Medicina de alto costo

Ganó juicio, MSP debía darle medicamentos, pasaron tres meses y "murió esperando"

Además otras dos mujeres esperan hasta ahora que se les otorguen los medicamentos; una aguarda en el CTI.

MSP evalúa posibilidad que FEMI integre los consejos salariales de 2018. Foto: D. Borrelli
MSP. Foto: Darwin Borrelli | archivo El País.

"Julio falleció esperando", escribió en su cuenta de Twitter Juan Ceretta profesor del Consultorio Jurídico de la Facultad de Derecho, para denunciar lo que llamó "la odisea de los enfermos pobres". 

Los jueves Ceretta junto con un equipo recibe a personas que buscan ayuda para acceder a prestaciones de salud que no están cubiertas, la mayoría de las veces de alto costo. Todos los que se presentan reciben ingresos por debajo de los $ 32.000 mensuales, a veces de mucho menos. 

Con un ingreso de ese monto acceder a operaciones o a dosis de medicamentos que pueden llegar a costar miles de dólares se hace imposible. En estos casos Ceretta inicia recursos ya sea al Banco de Previsión Social (BPS), al Fondo Nacional de Recursos (FNR) o el Ministerio de Salud Pública (MSP) con el fin de que sean otorgados gratuitamente por el ente correspondiente. 

Esto le sucedió a Julio, un jubilado de 69 años diagnosticado con cáncer. Su jubilación de $ 8.500 no le alcanzaba para acceder al medicamento que su oncóloga le recetó y que no estaba cubierto por el Sistema de Salud. Este medicamento "cuenta con un informe favorable del MSP respecto a su eficacia desde el 2007", explicó Ceretta a El País. 

Primero Julio presentó notas dirigidas al MSP y al FNR para indicar su situación y solicitar que los fármacos les fueran entregados, el pedido fue negado. Luego inició un recursos de amparo el 19 de setiembre y "un juez condenó al MSP el 19 de noviembre a entregarle a Julio el fármaco en un plazo de 72 horas", indicó el abogado. 

El ministerio apeló y un Tribunal lo condenó nuevamente el 9 de diciembre. Casi tres meses después de ese fallo Julio falleció sin haber accedido al medicamento. "¿De qué le sirvió ganar?", se pregunta Ceretta.

El abogado explicó a El País que "cuando se apela, mientras se tramita esa apelación, se debe cumplir con la sentencia. Quiere decir que si el ministerio fue condenado en primera instancia no importa si la apelación va a durar dos o tres semanas porque mientras tanto le tiene que dar el medicamento". 

La fecha que tiene que tomarse en cuenta para que rija el plazo de 72 horas es la fecha de la condena en primera instancia. "Lo que nosotros decimos en términos técnicos es que la apelación de sentencia definitiva en el juicio de amparo no tiene efecto suspensivo, es decir que no suspende la condena, hay que cumplirla", indicó el abogado y agregó: "Pero eso no sucede". 

Ceretta indicó además que los pasos para solicitar el medicamento también son largos.

"Primero el paciente le entregó una nota al ministro para que estudiara su caso, él dijo que no se lo daba, hizo un juicio, se pronunció un juez, se pronunció un tribunal, después se tuvo que llenar un formulario y presentárselo al ministro rogándole que le entregue el medicamento y cumpla la sentencia. Un estudiante nuestro va todos los días a llevar formularios, pero te dicen 'bueno ahora pasa a la sección licitaciones, mañana a la sección compras', es todo una burocracia que no tiene relación con la situación", opinó.

Otros dos casos. 

Julio no es el único que esperaba por un medicamento. Ceretta dijo a El País que hay otros dos casos -dos mujeres- esperando por un medicamento que, al igual que Julio, ganaron tras realizar un juicio. 

"Tenemos varios casos pero hay dos que son los que más nos preocupan en este momento porque están en serio riesgo de que la enfermedad avance o de que tenga un desenlace como el de Julio", indicó.

El primer caso es el de Helena, que tiene cáncer de tiroides y hace más de dos meses que se dictó la sentencia para que el MSP le entregue el medicamento y aunque la cartera apeló un segundo fallo tuvo igual veredicto. "Ya hace más de dos meses que está la sentencia que otorgaba un plazo de 72 horas para entregar el medicamento y hasta ahora no se ha cumplido", agregó. 

El segundo es el caso de Mery, una joven de 19 años diagnosticada con una porfiria cutánea denominada "la enfermedad de los vampiros" por los problemas que presenta si se expone al sol. 

"Es la misma enfermedad que tenía la hija de Isabel Allende que cuenta en su libro Paula", indicó Ceretta y contó que la escritora se contactó con el equipo de abogados por este caso. 

En este momento Mery se encuentra en el CTI, la familia logró comprar la primera dosis que consiguió que ella no siguiera agravándose pero ahora esos medicamentos se acabaron. Tras un juicio un juez condenó al MSP que hasta el momento no ha cumplido, si bien ya pasaron más de dos semanas.

"Cuando el condenado es el MSP es toda una odisea"

Ceretta indicó que la mayor lucha para la entrega de medicamentos la tienen con el ministerio. "Si el condenado es el Fondo Nacional de Recursos no pasa nunca esto porque el Fondo cumple enseguida; si el condenado es el BPS cumple -no tan rápido como el Fondo pero relativamente rápido-; el problema lo tenemos siempre con el MSP", expresó.

"Cuando el condenado es el ministerio es toda una odisea lograr que se cumpla, siempre hay que estar atrás, pelear. En algunos casos la cumplen y en otros pasa lo que pasó", agregó.


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)