subcutáneo, que preceden a aquellas que murieron por COVID-19.

Tras el grupo asociado al coronavirus, se encuentran aquellas personas que murieron por patologías vinculadas a la sangre (anteriormente mencionada), al sistema ostemuscular (133 casos) y a las malformaciones congénitas, deformaciones y anomalías cromosómicas (126 casos).

Tras los datos

Todos estos números son procesados por funcionarios del MSP, que día a día reciben distintos reportes de hospitales o mutualistas actualizando las defunciones.

Fuentes de la secretaría de Estado aseguraron ayer a El País que los datos finales sobre las causas de fallecimiento del año pasado serán publicados en junio en la web del MSP. La labor de los técnicos uruguayos que procesan las fuentes de los certificados de defunción, fue justamente uno de los temas destacados durante la comparecencia del ministro de Salud Pública, Daniel Salinas y su equipo en el Parlamento.

“Uruguay es un país ampliamente muy bien visto en los países de la región en este sentido, no solamente por los registros y la historia vacunal, por ejemplo, sino también por la calidad y los datos que se aportan a través del sistema de estadísticas vitales”, señaló la directora del Departamento de Vigilancia en Salud, Adriana Alfonso.

Años anteriores

El estudio presentado por el MSP, que no fue profundizado durante la comparecencia por las autoridades, también incluye el relevamiento de las muertes de los cinco años anteriores.

En total, en 2020 murieron por enfermedades 32.640 personas. Un año antes, fallecieron 34.807; en 2018, 34.128; en 2017, 33.173; en 2016, 34.273 y en 2015, 32.967. Al igual que el año pasado, en 2019 las enfermedades asociadas a eventos del sistema circulatorio y a tumores, fueron las que lideraron el primer y segundo lugar de grupos de personas fallecidas.

A su vez, al igual que el año pasado, en 2019, también se reiteraron aquellas causas por las que fallecen menos personas en Uruguay. Se trata de las patologías asociadas al ojo y sus anexos y a los oídos y toda al área que los rodea.

ADEMÁS

Más fallecidos por cuadros respiratorios

Las muertes por cuadros de influenza, gripe y neumonía, o por enfermedades crónicas de las vías respiratorias, entre otras, aumentaron levemente en marzo de 2020 con respecto a febrero de ese mismo año. De acuerdo a los registros del MSP, en marzo, mientras se confirmaban los primeros casos de COVID-19, creció la cifra de fallecidos por distintos cuadros respiratorios. De hecho, en los seis ítems relevados por el MSP se registra un crecimiento de los fallecidos. Por influenza, gripe y neumonía, murieron 90 personas en marzo de 2020. Un mes antes, lo hicieron 55 personas. En el caso de las infecciones agudas de las vías respiratorias inferiores, en marzo fallecieron nueve personas y en febrero cinco. El tercer caso es el de las enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores. Por este tipo de cuadros fallecieron en marzo 76 personas, mientras que en febrero, fueron 59. El mismo patrón se repitió para el caso de la enfermedad del pulmón debido a agentes externos. En este caso, en marzo hubo 33 fallecidos y en febrero 21. Además murieron 16 personas en marzo por enfermedades respiratorias que afectan al “intersticio” (tejido conectivo que forma la estructura de soporte de los alvéolos de los pulmones). Un mes antes la cifra fue de siete. En el último ítem relevado, denominado “todas las demás enfermedades del sistema respiratorio” también hubo un aumento de 33 fallecidos (febrero) a 54 (marzo). El 28 de marzo de 2020 murió la primera persona por coronavirus en Uruguay. De todas maneras, si se compara 2020 con 2019, se registró una baja de las muertes por infecciones respiratorias, informó en enero El Observador. Según datos de la División Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (MSP), en 2019 hubo 1.661 muertes por infecciones respiratorias agudas y graves. Sin embargo, el año pasado, los decesos por la misma razón bajaron a 1.204, lo que representó una caída de 27,5%, según datos a los que accedió el matutino en enero.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados