TRADICIÓN POLÍTICA

Por tercera vez en la historia, el hijo de un expresidente llega al máximo cargo político

El 1° de marzo de 2020 Lacalle Pou asumirá la Presidencia, lo que también es una señal de cómo las tradiciones familiares también construyeron la historia política nacional.

Lacalle Pou habla en la noche del balotaje del 24 de noviembre. Foto: Fernando Ponzetto
Lacalle Pou habla en la noche del balotaje del 24 de noviembre. Foto: Fernando Ponzetto

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

El 1° de marzo de 2020, Luis Lacalle Pou se convertirá en el tercer presidente de la República hijo de un expresidente, una señal de cómo las tradiciones familiares también construyeron la historia política nacional, en un fenómeno casi sin parangón en el mundo.

Lorenzo Batlle y José Batlle y Ordóñez, Luis Batlle Berres y Jorge Batlle Ibáñez, Luis Alberto Lacalle de Herrera y Luis Alberto Lacalle Pou forman esos tres pares de dirigentes representantes de estirpes políticas. En todos los casos fueron elegidos democráticamente, como líderes en su momento de los partidos Colorado y Nacional.

Los Batlle, por supuesto, forman una misma línea familiar. Los Lacalle, además, descienden de Luis Alberto de Herrera, que nunca alcanzó la Presidencia en sus seis postulaciones, pero representó el principal caudillo civil del Partido Nacional en el siglo XX.

La repetición de apellidos e incluso de nombres de pila suele desorientar a los observadores extranjeros desinformados, como le ocurre a los lectores de 100 años de soledad con la saga de los Buendía. De la misma forma, los miembros de estas estirpes se cruzaron reiteradamente en las lides políticas.

En su larga trayectoria, Herrera fue adversario de Batlle y Ordóñez y Batlle Berres. Pese a ello, su nieto Lacalle de Herrera contribuyó al triunfo de Jorge Batlle, hijo de Luis, en 1999, luego de haberlo derrotado diez años antes.

La línea de los Batlle se inició con Lorenzo, presidente entre 1868 y 1872. Su padre, José Batlle y Carreó, había sido un comerciante de origen catalán que vivió en Montevideo desde comienzos del siglo XIX. Lorenzo, su segundo hijo, nació en 1811. Luego de atender el molino familiar, ingresó en el Ejército (1833) y en esa carrera llegó a general (1867).

El general Lorenzo Batlle posa con su hijo José, todavía niño, en una imagen tomada aproximadamente en la época en que el progenitor fue elegido presidente. Foto: Archivo El País
El general Lorenzo Batlle posa con su hijo José, en una imagen tomada aproximadamente en la época en que el progenitor fue elegido presidente. Foto: Archivo El País

Vinculado al Partido Colorado fue ministro de Guerra y Marina, así como de Hacienda. En 1868 fue elegido presidente por el Parlamento, según las previsiones de la Constitución de 1830. Ocupó el cargo hasta 1872. Falleció en 1887.

Casado con Amalia Ordóñez, tuvo dos hijos: José y Luis. El mayor, cuyo nombre completo era José Pablo Torcuato Batlle y Ordóñez, nació en 1856. Desde joven se dedicó a la política en el Partido Colorado y el periodismo (fundó el diario El Día). También participó en la Revolución del Quebracho. En 1903 fue elegido presidente, también por el Parlamento. Durante su primer mandato se registró la Revolución de 1904.

Tras culminar el período en 1907 realizó un largo viaje por Europa. A su regreso, el Parlamento lo eligió para un segundo mandato en 1911, que se extendió hasta 1915. De su acción política y de gobierno surgió el batllismo como sector político e incluso definición ideológica, con gravitación hasta el presente. Tras su segunda presidencia no abandonó el papel de principal dirigente colorado hasta su muerte en 1929.

A su vez, Luis Batlle y Ordóñez contrajo matrimonio con Petrona Berres. El menor de sus siete hijos era Luis Conrado, nacido en 1897. Petrona falleció en 1890 y su esposo, que se había casado en segundas nupcias, murió en 1908. Sus hijos, huérfanos, fueron a vivir con su tío José Batlle y Ordóñez.

Luis Batlle Berres también se dedicó al periodismo y la política, apoyado por Batlle y Ordóñez, que muy pronto advirtió su talento.

Varias veces legislador, para las elecciones de 1946 Luisito Batlle, como era conocido, pretendió postularse a la Intendencia de Montevideo, pero fue frenado por sus primos César y Lorenzo Batlle Pacheco, ya sus adversarios políticos en el Partido Colorado.

Por eso terminó integrando como vicepresidente la fórmula batllista encabezada por Tomás Berreta. El Partido Colorado ganó esos comicios, pero Berreta falleció apenas cinco meses después de asumir, por lo cual Batlle Berres pasó a ejercer la Presidencia hasta 1951.

Tras la reforma constitucional de 1952, que introdujo el Consejo Nacional de Gobierno al frente de un Poder Ejecutivo colegiado, Luis Batlle ocupó la presidencia del organismo en 1955-1956.

En 1927 se había casado con la argentina Matilde Ibáñez. Tuvieron tres hijos, el primero de ellos Jorge (1927).

Jorge Batlle Ibáñez siguió los pasos de su tío bisabuelo Lorenzo, su tío abuelo José y por supuesto su padre Luis. Fue elegido diputado en 1958 y de nuevo en 1962.

Luis Batlle con su hijo Jorge en brazos. Llegaron a la presidencia de la República con más de medio siglo de diferencia. Foto: Archivo El País
Luis Batlle con su hijo Jorge en brazos. Llegaron a la presidencia de la República con más de medio siglo de diferencia. Foto: Archivo El País

En 1964, tras el repentino fallecimiento de su progenitor, pasó a liderar la lista de este, la 15, además de dirigir sus medios de prensa, el diario Acción y la radio Ariel. En 1966, tras ganar las elecciones internas del sector, se postuló por primera vez a la Presidencia de la República. En 1971, 1989 y 1994 volvería a intentarlo, sin éxito.

En su quinta comparecencia electoral, en 1999, fue elegido presidente, triunfando en el balotaje ante Tabaré Vázquez, con los votos aportados por el Partido Nacional, entonces liderado por Luis Alberto Lacalle. Tras dejar su cargo en 2005 a Tabaré Vázquez, Jorge Batlle siguió trabajando en política hasta su fallecimiento en 2016.

Luis Alberto de Herrera, principal dirigente blanco durante varias décadas, se casó con Margarita Uriarte y tuvo una sola hija, María Hortensia. Del matrimonio de esta con el profesor Carlos Lacalle, en 1941 nació Luis Alberto.

Este se inició en política en 1958, siguiendo la campaña de su abuelo, que culminaría con el primer triunfo electoral del Partido Nacional en el siglo XX, aunque -todavía bajo el régimen colegiado- no existía el cargo de presidente de la República.

Luis Alberto Lacalle accedió al Parlamento por primera vez en 1971, como diputado. Tras la dictadura, en 1984 logró una banca en el Senado.

Luego de unificar a las agrupaciones herreristas detrás de su candidatura, en 1989 fue elegido presidente de la República, el único blanco en alcanzar esa responsabilidad en el siglo XX. En 1999 y 2009 volvió a ser candidato por el Partido Nacional, pero en la primera no alcanzó la segunda vuelta, y en la segunda perdió el balotaje ante José Mujica.

En 1970 se casó con Julia Pou Brito del Pino. El matrimonio tuvo tres hijos que llegaron a edad adulta (Pilar, nacida en 1971, Luis Alberto Aparicio en 1973 y Juan José en 1975), además de Manuel, fallecido a poco de nacer.

Luis Alberto saluda a Luis Alberto Aparicio, en el lanzamiento de la lista 404  en el Centro Gallego, el 11 de marzo de 2009. Foto: Archivo El País
Luis Alberto saluda a Luis Alberto Aparicio, en el lanzamiento de la lista 404 en el Centro Gallego, el 11 de marzo de 2009. Foto: Archivo El País

Julia Pou fue senadora entre 2000 y 2005. En su agrupación Acción Comunitaria comenzó su carrera política su hijo Luis. Este fue elegido diputado en 2004 y nuevamente en 2009; en 2011 ocupó la presidencia de la Cámara de Representantes. En 2014 ganó las elecciones internas y se convirtió en el candidato presidencial por el Partido Nacional. Perdió las elecciones en balotaje ante Tabaré Vázquez, aunque fue elegido senador.

Nuevamente candidato nacionalista en 2019 ganó la segunda vuelta ante el postulante del Frente Amplio, Daniel Martínez, y se convirtió en el virtual presidente electo del Uruguay para el período 2020-2025.

Herencia política

La presencia de padres, hijos y nietos en la actividad política representa una tradición muy uruguaya, difícil de encontrar en otros países. Las dos expresiones principales de esas dinastías democráticas son la familia Batlle y la continuidad entre Luis Alberto de Herrera y los Lacalle. En ese sentido, Luis Lacalle Pou se convertirá el próximo 1° de marzo en el tercer presidente de la República hijo de un expresidente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)