LA MARCHA DE LA PANDEMIA

COVID-19: Daniel Salinas reclama evitar los "asaditos", cumpleaños y las movilizaciones

Ante la crisis sanitaria y la cifra de fallecidos por el nuevo coronavirus, el ministro de Salud Pública pidió en el Parlamento “cuidar comportamientos”.

Dos señoras caminan de tapabocas en Plaza Independencia. Salinas insistió sobre el concepto de libertad responsable. Foto: Estefanía Leal
Dos señoras caminan de tapabocas en Plaza Independencia. Salinas insistió sobre el concepto de libertad responsable. Foto: Estefanía Leal

"El susto despertó al mamado”. La frase pronunciada por la senadora Lucía Topolansky en la pasada campaña electoral fue citada por el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, para describir la situación actual de la pandemia. Dijo que “el susto” está concientizando a la población, pidió no politizar el trabajo del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) y llamó a respetar la autoridad del presidente Luis Lacalle Pou.

En una larga comparecencia virtual en la Comisión de Salud del Senado, Salinas reconoció que con la llegada de la cepa P1 “hay un 280% más de infectividad”, según se establece en la versión taquigráfica a la que accedió El País. “Antes el paradigma era que los niños no se infectaban y ahora tenemos números que nos dicen lo contrario. Antes no se morían los jóvenes y ahora sí. ¡Hay un cambio!”, reconoció el jerarca.

Salinas dijo que la forma de protección es solo una: “vacunarnos a troche y moche, tal como lo venimos haciendo”. En ese sentido, adelantó que calcula que en unas tres o cuatro semanas los mayores de 70 años estarán vacunados con la primera dosis.

Además, el ministro llamó a cuidar los comportamientos. “¿No es cierto que podríamos evitar todos los tés de las señoras, los cumpleaños, las movilizaciones, los partiditos de fútbol, por un tiempo, hasta que esto baje y llevemos una cantidad significativa de personas inmunizadas?”, preguntó. En la misma línea insistió sobre el concepto de libertad responsable: “¿Cuánto va de nosotros y cuánto de papá Estado?”

El ministro pidió hacer una autocrítica de las conductas. “¿Hicimos todo lo que debíamos o seguimos con los asaditos, las fiestitas y los cumpleaños?”. Y llamó a “ir de casa al trabajo y del trabajo a casa” para evitar contagios.

Ante los cuestionamientos de legisladores del Frente Amplio, Salinas defendió la gestión del gobierno y dijo que “nadie está preparado para una situación catastrófica biológica como esta”. “No es un tsunami, no es un terremoto, no es un tornado como el que se llevó Dolores ni la inundación de 1958, por la cual tuvo que salir el general (Líber) Seregni con el Ejército a evacuar ciudades enteras, pero es una situación de casi catástrofe”, afirmó. Enseguida aclaró que la diferencia es que no es nacional, sino de carácter global.

Luego de que el Frente Amplio citara el informe del GACH para pedir más restricciones de movilidad, Salinas dijo que quisiera que “jamás” se usara la opinión de los científicos “en un nivel de politización”. “De manera que es mejor responsabilizar al ministro, llamarlo para que dé explicaciones y pasarle la factura, pero dejemos afuera de este tema al GACH”, insistió.

También pidió “respetar” que hay un presidente “electo por el voto popular”. “No está porque sí. Y ese voto popular indica que hay una jefatura y un jefe de Estado”, indicó.

Salinas también rebatió el argumento del Frente Amplio de que se comenzó a vacunar de forma tardía. “Por supuesto que me pueden echar la culpa. No hay problema. La culpa es cristiana. Me pueden adjudicar la responsabilidad, que es más neutra. Yo no sé qué es tardío y qué no es tardío, porque nosotros hoy por hoy estamos en 32,26 cada 100 habitantes”, afirmó sobre el ritmo de la inmunización.

Además subrayó, en respuesta a la oposición, que “con el diario del lunes somos todos campeones y todos opinamos”. En su defensa, dijo que pasó meses negociando la compra de vacunas de AstraZeneca, pero surgieron complicaciones derivadas de efectos adversos, y después el propio Lacalle Pou consiguió acuerdos con Sinovac y Pfizer. Además, cuestionó que legisladores del Frente Amplio no aprobaran la ley de prohibición de reuniones. “Llama la atención”, aseguró.

