CORONAVIRUS 

Respirone y RNME: estos son los respiradores hechos en Uruguay presentados hoy

Los ministros de Salud y de Industria presentaron, junto a la ANII, los respiradores creados por empresas uruguayas en 40 días.

Presentación de los respiradores realizados por dos empresas uruguayas. Foto: Ministerio de Industria, Energía y Minería.
Presentación de los respiradores realizados por dos empresas uruguayas. Foto: Ministerio de Industria, Energía y Minería.

14.000, 17.000, 20.000 o hasta 80.000 dólares —dependiendo el lugar de importación— es lo que podía costar, según el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, un respirador. Si la pandemia del coronavirus desbordaba la capacidad de atención sanitaria, Uruguay debía tener respiradores para poder atender a los pacientes con COVID-19 más graves, pero el precio de estos insumos estaba sujeto a “especuladores” y  al “aprovechamiento”, de acuerdo a Salinas. Por ese motivo, entre otros, fue que se decidió apostar a la industria uruguaya.

Fue así que surgió el proyecto "Diseño y producción de respiradores para afrontar el COVID-19", al que se presentaron 19 proyectos, de los cuales dos fueron seleccionados. Uno de los modelos que se eligió fue Respirone, de la asociación de las empresas Ingenca, Pensur, Tadomer S.A. y Note SRL, que recibió el apoyo de $ 1.500.000, según un comunicado del Ministerio de Industria, Energía y Minería de este viernes. 

Además, informó que el segundo modelo escogido es Respiradores Neumáticos Modulares de Emergencia (RNME) que lo presentó en conjunto Spectrum Uruguay, Viviestar y Fundación Latitud, y tuvo un subsidio de $ 4.500.000.

Por un lado, el respirador RNME tuvo un costo de 4.000 dólares. "A partir de la semana próxima, estará accesible online (en rnme.org) para que pueda ser replicado en cualquier lugar". Por otro lado, "el modelo de Respirone costó 2.000 dólares, tomando en cuenta solo los materiales".

Se entregaron al Ministerio de Salud Pública (MPS) 50 respiradores de estos dos modelos. 

El ministro de Industria, Omar Paganini, comentó este viernes que a estos dos equipos se les dio 40 días para tener operativos los respiradores.

Si bien los equipos pueden tener algún perfeccionamiento, sobre todo desde el punto de vista comercial, este proyecto demostró que "Uruguay tiene un ecosistema tecnológico que está a la altura de desafíos nuevos y la bioingeniería tiene que ser una de las líneas a explorar”, agregó el ministro de Industria.

Para Paganini “cuando vino la pandemia, Uruguay se puso las pilas y muchas de las capacidades que estaban en nuestra sociedad se activaron”. Ambas empresas demostraron que “una crisis se transformó en una oportunidad y hay que celebrarlo”.

Salinas, por su parte, dijo que se trata de una “una crisis que ha sido una oportunidad para el Uruguay. Convertir una adversidad en una ganancia es algo desafiante y nuestro país ha estado a la altura”, y agregó: “La verdad que no podemos estar más que orgullosos, felices de ese despertar de las capacidades nacionales”.

Para culminar la presentación de estos dos respiradores, Salinas dijo que “Uruguay no es una isla. Estamos enfrentando una pandemia. Pero la forma de la sociedad de enfrentar este flagelo ha sido muy ordenada, muy coordinada”. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados