CAMPAÑA ELECTORAL

Talvi ataca las cifras de desempleo y el Frente Amplio dice que es "un manotazo de ahogado"

El candidato colorado Ernesto Talvi aseguró que las cifras de desempleo son “totalmente artificiales” por la contratación de 70.000 funcionarios públicos durante los 15 años de gobiernos frenteamplistas.

Ernesto Talvi, candidato a la Presidencia por el Partido Colorado. Foto: Francisco Flores
El economista reapareció y su estrategia es “derribar” los “presuntos éxitos” del Frente. Foto: Francisco Flores.

Luis Lamas es una tranquila calle pocitense, de esas en las que pasan pocos autos y aún se respira algo de clima de barrio. Allí está el comando de Ernesto Talvi, en una casa-búnker donde desde lejos se ve una balconera con la cara del candidato colorado.

En ese lugar estuvo recluido los últimos días mientras preparaba la fase final de su campaña rumbo a octubre y se recuperaba de una contractura muscular que “le apretó un nervio”, algo “muy doloroso, inmovilizantemente doloroso”, según contó ayer. El episodio “está casi superado”, pero no quiere cantar victoria.

El candidato tiene claro su objetivo y apunta varios de sus dardos al Frente Amplio (FA), en busca de desencantados de la coalición de izquierda. De hecho, anunció que semana a semana irá derribando los “presuntos éxitos” que en realidad son “espejismos” del FA. Y la de ayer fue la primera entrega: cuestionó las cifras de desempleo y dijo que son “totalmente artificiales” por la contratación de 70.000 funcionarios públicos durante los 15 años de gobierno frenteamplista.

También anunció que, si gana, no repondrá las vacantes. Se trata de 9.000 empleos por año (45.000 en todo el período), lo que generaría un ahorro de US$ 1.200 millones por año, que significan “la mitad del déficit fiscal”. Sin embargo, el programa de gobierno de Talvi indicaba que sería una reducción de 6.000 vacantes por año.

Los blancos también salieron al ataque. El equipo técnico de Luis Lacalle Pou asumió una actitud más combativa contra los dirigentes frenteamplistas. Por ejemplo, el asesor en seguridad Álvaro Garcé dijo a la agencia Sputnik que el Ministerio del Interior divulga “datos poco confiables” sobre los índices de criminalidad y delitos. Y el coordinador de programa, Pablo Da Silveira, dijo a El País que hay “una enorme distancia entre la fortaleza programática del Partido Nacional y la debilidad del Frente”

La vuelta.

En una barbacoa con parrilla incluida, convertida en sala de prensa, Talvi se mostró dispuesto a defender un polémico tuit publicado la noche anterior. “La cifra de desempleo del gobierno es un espejismo. El real es más alto hoy que cuando asumió el FA en 2005”, escribió el miércoles. Y siguió: “La única razón por la que las cifras muestran un desempleo de 9%, cuando en realidad es de 13%, es que desde el 2005 el FA agregó 70 mil empleos públicos”.

Las respuestas llegaron rápido. El subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, afirmó en radio Sarandí que es llamativo que haya ido a estudiar a Harvard “para terminar modificando al antojo los datos de desempleo". Sostuvo que “es de una inconsistencia técnica que alarma”.

En tanto, el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, dijo a El País que Talvi ataca las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE), “algo que en Uruguay nunca se cuestionó, ni en dictadura”.

Y el expresidente del Banco Central y actual candidato a senador, Mario Bergara, dijo que lo de Talvi es “un manotazo de ahogado”. Afirmó que en el aumento de vínculos se incluye la regularización de miles de becarios y pasantes: durante el gobierno de Jorge Batlle (2000-2005) aumentó la cantidad de contratos irregulares. Talvi confirmó a El País que esos contratos regularizados están incluidos en los 70.000 nuevos vínculos laborales.

Pero el tuit también fue respondido por el economista Matías Brum, profesor adjunto e investigador del Instituto de Economía. “Es un disparate” contar como desocupadas a las 70.000 personas que ingresaron al Estado desde 2005, dijo Brum a El País. A su juicio, predecir que el sector privado se hubiera comportado en estos 15 años “exactamente igual, con o sin creación de 70.000 puestos de trabajo, es demasiado fuerte, especialmente para un doctor en economía por la Universidad de Chicago”.

Y, siguiendo el pensamiento de Talvi, se preguntó qué hubiera pasado si no se hubiera contratado más funcionarios desde 1908, cuando había 23.143 empleados: “La desocupación andaría en 20,7%”.

Respuesta.

Como si las críticas no lo afectaran, Talvi parecía distendido ayer de tarde, tanto que antes de la conferencia conversó con los periodistas sobre su afición por La Vela Puerca, la banda de rock que sigue gracias a sus hijos. “Mi primer concierto fue en el Teatro de Verano, en 1999”, contó.

Y después reafirmó su tuit, aunque aclaró que no cuestiona la metodología del INE. Aseguró que la tasa de 9,1% es “totalmente artificial”, ya que “no hay recursos para financiar” esos 70.000 empleos públicos “y por ende, estamos sosteniendo artificialmente a punta de endeudamiento”. Según su razonamiento, hoy en realidad la tasa de desempleo es mayor a 2005, cuando era de 11.8%

¿Cómo sabe que esas 70.000 personas hoy no tendrían trabajo? “Si de golpe hubiera 70.000 personas más buscando empleo, ¿creen que lo encontrarían? De ninguna manera”.

¿Cómo se calcula el desempleo en Uruguay?

En primer lugar, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) considera ocupados a quienes a “todas aquellas personas de 14 años o más de edad, que trabajaron por lo menos una hora a la semana anterior a la encuesta, o que no trabajaron por estar de vacaciones, o por enfermedad o accidente, conflicto de trabajo o interrupción del trabajo a causa del mal tiempo, averías producidas en las maquinarias o falta de materias primas, pero tienen empleo al que seguramente volverán”.

Mientras que los desempleados son “toda persona que durante el período de referencia considerado (última semana) no está trabajando por no tener empleo, que lo busca activamente y está disponible para comenzar a trabajar ahora mismo”. También se considera desocupados a quienes “no están buscando trabajo debido a que aguardan resultados de gestiones ya emprendidas y aquellas que comienzan a trabajar en los próximos 30 días”.

Sabiendo esto, hay que considerar que la tasa de desempleo se calcula como el número de personas desocupadas dividido la Población Económicamente Activa (PEA), que contempla a las personas en edad de trabajar que están ocupadas o buscan activamente empleo.

Obviamente que la medición del INE no releva a toda la Población Económicamente Activa para conocer su situación, sino que toma una muestra, que surge de la Encuesta Continua de Hogares.

En sus informes mensuales sobre empleo y desempleo, el INE aclara que su medición tiene un intervalo de confianza de +/- 2 en el error estándar de muestreo. “Los intervalos de confianza se utilizan para expresar la precisión de la estimación. Se ha demostrado matemáticamente que, si el muestreo se repitiera muchas veces, el ‘verdadero’ valor del parámetro se ubicaría dentro del intervalo de confianza +/- 2 en 95 veces de cada 100”, detalla el informe.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)