Salinas también rebatió el argumento del Frente Amplio de que se comenzó a vacunar de forma tardía. Foto: Francisco Flores
Salinas también rebatió el argumento del Frente Amplio de que se comenzó a vacunar de forma tardía. Foto: Francisco Flores

También reconoció que en su “inocencia”, cuando comenzó la pandemia en marzo o abril del 2020, planteó cerrar fronteras. “Hasta que fui a Rivera y vi que hay 10 kilómetros de frontera. Es absolutamente imposible vallar Rivera”, explicó. A futuro, opinó que -una vez que estemos “bien inmunizados”- la intención es “ayudar” en algo a los brasileños desde el punto de vista sanitario.

“Pero primero está Uruguay. Y sobre el ingreso a la frontera, insisto, la verdad es que yo me imagino el Muro de Berlín. No podemos bloquear. No funciona así. Y hecha la ley, hecha la trampa. La van a hacer la trampa”, argumentó.

Incumplimiento de cuarentenas.

La cartera de Salud Pública detectó el incumplimiento de cuarentenas por parte de 307 personas y derivó 172 a la Justicia y a Fiscalía.

Carolina Rebagliatti, directora de Dirección General de Fiscalización, informó en la Comisión de Salud del Senado de todas las inspecciones realizadas hasta el 9 de abril.

Según dijo, se hicieron 3.623 intervenciones a lo largo de la emergencia sanitaria, vinculadas a la vacunación y al cumplimiento de protocolos y cuarentenas por parte de personas que ingresaron al país.

Vacuna coronavirus. Foto: Reuters
Vacuna coronavirus. Foto: Reuters

Se relevaron en total 1.426 casos de cumplimientos de cuarentena e incumplimientos por parte de 307 personas. Según explicaron fuentes del MSP a El País, la vigilancia se hizo tomando un muestreo al azar de las individuos que desde octubre del 2020 arribaron a Uruguay (vía Buquebus).

De los casos de incumplimientos, 172 se derivaron a la Justicia Penal -por jurídica de la cartera- y se denunciaron en Fiscalía. “Todos estos casos se encuentran en la órbita judicial”, explicó Rebagliatti en la Comisión de Salud.

Por otro lado, la Dirección General de Fiscalización de Empresas está atendiendo la gestión de 590 denuncias relacionadas a incumplimientos en el ámbito laboral de medidas preventivas.

A su vez, se realizó la inspección del cumplimiento de los tiempos de espera para la realización de los test de COVID-19 por parte de los diversos prestadores y se cobraron tres multas por un total de $ 908.480.

Salinas: "La gente se puede poner nerviosa"

El ministro Daniel Salinas reconoció que “la gente” se puede poner “nerviosa” porque está en la fila de la agenda para vacunarse, pero señaló que hay que esperar la llegada de 1,5 millones de dosis de Sinovac prevista para la segunda quincena de mayo. “Yo sé que genera inquietud. Mis hijos también están en la cola de agenda. Hasta mediados de mayo no les va a tocar”, aseguró el ministro en su comparecencia a la Comisión de Salud.

Dijo que no se puede seguir adelante “con un ritmo loco de vacunación”, y que se tiene que garantizar que quien se haya dado la primera dosis tenga sí o sí la segunda guardada.

Gestión para destrabar fármacos
El canciller Francisco Bustillo. Foto: Estefanía Leal.

El Ministerio de Salud Pública (MSP) adoptó medidas para asegurar los medicamentos y el oxígeno para tratar a los pacientes internados por el coronavirus.

Un subproducto de las plantas de celulosa es el oxígeno comprimido y una de las gestiones que hizo el gobierno fue ante UPM, que tenía prevista una parada técnica, y se logró que produjera seis días más para poder obtener el gas.

También se consiguió la importación de camiones de oxígeno comprimido desde Argentina y la instalación de otras plantas para generarlo. “Se está haciendo todo lo posible; hemos trabajado mucho”, aseguró ante el Parlamento el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas.

Además, en conjunto con el canciller Francisco Bustillo se hacen gestiones para destrancar las importaciones de fármacos.

En este momento, según dio cuenta Salinas al Parlamento, hay 192.000 ampollas de un fármaco bloqueadas en Brasil. “Se ha hecho todo tipo de trámites -oficiales y oficiosos- para destrabar eso y además poder traer materias primas de India y de Argentina”, afirmó Salinas.

En este marco, informó de una compra de 56.000 ampollas de midazolam (ansiolítico), de 28.000 de fentalino (analgésico), de 190.000 de atracurio (relajante muscular), de 56.000 de propofol (anestésico) y de 236.000 de morfina. Se pidieron al exterior 140.000 ampollas de rocuronio (relajante ) y 50.000 de diazepam.

Asimismo, se está gestionando una partida de 15 kilogramos de midazolam para producir 400.000 ampollas mensuales de atracurio.

Días atrás intensivistas dijeron a El País que se empezaban a notar los faltantes de medicamentos y oxígeno en varios centros de salud.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados