INMUNIZACIÓN

Bajan contagios de COVID en departamentos que tienen un mayor nivel de vacunación

Empieza a observarse una correlación entre cantidad de vacunados y contagios. Rivera, Durazno y Lavalleja son ejemplos de esto.

Vacuna contra el coronavirus. Foto: Leonardo Mainé.
Los resultados preliminares de efectividad no se ajustaron según el tipo de población que recibió cada vacuna. Foto: Leonardo Mainé.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Hasta el más optimista de los científicos reconoce que en Uruguay faltan semanas, incluso meses, para que se alcance la inmunidad de rebaño. Ni siquiera hay un consenso en torno a cuál es ese porcentaje teórico que hace que la población inmunizada contra el COVID-19 termine protegiendo a toda una comunidad. Pero el ritmo de vacunación en algunos departamentos empieza a arrojar algunas señales alentadoras: a mayor cantidad de vacunados con las dos dosis, menor es el riesgo epidemiológico que marca el índice de la universidad de Harvard.

Rivera es el ejemplo más claro. Es el segundo departamento con más población vacunada con las dos dosis (43,75%) y es, a la vez, la zona que está más próxima a salirse del nivel de riesgo rojo (en la última semana se produjo un promedio diario de 31,18 infectados cada 100.000 habitantes, cuando con 25 se entra en zona naranja).

Aunque por ahora estas señales son tímidas y hasta casi un “consuelo” en un escenario que sigue siendo de alta transmisión comunitaria del virus, el ministro de Salud, Daniel Salinas, está pendiente de ellas. Cada día revisa con atención esa relación entre el avance de la vacunación y la marcha epidemiológica. Por eso el jerarca agrega otro ejemplo: Durazno. Es el departamento con más porcentaje de vacunados (48,32% con las dos dosis) y está entre los cinco con menor índice de Harvard. “Y eso que el Instituto Nacional de Estadísticas deja por fuera a los 3.000 operarios (de UPM) que están vacunados” y eso posicionaría aún mejor a este departamento.

Lavalleja es el segundo con menor nivel de riesgo del COVID-19 y es el tercero con mejor vacunación. Treinta y Tres, Cerro Largo y Florida también confirmarían la correlación.

A la inversa, algunos de los departamentos en situación más crítica son los que vienen más rezagados en la vacunación: Salto, Paysandú, Canelones, San José y Tacuarembó.

Como los porcentajes de inmunizados siguen lejos del famoso 70% que podría garantizar la inmunidad colectiva, los científicos miran la correlación de vacunados y el ritmo epidemiológico con cierta cautela. Mucho más si se tiene en cuenta que en departamentos muy pequeños un simple brote puede hacer cambiar su coyuntura.

No obstante, el efecto vacunas sí parecería verse más claro en el corrimiento a la baja en la edad de los fallecidos con COVID-19. En concreto, la franja etaria de 70 a 79 años, que fue aquella que se vacunó más tarde y a la que le fue postergada la segunda dosis de Pfizer, es la que concentra desde hace más de un mes la cifra más elevada de muertes por día. Las defunciones entre los mayores de 80 años viene a la baja.

Los menores habilitados recibirán la vacuna de Pfizer. Foto: Estefanía Leal
Los menores habilitados recibirán la vacuna de Pfizer. Foto: Estefanía Leal

Aporte nada menor.

Días atrás se abrió la agenda de vacunación para los menores de entre 12 y 18 años. Se trata de una franja etaria que se comporta de manera prácticamente idéntica a los adultos en cuanto a la capacidad de transmisibilidad del virus y la disposición a contagiarse, a pesar de que generalmente las personas de esta edad cursan la enfermedad de forma leve.

La vacuna que recibirán los adolescentes será la de Pfizer/Biontech. A pesar de que el laboratorio chino Sinovac anunció ayer que su vacuna está aprobada en menores de tres a 17 años, falta definir cuándo se comenzarán a aplicar a nivel mundial.

El tipo de población que recibió Pfizer hasta el momento (adultos mayores, personas de salud, trasplantados) sin duda condicionó los resultados preliminares de eficacia divulgados por el MSP la semana pasada. Mientras los estudios de fase 3 que emitió el propio laboratorio a comienzos del año pasado arrojaron una capacidad de la vacuna para prevenir la enfermedad sintomática cercana al 95%, en Uruguay la Pfizer tuvo una efectividad para evitar el contagio del virus del 75%.

Tras conocerse los resultados, los expertos consultados por El País estuvieron de acuerdo en que no se pueden comparar los estudios internacionales de la efectividad de Pfizer con los uruguayos porque aquí se administró esa vacuna a personas mayores con un sistema inmunológico más deteriorado que, más allá de la vacuna, tienen un organismo que siempre va a generar una peor respuesta que el de una persona joven. Algo similar pasa con aquellas personas con comorbilidades o enfermedades crónicas que recibieron la vacuna y también con el personal de la salud por ser el más expuesto a contagiarse del virus.

En este sentido, la inclusión de los menores de edad -que en su mayoría son saludables- en la población que va a recibir Pfizer podría modificar los resultados que hay hasta ahora de esta vacuna en el país.

La inmunóloga María Moreno, integrante de la Comisión Nacional Asesora de Vacunaciones (CNAV), dijo a El País que es “pertinente y correcto” creer que los resultados de Pfizer mejorarán a partir de que los jóvenes la reciban, aunque aclaró que, por el momento, “no dejan de ser hipótesis” porque aún no se sabe cuándo se conocerán resultados nuevos de efectividad que incluyan el proceso de inmunización de estos. “Lo más importante es cortar la transmisión en una franja etaria con alta necesidad de sociabilización”, remarcó.

Por su parte, el inmunólogo Álvaro Díaz dijo en la misma línea: “Si se vacuna a un número significativo de adolescentes con la vacuna de Pfizer, y luego se sacan cuentas de efectividad contra infección que incluyan a esta población, lo esperable es que se obtenga un valor superior al 75% que en su momento se difundió”.

Coronavac aprobada

El presidente del laboratorio chino Sinovac, Yin Weidong, anunció ayer que la Coronavac culminó los estudios de fase 3 y está permitido su uso en menores de edad. Específicamente, la vacuna se puede utilizar en personas de entre 3 y 17 años, lo que significa un rango más amplio que la de Pfizer, por ejemplo, que fue aprobada hace menos de un mes para adolescentes de entre 12 y 17 años.

Weidong afirmó a medios locales que aún no se sabe cuándo se comenzarán a administrar las dosis de la vacuna contra el COVID-19 a esta nueva población, pero destacó que “es tan segura y eficiente como lo es para los adultos”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados