FRENTE AMPLIO

Socialistas se comprometen a superar lógica de lucha interna

Civila y Soto se miden voto a voto este domingo en una reñida elección.

A pocas horas de las elecciones donde se disputa la secretaría general, Civila y Soto debatieron sobre la interna del sector. Foto: Centro Socialista Sara Justo
A pocas horas de las elecciones donde se disputa la secretaría general, Civila y Soto debatieron sobre la interna del sector. Foto: Centro Socialista Sara Justo

¿Cómo toman la bebida los socialistas? “En lata” contestó entre risas unos segundos más tarde Gonzalo Civila en un ping pong de preguntas junto al otro candidato a la secretaría general del sector Santiago Soto.

Con esa respuesta, Civila ganó el juego del ahorcado organizado por el centro socialista Sara Justo, como parte de un debate de cara a las elecciones internas del sector que se celebran el próximo domingo. La disputa es voto a voto y no solo compiten el diputado y el subdirector de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) por el máximo cargo, también se disputan quién encabezará la lista el Senado entre Mónica Xavier (actual secretaria general) y Daniel Olesker (exministro de Desarrollo Social).

Entre socialistas era previsible que salieran a luz las diferencias internas que tantas veces enfrentaron a las dos corrientes: renovadores y ortodoxos o garganistas, como prefieren llamarse. A los primeros representa Soto (32) y a los segundos Civila (34). “A veces los socialistas tenemos un problema, nos damos con un hacha todo el tiempo”, dijo la senadora y exministra Daisy Tourné.

En una especie de autocrítica, acotó que por momentos “hay demasiada agresividad y violencia” en la interna. “¡Basta de desgastarnos en las luchas intestinas que nos desgastan y nos dejan en un partido chiquitito!”, subrayó la senadora, quien se mostró esperanzada de que en breve se abra una nueva etapa.

Después de jugar a las preguntas y respuestas y de quién es la frase, los candidatos socialistas tampoco eludieron las diferencias internas que en los últimos años han protagonizado las dos principales corrientes dentro del sector. Soto puntualmente opinó que “no se puede entrar en la máquina de picar carne” acerca de si “estás de un lado o del otro”. “Eso de que a partir de ahí no te hablo más, no voy a tomar una o no te saludo si pasás por la puerta, como pasa con algunos compañeros”, ejemplificó. Por lo que pidió evitar la llamada “dinámica de las listas”.

Civila recogió el guante: habló de “esa lógica de presiones”, de “imposiciones” y de “tratar a los compañeros en función de una lista”, que llega a límites como “presionar con tu laburo”. “La verdad que eso suceda en un partido como el nuestro es grave, estoy convencido de que no debería pasar. El compromiso es cambiar eso”, afirmó. Para el diputado, se necesita “un partido más abierto para adentro”, donde no despierte enojo “si alguno piensa distinto o no mira la realidad desde el mismo lugar”.

En plena contienda electoral, Soto y Civila se comprometieron a tener “gestos” al día siguiente de la elección o mejor dicho, cuando se conozcan los resultados porque es una contienda sumamente ajustada donde el próximo secretario general se definirá por unos pocos votos. Se calcula que el resultado sea comunicado oficialmente el próximo martes, cuando se terminen de contar los sufragios observados en todo el país. El candidato más votado -en un padrón de 2.800 afiliados- será el próximo secretario general.

A Civila lo apoyan dos listas (4 y 5)) y a Soto tres (1,2 y 3). En una elección polarizada, el centro socialista Sara Justo no se definió por ninguno de los candidatos a la secretaría general y otorgó libertad de acción a sus integrantes para que respalden al que prefieran. Además de la secretaría general, se elige la integración del Comité Central (51 miembros). La etapa electoral, culminará en el mes de junio cuando se defina en todo el país la integración de las listas de aspirantes a diputados.

El día después

Civila se comprometió a no cuestionar el resultado de la elección, sea cual sea. La promesa no es menor, ya que otras veces surgieron críticas acerca de cómo se procesó el conteo de votos a la interna. Aceptar el resultado “sin debates públicos” y hacer una conferencia de prensa en conjunto para demostrar unidad, planteó.

Soto, por su parte, enfatizó en la necesidad de salir “todos juntos” a hacer campaña para que el precandidato Daniel Martínez alcance la Presidencia en las elecciones. “Lo primero es un gesto hacia la cancha grande. Al otro día tenemos que estar espalda con espalda por Daniel. Dar desde el primer día la batalla que tenemos que dar en el 2019”, señaló. Aunque el encuentro convocado invitaba a debatir, ambos candidatos a la secretaría general evitaron polémicas. Los dos coincidieron en que el Partido Socialista necesita cambios y Soto remarcó que no simboliza la “continuidad” de la gestión de Xavier. “Mónica es Mónica y Santiago es Santiago”, agregó.

Mujica hará campaña fuerte por el Frente después de las internas

El primer mano a mano de Daniel Martínez como candidato fue con el expresidente José Mujica en la chacra presidencial de Rincón del Cerro. El exmandatario, que hasta ahora no jugó fuerte en la campaña rumbo a las internas, se comprometió a dejar todo en la cancha pasada la instancia de junio.

Mujica respalda la candidatura de la exministra de Industria Carolina Cosse, pero hasta ahora no se ha mostrado en actos junto a la presidenciable. “No voy a dejar el cuero en la estaca”, dijo Mujica en entrevista con radio Sarandí sobre si hará campaña por Cosse. “Yo estoy gozando de mi estatus de jubilado. Algún poco voy a hacer”, sentenció.

Además fue crítico con lo gastado en el Antel Arena, buque insignia de la gestión de Cosse en el ente. “Es posible que no” hubiera aprobado hacer el Antel Arena de haber sabido el costo, afirmó Mujica consultado acerca de los US$ 90 millones que terminó saliendo la obra según el Tribunal de Cuentas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)