INSTITUTO NACIONAL

Científicos locales listos para producir vacunas y la UdelaR pide US$ 15 millones

El rector Rodrigo Arim dijo que la creación del instituto “no sería de la UdelaR ni para los estudiantes, sino que para el país”, y enfatizó la importancia de “pensarlo en esa clave”.

Vacuna, vacunación, dosis. Foto: Leonardo Mainé.
Enfermero preparando una vacuna. Foto: Leonardo Mainé. (Archivo)

El rector de la Universidad de la República (UdelaR), Rodrigo Arim, en conjunto con científicos uruguayos y de la región, realizaron ayer un seminario virtual para discutir la posibilidad de crear un Instituto Nacional de Vacunas en el Uruguay.

Uno de los principales ideólogos de la iniciativa es Alejandro Chabalgoity, investigador del Departamento de Desarrollo Biotecnológico, del Instituto de Higiene de la Facultad de Medicina. En su exposición, Chabalgoity enfatizó en que el país presenta posibilidades “muy especiales” como para comenzar a producir vacunas, y que podría hacerlo de inmediato. Estos van desde los recursos humanos a nivel de la academia, los que están “altamente calificados en lo científico”, hasta el hecho de que es un “momento histórico” para hacer un planteo así.

En este sentido, Chabalgoity dijo que “faltar, no falta nada” en Uruguay para comenzar con un instituto para producir vacunas, aunque subrayó: “Quizá lo que falta es un músculo más adaptado a movernos más rápido y efectivizar cosas que ya sabemos hacer”.

Arim compareció ante el Parlamento la semana pasada para justificar las modificaciones solicitadas por la UdelaR a la Rendición de Cuentas, entre las que se incluye la financiación de un centro para fabricar vacunas a nivel nacional.

Para la inversión inicial, la universidad solicitó contar con US$ 15 millones.

Chabalgoity dijo al respecto que es una cifra “casi ridícula” para lo que significa “poder embarcarse en un proyecto de estas características”.

Según Arim, la creación del instituto “no sería de la UdelaR ni para los estudiantes, sino que para el país”, y enfatizó la importancia de “pensarlo en esa clave”.

“La epidemia puso en evidencia la relevancia de construir plataformas sólidas que a veces pasan desapercibidas y son muy importantes para atravesar circunstancias como lo que aquí comenzó el 13 de marzo del 2020”, explicó el decano de la UdelaR en referencia a que la iniciativa surgió con la irrupción de la pandemia del COVID-19.

El decano de la Facultad de Química y coordinador del proyecto, Álvaro Mombrú, dijo que “vale la pena” hacer “un planteo a jóvenes investigadores para que se queden en el país” a partir de “la prosperidad que se les pueda ofrecer”.

Del seminario participaron científicos argentinos, chilenos y brasileños, los que contaron cómo funcionan los institutos de vacunas en sus países.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados