Publicidad

ASSE levanta licitaciones tras fallos del Tribunal de Cuentas

Leonardo Cipriani se mostró disconforme con la observación vinculada a que “la habilitación del servicio no pide” que sean choferes sanitarios, por considerar que se puede “mejorar” el servicio exigido.

Compartir esta noticia
Ambulancia donada. Foto: ASSE

Redacción El País
El directorio de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) resolvió ayer dejar “sin efecto” las licitaciones 01/2023 y 02/2023, de autos con choferes y traslados de ambulancia comunes, tras una serie de observaciones al gasto que hizo el Tribunal de Cuentas (TCR), confirmó a El País el presidente del organismo público, Leonardo Cipriani.

Ambas licitaciones, que sumaban unos $ 1.900 millones, habían sido adjudicadas en el mes de mayo a la firma ITHG Proveedores Marítimos S.A., que estuvo en el ojo de la tormenta en los últimos meses por vender 39.246 traslados médicos en ambulancia a ASSE entre junio 2021 y octubre 2022, por $ 534.779.424, cuando aún no había sido habilitada por el Ministerio de Salud Pública (MSP).

El directorio de ASSE resolvió pertinente “dejar sin efecto” las licitaciones “en razón de las observaciones formales que resultan insubsanables”. Esto, “sin perjuicio de no compartir algunas consideraciones” que hizo el TCR, con relación a “aspectos sustanciales” que están “establecidos” en ambos pliegos licitatorios.

Cipriani se mostró disconforme con la observación vinculada a que “la habilitación del servicio no pide” que sean choferes sanitarios, por considerar que se puede “mejorar” el servicio exigido.

El titular de ASSE, en tanto, reconoció que “está mal” que cada “chofer sanitario” deba contar con una certificación expedida por Unasev, ETUM o ASSE. Este fue uno de los puntos de la Licitación 01/2023 que observó el TCR, como informó El País ayer. “Comparto que estaba dirigida a tres empresas la capacitación”, acotó el jerarca. Explicó que se pusieron dos organismos públicos y a ETUM porque es considerada “referente del sistema”. No obstante, planteó que debería poder capacitar a los choferes cualquier otra escuela “certificada” por el MSP.

Cipriani puntualizó que las licitaciones, que en este caso activó SAME 105, son preparadas por esos organismos, se presentan y luego el directorio las analiza tras el pasaje por el TCR. “Si vienen observadas, siempre anulamos”, enfatizó.

ASSE trabaja ahora en un convenio marco con la Agencia Reguladora de Compras Estatales (ARCE) para comprar los traslados. No se descarta incluir los traslados comunes en el acuerdo para los traslados especializados, paso que se activó tras la fallida licitación 03/2023.

El titular de ASSE adelantó que se mantendrán “firmes” en exigir que todos los choferes sean “especializados”, y que cuenten con el “manejo del DEA”, el aparato desfibrilador.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad