AÚN NO HAY UNA FECHA PREVISTA

El gobierno ajusta el protocolo para el retorno de los eventos sociales

Álvaro Delgado y Nicolás Martinelli recibieron ayer en Torre Ejecutiva a la Cámara de Eventos del Uruguay (CEU) para discutir cómo será el retorno de los eventos sociales durante los próximos meses.

Funcionarias que participaron del plan piloto "Pase verde" durante la función del Ballet Nacional del Sodre. Foto: Marcelo Bonjour
Funcionarias que participaron del plan piloto "Pase verde" durante la función del Ballet Nacional del Sodre. Foto: Marcelo Bonjour

La Cámara de Eventos del Uruguay (CEU) se reunió ayer en Torre Ejecutiva con el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, y el asesor del presidente, Nicolás Martinelli, para definir cómo se instrumentará el retorno de los eventos sociales durante los próximos meses. A pesar de que no se definió ninguna fecha exacta para que se puedan volver a organizar, desde la CEU confían en que el sector estará funcionando con cierto ritmo “de alguna u otra manera” en los meses de la primavera.

“Era necesario conversar sobre una vuelta responsable a la actividad y el gobierno se comprometió a comenzar a gestionarla. Esperábamos que sea en julio, tomando en cuenta que los contagios diarios y los ingresos a CTI vienen bajando, y por suerte el efecto vacuna ya se está notando. Además, nosotros precisamos tener un margen antes de empezar a trabajar para poder preparar todo, no podemos hacerlo de un día para el otro”, dijo a El País el presidente de la Cámara de Eventos, Germán Barcala.

Hasta el 23 de marzo el protocolo aprobado para eventos sociales era de 80 personas en un lugar cerrado, incluía el uso de tapaboca obligatorio y tenía una duración máxima de cuatro horas. Hoy eso está prohibido. No se puede realizar ningún tipo de evento social y, como consecuencia de esto, todo el sector detrás de la organización de fiestas y eventos ha sido uno de los más golpeados por la crisis sanitaria.

A pesar de que desde la CEU esperaban que el retorno ocurriera en julio, aún se desconoce cuándo efectivamente comenzarán a trabajar. Lo que ocurre ahora es que se plantean dos escenario posibles, los cuales podrían combinarse, para la habilitación de eventos: uno de ellos, la generación de un protocolo que podría ser el mismo que ya estaba vigente antes de marzo y, el otro, la implementación del “pase verde” o “pase responsable” para los asistentes.

Según Barcala, se analizarán los posibles cambios al protocolo del pase responsable debido a que este puede variar según el tipo de evento. La diferencia fundamental con el protocolo establecido anteriormente está en que aquel “exige ciertas cosas y es obligatorio para todos”, mientras que el pase responsable no es obligatorio, sino que se puede hacer o no.

“El pase permite aforos más grandes y eventos más largos, algo que para el sector es buenísimo. Para un evento puntual se puede implementar y sería una situación más parecida a lo que ocurría antes de la pandemia”, explicó.

El encargado de la CEU dijo que entre las solicitudes estuvo el pedido de modificaciones al protocolo que estaba habilitado en marzo con el fin de “ajustarlo un poco más a la realidad”. Según Barcala es importante tomar en cuenta el espacio que tienen los salones y no solamente definir un número determinado de personas habilitadas a concurrir. “En salones donde entran 1.000 personas no tiene sentido que haya solo 80 cuando podrían ir más con todos los cuidados necesarios”, dijo.

Pase verde en el Sodre. Foto: Marcelo Bonjour.
Pase verde en el Sodre. Foto: Marcelo Bonjour.

Sin embargo, consultado al respecto, Martinelli subrayó, después de la reunión en Presidencia, que el único protocolo que puede cambiar es el del pase responsable, porque cuando se retome la posibilidad de realizar eventos se “seguirá con el que ya existía el año pasado”.

El gobierno coordinará una reunión entre la Cámara de Eventos y el Ministerio de Salud Pública (MSP) en las próximas semanas con el fin de profundizar sobre la instrumentación del regreso de las fiestas.

Segundo pase verde.

En la reunión de ayer también estuvo sobre la mesa la posibilidad de un segundo proyecto piloto del pase responsable bajo la organización de la CEU.

El primer evento se realizó hace dos semanas en el Auditorio Nacional del Sodre y concurrieron más de 100 personas que se hicieron un test rápido de antígenos antes de ingresar al lugar. En esa oportunidad todos los resultados fueron negativos e incluso se hizo un seguimiento durante una semana para confirmar que ningún invitado tuviera síntomas de COVID-19.

El resultado del primer plan piloto de la vuelta a los eventos fue favorable y ahora el gobierno analiza cómo y cuándo se volverá a implementar esta “herramienta”, como la llama Martinelli. Sebastián Bauzá, secretario nacional de Deportes, dijo la semana pasada en Punto de Encuentro (Radio Universal) que el gobierno estudia que el público pueda volver a los estadios de fútbol después de la primavera en base al “pase verde”, lo que permitiría entrar a: personas vacunadas, a las que han tenido COVID y ya tienen anticuerpos y los que se realicen test rápidos que se puedan hacer antes de ingresar. El pase verde tendría diferentes grados de riesgo según la cantidad de personas y el lugar. Los eventos que generalmente organizaba la CEU antes de la pandemia hoy están calificados como de “alto riesgo”.

MEF analiza un apoyo al sector

La semana pasada el subsecretario de Economía y Finanzas, Alejandro Irastorza, recibió a las autoridades de la Cámara de Eventos para escuchar su planteo en torno a nuevas medidas económicas para el sector.

Fundamentalmente, solicitaron el descuento del 22% del IVA al cliente y la extensión del plazo hasta el 30 de junio de 2022 de la exoneración de mínimos mensuales del IRAE y anticipo del impuesto al patrimonio.

El presidente de CEU dijo que Irastorza recibió las propuestas “de buena manera” y entendió las necesidades del sector. “Estamos con cierta expectativa de tener respuestas afirmativas en los próximos días”, dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados