Publicidad

Choque por poder sindical: Martín Pereira y Pablo Cabrera rivalizan en el FFSP

El escenario rompe con la rivalidad clásica entre la 27 y la 70. Pereira (Lista 27) busca su reelección como presidente ante su rival histórico (Lista 70), pero también enfrentando a Cabrera, director de ASSE.

Compartir esta noticia
FFSP, Protesta. Foto: archivo El País

Las elecciones de la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP) se llevarán adelante mañana cuando unos 20.000 trabajadores decidan su nueva cúpula. Martín Pereira (Lista 27) busca su reelección como presidente ante su rival histórico (Lista 70), pero también enfrentando a Pablo Cabrera, director de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), entre otras listas

Cabrera se sumó en la carrera electoral a último minuto, tras un revés de la FFSP que debió habilitarlo a participar luego de que el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) se pronunciara a favor del dirigente en primera instancia. El director de ASSE había sido suspendido como afiliado por cinco años a fines de agosto, pero tras impugnar la decisión la cartera le dio la razón y el sindicato debió dar marcha atrás con la medida.

Cabrera fue cofundador de la 27, lista que encabeza Pereira, de manera que los otrora “compañeros” medirán sus fuerzas. En diálogo con El País, el titular de FFSP dijo que a la Lista 27 “no le cambia en nada” que Cabrera se presente. Mientras que su rival acudirá, en último lugar (puesto 33) de su agrupación, para dar la señal de que “no busca” un cargo.

La tensión entre la dirigencia actual y Cabrera lleva cinco años. El detonante fue la votación de un convenio con una fundación española que asesoraba a ASSE para el cierre del Hospital Vilardebó y de los centros de rehabilitación médico ocupacional y sicosocial (Ceremos) por considerarlo un incumplimiento a una resolución previa de la FFSP.

A casi una década del escándalo de Alfredo Silva, el extitular del sindicato condenado por la Justicia tras detectarse la sobrefacturación de la empresa de limpieza Buena Estrella, Cabrera y Pereira llegaron a ocupar la dirección de la FFSP, pero tras distanciarse ahora competirán entre sí.

En diálogo con El País, Pereira apuntó que Cabrera “no pudo presentar una lista por él mismo”, sino que se “acopló” a otra. No obstante, el representante en ASSE dijo que se presentará con la lista 915-269 porque tuvo “tres días” para organizar su aterrizaje y que “no valía la pena” hacer mayores cambios por un número nuevo.

El titular del gremio apuntó que su rival “no tiene base social” y que hace “casi tres años que no pisa la FFSP”, por lo que su vuelta “ni mueve la aguja” con el trabajo que venía llevando adelante. Sobre cómo ve la gestión de Pereira, Cabrera señaló que se deben “comparar” los mandatos. “No está bueno que yo hable de otros”, sostuvo.

El retorno de Cabrera está asociado a varios grupos frenteamplistas. La lista 915 está conformada por integrantes del Movimiento de Participación Popular (MPP), mientras que la 269 tiene integrantes de la Vertiente Artiguista y otros sectores.

Consultado sobre por qué decidió colocarse en el último puesto, Cabrera dijo: “Lo que a mí me interesa no es un cargo, sino que logremos avanzar en cambiar”. Y a continuación lanzó: “No pudieron robarme el espacio y estoy; mi derecho me lo garantizó el MEC”.

El representante en ASSE dijo que si los resultados no son los esperados no descarta renunciar para ocupar un puesto de gestión en el sector privado. Planteó que su vuelta es para la “recuperación democrática” de la FFSP, y para que el sindicato vuelva a discutir “temas de fondo”. Entre ellos, debatir sobre los horarios laborales en un contexto que los trabajadores están “sobresaturados”; así como alcanzar mayor salario real, y aterrizar un estatuto del funcionario de ASSE.

Sobre esto, Pereira señaló que se avanzó en un proyecto durante su gestión pero que la “demora” proviene del directorio de ASSE. “Estamos todos de acuerdo en que avance el estatuto, no hay una diferencia”, remarcó.

En lo que sí hay diferencias es en lo logrado en estos años. El titular de la FFSP dijo que hubo “varias conquistas salariales y de ingreso de personal”, entre ellas, “duplicar” el pago de antigüedad, elevar el presentismo, alcanzar una partida extra y otra por capacitación.

Todo con una estrategia de “negociar” y “salir a la calle, como se hizo, cuando no hubo acuerdo”. Si es reelecto, Pereira dijo que convocará a “todas” las listas para “trabajar en unidad”.

Además

“Somos el sindicato más grande y el más chato”, apunta la Lista 70

Este miércoles competirán las listas 1, 27, 70, 915-269 y 1941 para elegir los integrantes de su dirección nacional, entre ellos, su presidente por el plazo de tres años. Martín Pereira, titular de FFSP, estimó que se superará la votación anterior, en la que participaron unos 8.000 trabajadores.

Buscará ser reelecto, pero deberá superar a las otras propuestas. El retorno de Pablo Cabrera rompe la rivalidad clásica con la Lista 70, que encabeza Gabriela García.

“Necesitamos un cambio de conducción. Nos estamos encontrando un sindicato no fortalecido, no combativo, que no sale a la calle”, señaló García en diálogo con El País.

Planteó que el sindicato no ha logrado en el último período el “bienestar de los trabajadores y mucho menos mejoras laborales o salariales”, así como tampoco el estatuto.

García también apuntó a la gestión de Cabrera. “Estamos convencidos de que el sindicato tiene que permanecer más en la calle, organizar a la gente y sacarla”, lanzó en referencia a activar más movilizaciones para forzar sus reclamos de “mejores condiciones de trabajo y salariales”.

“Tenemos policlínicas que están trabajando con una sola persona para todo; una carencia enorme de personal y eso lo sabe el sindicato, pero no sabemos qué pasa cuando se entra al edificio de ASSE”, dijo.

La lista que ha sido respaldada por el Partido Comunista, en caso de llegar, buscará “negociar en serio” con ASSE y “sacar la gente a la calle”. “No podés dejar pasar una Rendición de Cuentas y no tener un aumento salarial”, apuntó. “Somos el sindicato más grande y el más chato en esta época”, por lo que se buscará “corregir mucha cosa”, acotó.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad