Publicidad

Briozzo, el cesado exjerarca de Mujica que alega “discriminación” por su filiación política

Compartir esta noticia
Leonel Briozzo. Foto: Archivo El País.

POLÉMICA

ASSE lo sacó del Pereira Rossell y lo acusó de realizar “pagos indebidos” que no se ajustan a los convenios establecidos con el Sindicato Anestésico Quirúrgico.

La Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) resolvió este jueves cesar al ginecólogo Leonel Briozzo como encargado del departamento Médico Obstétrico en el Hospital de la Mujer del Pereira Rossell, después de más de siete años al frente de la unidad. Además de ser profesor grado cinco de ginecología y obstetricia de la Facultad de Medicina, Briozzo fue subsecretario de Salud Pública durante el gobierno de José Mujica, desde 2011 a 2015. Por eso, el médico asegura que hubo una “discriminación” en contra de sus “convicciones”.

Después de una investigación administrativa y una auditoría realizada por ASSE, el organismo aseguró haber constatado “irregularidades” en la gestión de Briozzo. “Ha quedado probado que el Dr. Leonel Briozzo incumplió su tarea como supervisor de la Variable Anestésico Quirúrgica (VAQ) del Servicio de Maternidad de ASSE, al haberse detectado en los años 2017, 2018, 2019 y 2020 un alto número de cirugías sin corregir”, indicó la Administración en un comunicado difundido tras el cese.

Esa VAQ tiene que ver con las intervenciones quirúrgicas que son financiadas por ASSE y se le paga al médico que las realiza y también a quien las supervisa. En este sentido, desde el organismo aseguran que Briozzo realizó “pagos indebidos” que no se ajustan a los convenios establecidos con el Sindicato Anestésico Quirúrgico. Además, en el comunicado ASSE enfatizó en que la “falta de control y de corrección” en las cirugías “que no correspondían” se repite en los años mencionados y “por cifras muy importantes”. La respuesta inicial de Briozzo fue que la resolución está “viciada de forma”, según expresó en su cuenta de la red social Twitter.

“Nunca hubo ninguna instrucción por escrito (sobre la supervisión de las VAQ), entonces tengo a derecho a pensar que hay una intencionalidad que cuando tenga vista al expediente podré responder adecuadamente”, sostuvo también el ginecólogo en diálogo con radio Universal.

Briozzo asegura que su destitución tiene conexiones con su filiación política de izquierda, debido a que el directorio de ASSE responde al gobierno actual. Sin embargo, desde el Frente Amplio no lo consideran “políticamente activo” si no un “referente en lo que hace”, pese a que ocupó un cargo durante un gobierno de izquierda que no es necesariamente técnico, sino de confianza política.

El vínculo del médico con el Frente Amplio se resume en una relación de años con el expresidente Mujica. Fue este quien ofreció a Briozzo ocupar el segundo lugar de la cartera de salud en 2011, después de que el entonces subsecretario Jorge Venegas fuera designado como ministro.

Quizá la mayor exposición mediática de Briozzo fue durante la discusión de cara a la despenalización del aborto en Uruguay en noviembre de 2012. No solo se convirtió en el vocero político del gobierno. El exsubsecretario ha señalado con insistencia que “ser provida es estar a favor, porque se respeta la vida de las mujeres”.

Años más tarde, específicamente durante la última campaña electoral, cuando el diputado de Cabildo Abierto, Martín Sodano, dijo que algunas mujeres usaban el aborto como una “canilla libre” para terminar con embarazos no deseados -y agregó: “Si te gustó, bancátela”-, Briozzo respondió: “No me preocupa tanto la ignorancia (de Sodano), porque con un poco de conocimiento se pasa. Pero la crueldad con la que habla de situaciones que evidentemente desconoce me dio una profunda repugnancia”.

El plan para asesorar en EE.UU. tras fallo de SCJ

En 2001 Briozzo creo junto a otros ginecólogos la fundación Iniciativas Sanitarias con el fin de “desarrollar y hacer efectiva la salud y los derechos sexuales y reproductivos de las personas”. Uno de los roles que tuvo Iniciativas Sanitarias antes de que se despenalizara el aborto fue el de “asesorar” a las mujeres que querían interrumpir un embarazo, pero no podían hacerlo legalmente.

Ahora, Briozzo explicó que la fundación está trabajando con médicos de Estados Unidos para “implementar ese modelo uruguayo” en los estados que se verán afectados por la revocación de la Suprema Corte de Justicia en contra del aborto de la semana pasada. “Nuestro modelo trabaja dentro de la legalidad porque se puede asesorar sin recomendar abortar, pero sí informando sobre los métodos con menor riesgo posible”, indicó.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

ASSE

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad