SALUD PÚBLICA

El gobierno ajusta los detalles de la apertura del "corralito" mutual

Esta vez se utilizará un nuevo sistema informático que registrará las huellas dactilares de los usuarios que pretendan cambiar de prestador, para corroborar que la persona es quien dice ser.

El MSP prepara la apertura del "corralito mutual" para febrero. Foto: Archivo El País
El MSP prepara la apertura del "corralito mutual" para febrero. Foto: Archivo El País

A esta altura del año pasado el presidente de la República, Tabaré Vázquez, ya había firmado un decreto que sorprendía a las autoridades de la Junta Nacional de Salud (Junasa) en el que suspendía la apertura del “corralito” mutual que permite a los usuarios cambiar de mutualista en febrero sin tener que explicar los motivos.

Este año, sin embargo, las autoridades de la salud están decididamente dispuestas a darle apertura al sistema dado que aseguran que esta vez sí están dadas todas las garantías para que no vuelvan a repetirse casos de intermediación lucrativa, según informaron a El País fuentes de la salud.

Para ello, al igual que se tenía previsto el año pasado, el Ministerio de Salud Pública (MSP) cuenta con un sistema de registro informático con huellas dactilares para constatar que la persona que realiza el trámite sea realmente quien dice ser.

Este miércoles el presidente de la Junasa, Arturo Echevarría, informó algunos de estos detalles a los representantes del MSP, Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Banco de Previsión Social (BPS) y de los representantes de los prestadores y usuarios.

Una fuente política informó a El País que a pedido de las mutualistas, en esta oportunidad se podrán realizar afiliaciones no solo en las sedes de los prestadores, sino también en centros secundarios periféricos. El informante señaló que “está todo encaminado para minimizar la posibilidad de cualquier tipo de estafa”.

Lo mismo consideró en diálogo con El País el representante de los usuarios en la Junasa, Nelson Sena, que manifestó que “lo que intenta el gobierno con la instrumentación del nuevo formato es intentar buscar la certeza de minimizar o que no sea posible la intermediación lucrativa”.

Sena señaló que el “corralito” no se abre hace dos años porque “hay prestadores que son infieles”. Para prevenir este eventual escenario fue que el Poder Ejecutivo emitió en septiembre un decreto en el que no solo obliga a las instituciones médicas a solicitar autorización al MSP para realizar publicidad, sino que prohíbe a los centros realizar propaganda para captar usuarios con “ingresos provenientes de la cuota salud” que es el dinero que se le transfiere a cada centro de salud en función del “número de personas inscriptas en sus padrones”. El País informó que varias mutualistas analizaban recurrir el decreto del Poder Ejecutivo.

Intermediación lucrativa.

El “corralito” mutual no se abre desde 2018 por los hechos de “intermediación lucrativa” detectados por las autoridades en 2017, según la posición que asumió el Poder Ejecutivo.

Los casos conocidos como la “megaestafa” al Fondo Nacional de Salud quedaron al descubierto tras detectar que estafadores cobraban dinero por inscribir a pacientes en mutualistas. Una de las maniobras por la que hubo 30 personas procesadas, consistía en inscribir en falsas empresas a personas que vivían en asentamientos a cambio de pagarles entre $ 500 y $ 1.000.

En septiembre el ministro Jorge Basso informó que lo que se buscaba es “asegurar la trazabilidad de los usuarios” a partir de un nuevo sistema informático para realizar las inscripcionesSalud Pública, “Corralito”, de los nuevos afiliados. Durante el año, el cambio de mutualista solo puede ocurrir por motivos económicos, cambio de domicilio o disconformidad.

Sistema pedirá huella digital

El nuevo sistema informático que se utilizará para prevenir posibles estafas solicitará las huellas dactilares en formato digital de todas las personas que pretendan cambiar de mutualista. Fuentes de la salud indicaron que la semana próxima comenzarán los cursos de capacitación de los funcionarios de las mutualistas a quienes se les enseñará cómo usar los dispositivos. El año pasado El País y Carve informaron que la Junasa ya contaba con un sistema de huellas para prevenir estafas y que el servicio sería prestado por Geocom. Sin embargo, las autoridades postergaron la apertura.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados