EL ESCENARIO SANITARIO

El 40% de los casos positivos en el CTI no ingresó por el coronavirus

El 40% de los pacientes que figuran en el reporte diario del Sinae como internados en CTI con COVID no ingresaron a causa del virus, sino que se enteraron que eran positivos con el hisopado de rutina.

Atención de pacientes con coronavirus en CTI. Foto: AFP
Atención de pacientes con coronavirus en CTI. Foto: AFP

Frente a un escenario de baja circulación comunitaria, pero con los contagios en aumento y más del 75% de la población vacunada contra el COVID-19, los centros de terapia intensiva hoy están viendo en mayor escala a un tipo de paciente: el asintomático. En total, el 40% de los pacientes que actualmente figuran en el reporte diario del Sistema Nacional de Emergencia (Sinae) como internados en CTI con COVID no ingresaron a causa del virus, sino que simplemente se enteraron de que eran positivos con el hisopado de rutina que hacen los centros hospitalarios a todos los nuevos ingresos, según información de la Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva (SUMI) a la que accedió El País.

Ese 40%, según el presidente de la SUMI, Julio Pontet, significa “un aumento en la proporción a causa de un fenómeno epidemiológico, pero no una novedad” debido a que eso “siempre pasó”. Durante los primeros meses del año nueve de cada diez ingresados a CTI eran por COVID y dentro de ese pequeño porcentaje restante estaban los ingresados positivos que no llegaban allí a causa del virus.

“No se trata de pacientes COVID propiamente porque, aunque es cierto que tienen la infección, no están transitando la enfermedad como tal por no haberse enterado de su diagnóstico. Los que sí lo hacen es con algunos síntomas leves, pero que nunca hubiesen ido al CTI por esto, sino que llegaron allí por otro motivo, como por ejemplo pasó con un herido de bala recientemente”, explicó Pontet.

Por lo tanto, el número de pacientes en terapia intensiva que figura en el reporte diario del Sinae incluye a pacientes que no están allí a causa del COVID. De todas maneras, Pontet dijo que “no tendría sentido” dejar de contabilizar a estas personas en el reporte “porque habría un cambio en el criterio de conteo y a esta altura de la pandemia, con la peor etapa superada, cambiarlos no sería bueno”.

La presencia sobredimensionada de los asintomáticos en CTI se debe, en buena medida, al efecto de las vacunas que mitigan los síntomas y la posibilidad de transitar la enfermedad de forma grave. En este sentido, Pontet explicó que actualmente el 82% de los pacientes en CTI con COVID-19 no está vacunados contra el virus. Quienes sí se vacunaron y están internados por el virus no integran ese 40% que ingresó asintomático, sino que tienen comorbilidades importantes y su ingreso se vincula a eso. “Estamos hablando de que más del 80% de CTI son no vacunados en una proporción inversa a la población general. Este es un dato que revitaliza la importancia que hoy tiene vacunarse”, sostuvo el presidente de la SUMI.

Endemia sí o no.

El descenso en los casos graves y muertes a causa de cualquier virus hace que una pandemia se transforme en una endemia. “En terapia intensiva estamos en un nivel endémico porque hay otras causas de infecciones respiratorias que son más frecuentes que el COVID. Sin dudas que está a un nivel controlado, pero tampoco es que esté todo solucionado porque fuera del CTI es más complejo”, explicó Pontet.

La complejidad para determinar en qué momento la pandemia del COVID-19 se transformaría en una endemia está en la forma de determinarlo o medirlo. Este miércoles el científico y excoordinador del GACH, Rafael Radi, dijo que la situación desafiante continúa y actualmente Uruguay está en tránsito hacia la endemia. A diferencia de lo expresado por el ministro de Salud, Daniel Salinas, Radi sostuvo que aún no se alcanzó ese punto.

"En mi concepto, la endemicidad de esta patología se va a establecer cuando realmente logremos nuestro nuevo statu quo, al que todavía no arribamos", dijo y agregó: "Recién ahí podemos decir que estamos ante un nuevo estado estacionario, un nuevo equilibrio dinámico que lo manejaremos como sociedad", sostuvo el científico. Ese “nuevo statu quo” al que se refirió Radi tiene que ver con los parámetros que utiliza el Centro para Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) para caracterizar a un virus como endémico. El organismo mide la definición de la endemia a partir de la “ausencia de intervención” hacia el virus, como pueden ser las medidas no farmacológicas.

Paciente con coronavirus en una sala de CTI. Foto: AFP
Paciente con coronavirus en una sala de CTI. Foto: AFP

Según Pontet, no necesariamente se abandonarán todas las medidas no farmacológicas como para establecer la endemia. “Los tapabocas en lugares cerrados en invierno se tienen que seguir usando entonces lo que vendría a ser el ‘piso’ de referencia de medidas cambió como aprendizaje de esta pandemia”, explicó el intensivista.

Un epidemiólogo consultado por El País explicó: “El diagnóstico para determinar una endemia es prácticamente retrospectivo porque se fija a partir del transcurso del tiempo una enfermedad siempre y cuando se haya comportado de forma similar durante los años”. Aunque es “inminente”, según la fuente, que la situación estaría bajo control ahora, “no sabemos lo que va a pasar con las infecciones COVID año a año”. Por lo tanto, las visiones de Salinas y Radi no estarían enfrentadas.

Además, el experto dijo que las vacunas que se administraron en todo el mundo funcionaron muy bien, pero “no tienen la capacidad para prevenir en el 100% la infección, entonces no tenemos elementos para suponer que el virus se va a erradicar en su totalidad”, en referencia a los casos asintomáticos que ahora se ven en los CTI.

Más casos y colores.

En la última semana el escenario sanitario se ha modificado, principalmente en algunos departamentos como Lavalleja, Tacuarembó y Colonia. Esto, sin embargo, no significa que la pandemia haya “dejado de estar bajo control”, según una fuente del Ministerio de Salud Pública (MSP) consultada por El País.

El último reporte emitido por el Sinae ayer indica que Lavalleja se encuentra en el color rojo de acuerdo a la escala que utiliza el Índice de Harvard porque tiene 26 casos cada 100.000 habitantes. En el caso de Tacuarembó, actualmente tiene 86 casos activos y está de color naranja en el Índice de Harvard al igual que Colonia.

En los departamentos que hoy padecen el mayor número de casos hay un factor común: los niños. Según el último informe epidemiológico divulgado por el MSP, los contagios en menores de diez años son el 26% del total. En este sentido, el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, dijo ayer que los casos de las últimas semanas son vistos por el gobierno “con preocupación y seguimiento, pero tampoco con alarma”.

Consultado sobre la vacunación contra el COVID-19 a menores de 12 años, Delgado dijo que espera que Uruguay sea “el primero en la fila” para acceder a estas.

Lacalle Pou: “La mayoría no se ha vacunado”
Lacalle Pou en inauguración de obras en Nueva Palmira. Foto: @LuisLacallePou

El presidente Luis Lacalle Pou participó ayer de la inauguración de las obras de pavimentación de los accesos al puerto de Nueva Palmira, en Colonia. Allí habló con la prensa sobre el aumento de los casos de coronavirus en el país y el posible impacto que tendría en ello la apertura total de fronteras prevista a partir de mañana.

El mandatario dijo que “lo primero es cuidarse, no hay misterio, y cuidarse es vacunarse”. Además, señaló que revisó números del Ministerio de Salud Pública y allí se ve que en la cantidad de gente contagiada, internada y en los fallecimientos, “notoriamente hay una mayoría de gente que no está vacunada”.

Respecto a la apertura de fronteras, Lacalle Pou apuntó que no hay que olvidar que la gente que viene está vacunada y con el plazo de 14 días de inmunización cumplido. “No debería cambiar el tema sanitario, pero sí lo que estamos esperando: que esta sea una temporada de recuperación turística”, sostuvo.

En ese sentido, Lacalle Pou remarcó que han mantenido conversaciones con operadores de Colonia, de la zona del litoral del país y de la zona este, y todos le han dicho que se está viendo “un gran interés” de turistas por llegar a Uruguay pese a la diferencia de tipo de cambio. Además, recalcó que se ha conversado con operadores por el tema precios: “No hay que subirse al caballo. Si esta es una temporada de recuperación, lo más importante es que venga la mayor cantidad de gente”, resumió.

Por otra parte, el mandatario se refirió a la situación de los cruceros, que no llegan a Uruguay a causa de una ordenanza de Brasil que el Ministerio de Turismo viene buscando destrabar en las últimas semanas. “Tenemos dos problemas. El primero, de algunas compañías que tomaron decisiones estratégicas en el mundo y la otra es con algunas medidas de Brasil. Se están haciendo tratativas en las dos vías”, explicó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados