DESDE EL 4 DE OCTUBRE

Cámara de Eventos considera "muy satisfactorio" el nuevo protocolo del MSP

Los organizadores de fiestas se reunieron ayer con Pablo Mieres para definir un “plan de reactivación para el verano” en función de la contratación de personal para eventos.

Fiesta en pandemia. Foto: AFP
Fiesta en pandemia. Foto: AFP

Con un porcentaje de personas inmunizadas que ya supera el 72% de la población y un 25% con la tercera dosis de refuerzo, el Ministerio de Salud Pública (MSP) emitió ayer un nuevo protocolo para eventos y fiestas en locales y salones habilitados. El aforo permitido pasa de un 50% a un 75% en el caso de que concurran personas con las dos vacunas contra el COVID-19. Si concurren personas con y sin vacunación, es decir si se trata de un evento “mixto”, el aforo se establece en 55%.

Esos porcentajes además tendrán un tope en el caso de que se trate de un local con dimensiones importantes. Las capacidades máximas en eventos para vacunados ahora serán de hasta 600 personas en espacios cerrados y 800 en abiertos.

El baile continúa permitido únicamente para los lugares a los que concurran personas vacunadas y las pausas para ventilación serán cada 50 minutos, con una duración de 20.

Si la fiesta se realiza en un lugar abierto y el público es mixto (es decir, con y sin vacunas), el máximo es de 400 asistentes. Y si se da en las mismas condiciones pero en un lugar cerrado, será para 200.

La duración de los eventos y fiestas se extenderá una hora y, con las nuevas medidas, los locales habilitados tendrán la posibilidad de que estos duren un total de seis horas.

Otra novedad del nuevo protocolo es que la cartera comenzará a exigir de forma obligatoria la presencia de medidores de CO2, algo que no estaba incluido en el protocolo anterior para eventos emitido el 12 de agosto.

Tanto en los eventos para vacunados como en los que concurran personas sin vacuna, la cartera mantiene la recomendación de la utilización de tapabocas, aunque no es obligatorio para ingresar.

Según supo El País, las nuevas medidas para los eventos se comenzarán a implementar a partir del próximo lunes 4 de octubre.

Consultado al respecto, el presidente de la Cámara de Eventos del Uruguay (CEU), Germán Barcala, dijo a El País que el sector recibió “con mucha satisfacción” el nuevo protocolo del gobierno. “Es un paso muy importante que permite concretar nuevos eventos de mayor porte que se estaban perdiendo, y sirve a la reactivación del sector para no perdernos la temporada de verano donde se hacen fiestas más grandes”, señaló Barcala.

Plan para verano

El ministro de Trabajo, Pablo Mieres, recibió ayer a representantes de la Cámara de Turismo (Camtur) y la Cámara de Eventos (CEU) para discutir la reactivación del verano en cuanto a la llegada de extranjeros y la realización de fiestas y eventos.

“La preocupación que planteamos en la reunión fue compartida por el ministro con respecto al ingreso de extranjeros al país que entran como turistas y después terminan haciendo eventos de gran dimensión sin ningún control”, explicó Barcala.

Lo que busca la cartera es que las personas que organicen eventos sean idealmente uruguayos y, si se contrata a personal extranjero, que estos estén habilitados para trabajar allí. Según Barcala, en la reunión los representantes de la Cámara de Turismo estuvieron de acuerdo en que este es un fenómeno que “suele pasar todos los años” y aún “no se ha tratado desde el tema del trabajo”. El presidente de la CEU dijo que “el control sanitario que debe ser exigido también significa una buena oportunidad para empezar a regularizar” esos eventos organizados por extranjeros.

En cuanto a las formas de control, en la reunión “se manejó la posibilidad” de que los extranjeros interesados en realizar un evento “tengan que declararlo al ingresar” al país. Mieres manifestó allí que eso “ya sería un gran avance” porque no deben “quedar debajo del radar” del gobierno.

Barcala sostuvo que es “muy común” que los extranjeros que vacacionan en los balnearios costeros del país hagan fiestas en sus casas, algo que hoy, conforme al nuevo protocolo que emitió ayer el MSP, no está permitido. En este sentido, en la reunión con Mieres los integrantes de las cámaras de turismo y eventos manifestaron que es necesario una regulación “para casas” que habilite un número más reducido de personas “porque es algo que igualmente va a ocurrir en el verano y es mejor que sea con un protocolo”, según señaló Barcala.

El ministro de Trabajo se comprometió a comunicarse con las autoridades del MSP “para dar una solución a la problemática del verano y ver la posibilidad de establecer protocolos para casas”, según dijo el presidente de la CEU.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error