Publicidad

Estos son los efectos en la salud del consumo de trihalometanos, según informe de la Facultad de Medicina

La facultad elaboró un texto en respuesta a una serie de preguntas elaboradas por la Intendencia de Montevideo y fue dado a conocer este viernes por la intendenta Carolina Cosse.

Compartir esta noticia
Agua corriente
Vaso con agua corriente de OSE
Foto: Leonardo Mainé

Redacción El País
Un informe de la Facultad de Medicina responde sobre los posibles efectos del consumo de trihalometanos (THM) en la salud humana, semanas después de que el Ministerio de Salud Pública informara que había autorizado a OSE a brindar agua corriente con una mayor presencia de estos compuestos, como consecuencia de la crisis hídrica.

El informe, al que tuvo acceso El País, fue elaborado a raíz de una serie de consultas que le realizó la Intendencia de Montevideo (IMM) a la propia facultad. Al recibir la información, la comuna decidióextender el beneficio del agua embotellada a todas las embarazadas de Montevideo, ya que el texto vincula el consumo de trihalometanos en etapas precoces del embarazo con una serie de malformaciones en fetos.

La facultad “comparte” la preocupación sobre los cambios en la calidad del agua y señala que, en términos generales, existe “poca evidencia” sobre efectos agudos a partir del consumo de agua con niveles elevados. “Los casos reportados se refieren a cuadros obstructivos respiratorios”, señala.

De todos modos, es “necesario” destacar que se debe hacer “énfasis en que la ausencia de evidencia en parte ocurre por lo excepcional de la situación y no debe ser confundida con que no existan riesgos potenciales o que no hemos podido identificar”. La evidencia sí indica que el potencial impacto en la salud dependerá del nivel alcanzado y del periodo de exposición.

¿Cuáles son los riesgos para la salud de la población general por el consumo de agua con THM?

Los THM pueden ingresar al organismo absorbiéndose por vía digestiva, inhalatoria y cutánea. La mayoría de los riesgos para la salud de la población general son a largo plazo, luego de décadas de exposición, salvo los que se relacionan con la sensibilización química de vías respiratorias. En nuestro país se comenzó a medir la presencia de trihalometanos en 2011. La población más añosa ha tenido una exposición no determinada a los trihalometanos.

¿Existen poblaciones particularmente susceptibles a daños de la salud por este consumo?

Un grupo de personas susceptibles podrían ser los niños, sin embargo pese a esto no existe evidencia de daños a la salud ante el consumo de agua en estas condiciones. La inhalación puede causar sensibilización química causando cuadros respiratorios obstructivos.

¿Existe riesgo con el consumo en períodos cortos de tiempo en personas con factores de riesgo o susceptibilidad genética de desarrollar cáncer?

La agencia Internacional de investigación sobre el cáncer IARC estableció que los trihalometanos son sustancias que posiblemente podrían causar cáncer. Se clasifican en la categoría 2B (siendo las sustancias categoría 1 sustancias demostradas como cancerígenos y las pertenecientes a la categoría 4 las no relacionadas con el cáncer). Basándonos en la bibliografía, cuando aumenta de manera marcada la presencia de trihalometanos en el agua procesada se podrían propiciar procesos de inestabilidad genómica y potencialmente oncogénicos. Sin embargo, no es clara la evidencia que el consumo en cortos periodos de tiempo en personas susceptibles aumente el riesgo de cáncer.

¿Existe algún riesgo específico para las embarazadas?

La presencia de THM en el agua se ha asociado con complicaciones en el embarazo y en el feto. La evidencia sobre los riesgos en el embarazo de condiciones ambientales es siempre compleja por lo multifactorial de los resultados perinatales. Lo multifactorial y complejo de su análisis lleva a publicaciones contradictorias, que deben interpretarse con cautela, indica el estudio.

En cuanto al consumo en etapas precoces del embarazo, la evidencia plantea relación con dos sectores de malformaciones, cara y sistema cardiovascular. En la cara, se asocian altas dosis de THM con defectos en el cierre palatino y afectaciones visuales. También se describen posibles malformaciones cardíacas con una relación dosis dependiente con los THM, tanto con la ingesta como con la exposición cutánea (baños). No se ha demostrado asociación con riesgo de prematurez.

Otro punto discutido es la asociación con el bajo peso al nacer. Existen estudios que han demostrado su asociación en relación directa con la dosis mientras se de la exposición frente a la ingesta, con un cofactor importante como son las diferentes etnias Esta asociación no se demostró en el caso de inhalación o exposición cutánea.

Según conclusión del metanálisis, no hay evidencia de que exista asociación entre niveles de productos derivados de la depuración de agua de consumo ingeridos por la madre y efectos sobre el desarrollo pondo estatural fetal o la prematuridad, salvo para los niños pequeños para edad gestacional en los que podría darse cierta relación.

¿Existen riesgos mayores en niños ante el consumo de agua en las condiciones actuales?

No se encontró evidencia científica de que los trihalometanos causen riesgos para la salud de niñas, niños y adolescentes. Algunos estudios demostraron mayor riesgo de crisis asmáticas en escolares y adolescentes expuestos a THM en el agua del grifo y en piscinas.

Teniendo en cuenta que los THM se absorben por la piel, además de las vías digestiva e inhalatoria y que el niño tiene una mayor superficie corporal en relación al peso, al compararse con adultos, se recomienda que los baños por inmersión sean por el menor tiempo posible, en habitaciones no totalmente cerradas.

Lea el informe completo:

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad