CAMBIO DE ESTRATEGIA

Farmacias venderán test para autodiagnósticos de COVID-19 a unos $ 1.000

El Ministerio de Salud Pública apuesta a abrir el mercado uruguayo a varios laboratorios para poder bajar el precio del producto.

Aunque se venderán en farmacias, el MSP insistirá en que se deben reportar positivos. Foto: Fernando Ponzetto
Aunque se venderán en farmacias, el MSP insistirá en que se deben reportar positivos. Foto: Fernando Ponzetto

El Ministerio de Salud Pública (MSP) espera que a más tardar en un mes los uruguayos puedan comprar en las farmacias test de autodiagnóstico para “salir rápido de la duda”, en caso de que piensen que pueden ser portadores de COVID-19.

El anuncio fue realizado por el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, en la conferencia de prensa que dio junto al presidente Luis Lacalle Pou el pasado miércoles. El jerarca sostuvo que la cartera está en estos momentos analizando la eficacia de este tipo de exámenes, que lo que hacen es medir la cantidad de anticuerpos en el cuerpo y que ya se están vendiendo en varios países de la Unión Europea.

Según supo El País, lo que los científicos del MSP están haciendo es tomar muestras de personas positivas del nuevo coronavirus y aplicarlas en los test para medir qué tan efectivos son. Al mismo tiempo analizan las muestras con exámenes de PCR y de antígenos, que son los utilizados en Uruguay hasta ahora. Tras esto, comparan qué tan efectivos son los nuevos test y sobre todo qué tantos falsos negativos dan.

La eficacia de este tipo de pruebas suele ser de un 80% o más. Es decir que hay solo dos posibilidades en 10 de que arrojen un negativo que no lo es. Cuanto más síntomas tenga la persona, más factible es que si se trata de un COVID-19 positivo el dispositivo no se equivoque. Esto tiene que ver con que es más fácil detectar los casos cuando la carga viral es alta.

Son varios laboratorios los que comercializan en el mundo estos test de anticuerpos, pero por ahora las autoridades sanitarias estudian tan solo una propuesta de Abbott, una firma fundada en 1988 con sede al norte de Chicago, en Estados Unidos.

¿Cómo funcionan?

Según la información que fue enviada al MSP, y a la que accedió El País, para la realización de la prueba “solo hay que tomar una muestra de la nariz o la garganta con un hisopo, mezclarla con un reactivo que libera proteínas virales específicas y ponerla en una tira de papel que contiene un anticuerpo que se une a las proteínas (en caso de que estén presentes en la muestra)”.

Luego de este procedimiento, si pasados 15 minutos en la tira de papel que está incrustada al dispositivo “aparece una reacción”, eso significa que el resultado es positivo.

Test de coronavirus. Foto: AFP
Test de coronavirus. Foto: AFP

“Es como un test de embarazo”, simplifica una fuente de la cartera de Salud Pública. E incluso señala que el test de anticuerpos, al igual que este otro, contiene líneas que se tiñen de un color en caso de que la prueba sea positiva.

Los proveedores de este tipo de exámenes se suelen jactar de que es el modo de testeo más rápido y fácil de usar, y de que es más barato.

En Europa el precio ronda los cuatro o cinco euros. En Uruguay, según contaron las fuentes del ministerio, el precio inicial podría ser bastante más caro. Hablan de $ 1.000, pero esperan que el costo baje a medida de que más laboratorios sean habilitados a vender en el país y tengan que competir. Las autoridades confían en que en poco tiempo puedan salir la mitad, $ 500.

Alerta de positivos.

Entre octubre y diciembre pasado el gobierno uruguayo recibió varias propuestas de laboratorios para vender en Uruguay sus test de autodiagnóstico. Una de las razones por las que se les dijo que no, es que la realización de exámenes a través de PCR permite a las autoridades sanitarias el monitoreo de las personas que dan positivo. La semana pasada el MSP ya anunció que iba a dejar el PCR para hacer test de antígenos, que no llegan a tener tanta sensibilidad, pero se consigue el resultado también en 15 minutos. Los test de anticuerpos serían un paso más en un plan que parece pretender la mayor cantidad de testeos posible en el menor tiempo.

“El miedo era perder el hilo epidemiológico”, señalaron. Ahora, dado que más del 40% de los casos no son detectados -pues una de las primeras cosas que saturó el aumento de contagios fue el departamento del MSP que se encarga de hacer el seguimiento epidemiológico-, el gobierno entiende que lo importante es que se realicen testeos y que las personas sepan si están contagiadas.

El MSP comunicará a quienes utilicen estos test de autodiagnóstico que tienen la obligación de avisar a su prestador de salud en caso de ser positivos y de tomar de inmediato medidas de aislamiento. Si dan negativo no precisan hacerlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados