HOMENAJE

Wilson fue "pilar de la democracia"

La Asamblea General tributó un homenaje a 30 años de su muerte y asistió el presidente Tabaré Vázquez.

Legisladores de todos los partidos siguieron con atención se sesión en recuerdo a Wilson Ferreira Aldunate. Foto: F. Flores
Legisladores de todos los partidos siguieron con atención se sesión en recuerdo a Wilson Ferreira Aldunate. Foto: F. Flores

Treinta años pasaron desde el fallecimiento del caudillo nacionalista Wilson Ferreira Aldunate. Todos los partidos lo recordaron ayer en la Asamblea General como un "pilar de la democracia", de la que hace poco más de tres décadas disfruta el Uruguay, uno de los "más grandes políticos" que dio el país, y un "ejemplo de la buena política".

"Es el único político al que se lo llama por el nombre, Wilson. Con eso ya se sabe quién es", sostuvo el presidente de la Cámara de Representantes Jorge Gandini, quien cerró la parte oratoria del homenaje y además acaba de recrear el histórico movimiento nacional Por la Patria, que Ferreira Aldunate y otros dirigentes blancos fundaron en 1969.

Al homenaje asistió el presidente Tabaré Vázquez y los exmandatarios José Mujica y Julio María Sanguinetti, además de algunos ministros y varios compañeros de militancia del caudillo blanco.

Hablaron representantes de todos los partidos políticos. Por ejemplo, el nacionalista Javier García sostuvo que "la trayectoria de Wilson tiene un sentido de la responsabilidad política muy fuerte, está grabado en su ADN".

"Nunca transó con quienes ejercieron el terrorismo de Estado, y tampoco transó antes con los que querían un Estado al que se llega por el terrorismo", añadió el senador nacionalista.

García dijo que la de Wilson "es una vida de lucha, y de convicciones. Pocas veces, en la historia casi bicentenaria de nuestro Partido Nacional, se logra reunir en una sola persona la síntesis histórica y política de la tradición blanca".

La generación del 71.

Luego, el senador Ruben Martínez Huelmo —hoy frenteamplista, pero con pasado de militancia en el Partido Nacional— en nombre de la bancada del Frente Amplio, dijo que la generación del 71 "lo llamó a primera fila. Su suerte fue la del pueblo uruguayo. Fue un hijo dilecto del pensamiento y de la acción. Tenía un profundo sentido de la afirmación nacional".

El senador reconoció que votó en 1971 el programa "Nuestro Compromiso con Usted" que estaba asociado a la fórmula Wilson-Carlos Julio (Pereyra). Acerca del regreso de Wilson al país en 1984, el senador del FA recordó que con esa actitud "abrió un cauce en la vida política del país que sigue siendo materia de reflexión y análisis".

Luego, el diputado colorado Fernando Amado sostuvo que "homenajear a Wilson es reafirmar que las ideas en Uruguay importan, que la política no es todo cálculo ni la lucha es por el poder".

"Wilson es democracia, coraje para afrontar la dictadura y el exilio. Wilson es gobernabilidad. El Partido Colorado saluda fraternalmente al Partido Nacional", añadió el legislador de Batllistas Orejanos.

Amado cuestionó lo que llamó "relatos fantasiosos y tergiversados" sobre el Partido Colorado en relación con las versiones que ha habido desde entonces sobre un fraude en las elecciones de 1971. "No nos van a arrastrar al barro porque la de hoy es una jornada de gala", aclaró Amado.

Cuando fue el turno de Gandini, indicó que Wilson "se ganó el respeto de todos, incluso de quienes fue implacable adversario. Wilson explica por qué el Partido Nacional tiene 181 años, la mayoría en el llano. Ha dejado huella, y nosotros somos de los que van detrás de la misma. Wilson fue protagonista de muchos tiempos".

En un discurso muy emotivo, Gandini dijo que Wilson Ferreira Aldunate "estuvo del lado de la libertad en tiempos de la dictadura. Peleó por este país, y se juntó con los que se tuvo que juntar, y entendió. Fue muy criticado en mi partido y en otros", recordó, para explicarse entonces que "le dimos duro por la Convergencia Democrática y lo castigamos por algunas amistades que tuvo", pero igualmente "nos hizo sentir orgullosos de ser blancos".

"Logró transformar su nombre en idea. Hoy es wilsonismo lo que le hace falta al país. Como dice la marcha Tres Árboles Vivir es combatir. Esa fue la vida de Wilson", remarcó el presidente de la Cámara.

La Asamblea votó la creación de una comisión para recopilar las piezas oratorias de Ferreira Aldunate.

Dos de los hijos de Wilson, Juan Raúl y Silvia, acompañados por una nieta y amistades. Foto: F. Flores
Dos de los hijos de Wilson, Juan Raúl y Silvia, acompañados por una nieta y amistades. Foto: F. Flores

"Algunas de sus ideas hoy pueden parecer radicales"

Varios legisladores que no forman parte del Partido Nacional, pero que por su edad conocieron el accionar de Wilson Ferreira Aldunate, especialmente después de su regreso al país en 1984, destacaron su trayectoria. Pablo Mieres, del Partido Independiente, dijo que "recordar a Wilson es recordar a uno de los políticos más grandes de nuestro país, una personalidad magnética, avasallante, potente, lleno de fuerza interior, capaz de generar pasiones mucho más allá de su existencia (...) Tuvo vocación de estadista. Fue un político superlativo en el ejercicio del control desde la oposición, cuestionando, denunciando a quienes ejercían el poder. Fue un político comprometido con el valor de la democracia, y con la gobernabilidad, dando el apoyo necesario para la consolidación de la democracia", remarcó Mieres. Luego, Rafael Michelini, del Frente Amplio, dijo que "Wilson fue grande por el exilio, por ser enemigo de la dictadura, porque se jugó su vida, porque enfrentó las dictaduras de Juan María Bordaberry y del general Álvarez. Para mí Wilson es sinónimo de libertad, el galardón más alto de una vida". A su vez, el diputado de Unidad Popular Eduardo Rubio dijo que el homenajeado fue "una figura que marcó la vida política del país, lo que le da más valor a sumarnos al homenaje". Reconoció "la dimensión y grandeza de la figura de Ferreira", y destacó que "la resistencia a la dictadura es sin dudas una de las coincidencias que tenemos. "Sus ideas ante problemas que tiene hoy el país están plenamente vigentes. Son ideas progresistas, capaz que dichas ideas hoy podrían parecer radicales. Como el proyecto de ley para modificar las estructuras agrarias, de 1965, que tiene una vigencia plena. Es una propuesta de reforma agraria. O sus ideas sobre la extranjerización de la tierra que planteó en 1985 tras su regreso al país", destacó Rubio.

Charla: el presidente Vázquez departe con Mujica y Mieres. Foto: F. Flores
Charla: el presidente Vázquez departe con Mujica y Mieres. Foto: F. Flores

"A mí me hubiera gustado votarlo a los 15 años"

En la sesión de la Asamblea General, el senador Jorge Larrañaga admitió que le "hubiera gustado votar a los 15 años la fórmula Wilson-Carlos Julio" Pereyra en las elecciones nacionales de 1971. "No se puede explicar lo que somos como país sin reconocer el aporte de Wilson. Fue líder con vocación de gobierno, un ciudadano con vocación de servicio. La vocación de servicio es algo que quizás ahora no se entienda, es el sentido de solidaridad", añadió.

"La concepción wilsonista es que al país lo hacemos juntos. El país posible, justo, que merezca a la política", dijo el senador. Larrañaga recordó la célebre frase de Wilson: "Nosotros no estamos a la izquierda ni a la derecha de nada, somos los blancos", y destacó que "no estamos aquí para mezquindades ni sacar réditos políticos, no estamos para un torneo wilsonista".

Sostuvo también que Wilson "era la mayor expresión de coraje cívico y republicano. Un hombre valiente que desafió a los usurpadores y tiranos", recordando también que "cuando pudo elegir la revancha y la venganza, dio un poco más: pacificó al país". Larrañaga expresó que la concepción wilsonista es que "al país lo hacemos juntos. Que los problemas son demasiado grandes como para poder enfrentarlos en solitario", y agregó que "las respuestas a los problemas de un país no pueden estar en la fragmentación ni en la división".

Larrañaga dijo que "no hay nada en la vida que valga la pena que no se consiga sin sacrificio", y agregó que al ver la vida del caudillo blanco "vemos que sus sacrificios fueron triunfos eternos, por eso Wilson es infinito y a sus sacrificios pretendemos honrar con toda humildad, pero con convicción y fortaleza indelegables". De modo enfático, Larrañaga manifestó que "Wilson es uno de los más fuertes cimientos de la república y la libertad".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º