CORONAVIRUS 

GACH: Si tendencia continúa "desborde en la capacidad de camas" de CTI es "una cuestión de tiempo"

“La ocupación actual por COVID-19 es baja (5%), pero esta cifra incrementará rápidamente, con un retardo de días o pocas semanas, siguiendo la curva exponencial del país.

Uruguay solo llegó a tener en CTI, a la vez, 16 pacientes de COVID-19. Foto: Fernando Ponzetto
Pandemia de COVID-19 en Uruguay. Foto: Fernando Ponzetto - Archivo El País 

El Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) elaboró una serie de informes que presentó en las últimas horas al presidente Luis Lacalle Pou y que divulgó este miércoles, luego de que sus caras visibles brindaran una conferencia de prensa en la Torre Ejecutiva.

Uno de ellos – sobre el “Impacto de la pandemia en el área de Medicina Intensiva en Uruguay” hasta el 12 de diciembre- alerta sobre cómo la trayectoria de la pandemia de COVID-19 puede repercutir en la disponibilidad de las camas de cuidados intensivos. “La ocupación actual por COVID-19 es baja (5%), pero esta cifra incrementará rápidamente, con un retardo de días o pocas semanas, siguiendo la curva exponencial del país. De continuar de esta manera, el desborde en la capacidad de camas es un evento predecible y una cuestión de tiempo”, indicaron los expertos que firman el informe.

El último reporte del Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) mostró que ayer había 42 pacientes con coronavirus internados en cuidados intensivos, un máximo desde marzo. Ayer había 3.425 personas cursando la enfermedad, también un nuevo récord de casos activos en el país.

En un contexto de incremento de los contagios en Uruguay, el informe conocido hoy indica que “en caso de mantenerse estas tendencias, las proyecciones mostradas del Grupo de Área Modelos y Ciencia de Datos del GACH (12-12-2020), establece que para fines del mes de diciembre habría de 110 a 150 casos en CTI (15 a 20 % de ocupación por COVID-19) y posiblemente el doble de casos y de ocupación de camas para fines del mes de enero”.

Por otro lado, también se menciona dónde están las unidades de cuidados intensivos en Uruguay y qué desafíos podría generar esto. “La distribución de las unidades muestra la concentración en área metropolitana”, y agrega que “se destaca que existe una debilidad relativa de camas de CTI en frontera norte, donde se despliegan unidades chicas, con poca cantidad de camas disponibles, frente a la constante amenaza epidemiológica desde Brasil, que ha motivado múltiples brotes”. Por este motivo “es importante implementar programas de complementación público/privado, regionalización, centros de referencia, coordinación de traslados”, entre otros.

Además, este trabajo prende alarmas acerca de qué puede suceder con el personal de la salud que deba confinarse por haber estado en contacto con un caso positivo o por estar enfermo. “Existe una gran incertidumbre y preocupación por el impacto que las cuarentenas por contactos con casos positivos o las certificaciones por contagio que pudieran ocurrir en el personal de salud de los CTI. El personal de salud está particularmente expuesto y de un 10 a 30 % pueden sufrir contagio por la enfermedad con todo el impacto que va a generar sobre los recursos humanos ya comprometidos”, se afirma.

Este miércoles en la conferencia de prensa, el matemático Fernando Paganini dijo que el modelo hecho por el equipo que lidera muestra que puede haber 1.200 casos nuevos diarios de la enfermedad hacia final de año y 120 camas de CTI ocupadas por pacientes con coronavirus a esa altura. "Ese número todavía cabe dentro del sistema", dijo sobre las camas de cuidados intensivos. "Se empezaría a comprometer la cosa" más adelante si la tendencia actual no se modifica, por lo que hay que "frenar ahora la curva", dijo Paganini.



Reportar error
Enviado
Error
Reportar error