MUERTES POR COVID-19 EN RESIDENCIALES

Bango apuntó contra Delgado: "Parecería que se estaba enterando de la situación ese día"

"Cuando terminamos nuestro período de gobierno estábamos en un número de más de 300 residenciales habilitados o en proceso de habilitación, lo cual marca que hay mucho por hacer", dijo Julio Bango. 

Julio Bango. Foto: Archivo El País
Julio Bango. Foto: Archivo El País

Julio Bango, exdirector del Sistema Nacional de Cuidados, dijo este lunes de tarde en una entrevista radial: "Escuchando al secretario de Presidencia (Álvaro Delgado) parecería que se estaba enterando de la situación de los residenciales ese día (domingo), cuando efectivamente esto nosotros lo hicimos público en el 2015".

Uno de los cometidos del Sistema de Cuidados es , justamente, atender la situación de personas mayores de 65 años en situación de dependencia. Este fin de semana el gobierno informó que se había detectado un brote de coronavirus en un residencial de ancianos. Durante el fin de semana dos personas que vivían en hogares de este tipo murieron por coronavirus. 

En diálogo con el programa Al Día 810, de Radio El Espectador, Bango indicó que le llamó "profundamente la atención" que tanto el ministro de Salud (Daniel Salinas) y de Desarrollo Social (Pablo Bartol) "no le hayan avisado" a Delgado: "'hey, hace cinco años que se está coordinando'. Supongo que estarán coordinando, porque el Sistema de Cuidados hasta donde yo sé no se desechó".

"Me parece que eso revela o falta de información o si no la intención de pegar algún tiro por elevación que espero no sea el caso", agregó Bango.

Hasta el momento, dos personas fallecieron en geriátricos en las últimas horas por el avance de la pandemia. Ante esta situación, Delgado indicó ayer de noche en conferencia de prensa que a partir de hoy "se instalará un testeado hisopado generalizado y progresivo a todos los residentes y funcionarios de las casas de salud u hogares de ancianos".

Delgado señaló en esa instancia que hay un total de 1.208 residenciales registrados. De estos solo hay 41 hogares habilitados por el Ministerio de Salud Pública y otros 10 en proceso de habilitación. En tanto hay 208 residenciales en situación crítica y 110 "por debajo del respeto de los derechos humanos".

Bango dijo hoy que cuando comenzaron con el Sistema Nacional de Cuidados "había prácticamente de esos 1.000, 15 residenciales habilitados. Cuando terminamos nuestro período de gobierno estábamos en un número de más de 300 residenciales habilitados o en proceso de habilitación, lo cual marca que hay mucho por hacer", aseguró.

Consultado sobre si está de acuerdo con las cifras que dijo el gobierno, respondió: "No solo estoy de acuerdo sino que las hicimos nosotros esas cifras. El primer censo que se hizo sobre la situación de los residenciales en la historia del Uruguay fue en el año 2014 y lo hizo el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) a través del Instituto de las Personas Mayores, por lo tanto, lejos estoy de discrepar. No sé la actualización ahora con estas cifras, lo importante es qué hacemos con ellas".

Agregó que cuando Delgado era senador "conocía" dicho censo porque fueron al Parlamento "a decir lo que íbamos a hacer y luego hicimos una rendición de cuentas el año pasado acerca de qué habíamos hecho".

Bango indicó que desde que se creó el Sistema Nacional de Cuidados, en diciembre de 2016, "se creó una nueva regulación" donde es el Ministerio de Salud Pública "quien tiene la última palabra en la habilitación, pero el Ministerio de Desarrollo Social actúa también en la fiscalización de los aspectos sociales de funcionamiento de los residenciales y la fiscalización del Ministerio de Salud tiene que ver con los aspectos sanitarios y locativos de infraestructura".

Sobre su gestión, Bango indicó que establecieron la "nueva regulación, fiscalización y control" de los residenciales, así como la formación "de todos los trabajadores y trabajadoras de los residenciales por la vía de certificación de competencias".

"Cuando yo me fui habíamos formado prácticamente a 300 trabajadores de residenciales y había 400 más para formar. Hicimos un plan de mejora de calidad con préstamos muy blandos para mejora de equipamiento, compra de colchones, camas, cocinas, aparatos de aire acondicionado, cosa de que mejorara la calidad de esos residenciales, porque se trata de fiscalizar, pero también dar oportunidades para que mejoren", indicó.

Consultado sobre cuántos serían los centros por debajo de lo mínimo aceptable en materia de Derechos Humanos y de habitabilidad, respondió: "Las cifras no son muy distintas que las que ha dado el secretario de la Presidencia"

Respecto a cuáles son las trabas que entiende Bango que existen para la habilitación de los residenciales, señaló: "A veces, por ejemplo, o hay un trámite burocrático que está pendiente del Estado de determinado trámite o hay una habilitación de Bomberos que está demorando, o hay pequeños aspectos que de repente cuando vos tenés que pasar la línea, está habilitado no está habilitado, tú decís no está habilitado, pero no quiere decir que las personas estén con riesgo de su dignidad en cuanto a vivir dignamente como tienen que vivir".

Sobre el proceso de habilitación de los residenciales, agregó: "Puede que sea engorroso porque se piden un montón de cuestiones, porque estamos hablando justamente residenciales que tienen una enorme responsabilidad desde el punto de vista sociosanitario".

Al respecto, Delgado subrayó este lunes en entrevista con Carve: "Uno no puede cerrar todas las casas de salud que no estén habilitadas, está claro que no. Lo que hay que darle son intimaciones para condiciones de habilitación".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados