PARLAMENTO

Senado empieza a tratar proyecto de Cabildo Abierto de liberar a los presos de más de 65 años

En el Partido Nacional hay “sintonía” con la iniciativa, que se basa en fundamentos de “humanidad o trato humanitario” dentro de las cárceles, aunque plantean subir la edad a 70.

Guido Manini Ríos. Foto: Estefania Leal
Guido Manini Ríos. Foto: Estefania Leal

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Los senadores de la coalición de gobierno se preparan para encarar las últimas discusiones parlamentarias de lo que queda de este año, y para la semana que viene ya se asoma el inicio del debate que fue fijado en el oficialismo como uno de los asuntos prioritarios a abordar. Se trata del proyecto de ley que propone que los presos mayores de 65 años sean enviados a su casa en régimen de prisión domiciliaria.

La propuesta, que se basa en fundamentos de “humanidad o trato humanitario” dentro de las cárceles, proviene de Cabildo Abierto, y es un asunto al que se ha referido varias veces el senador Guido Manini Ríos, aunque en las últimas horas lo hizo con mayor énfasis.

Hasta el momento, la iniciativa ha encontrado receptividad en filas del Partido Nacional, el socio mayoritario del oficialismo. “Empezamos a analizar el tema y tenemos sintonía como para empezar a estudiarlo”, señalaron a El País fuentes nacionalistas.

Sin embargo, el planteo es complejo y no exento de polémica -según reconocen dentro de la coalición-, porque si bien la iniciativa prevé ciertas excepciones en la aplicación de este beneficio, sí lo obtendrían los reclusos imputados por su actuación en la dictadura militar. Pues solo se propone dejar por fuera a los imputados por homicidio y violación -salvo que hayan cumplido dos tercios de la pena máxima-, y a los procesados por delitos de lesa humanidad que hayan sido cometidos luego de entrada en vigencia la ley que definió estos crímenes en 2006.

De hecho, el propio Manini dijo el martes pasado que, “siendo coherente” con su propuesta, los involucrados en causas de la dictadura, “si son mayores de 65 años (...), deberían estar al menos en prisión domiciliaria”.

“Mi posición ha sido bien clara, e incluso fue detonante del cese que tuve como comandante en jefe del Ejército (en 2019), y es mi crítica a determinados procesamientos sin garantías a los presos. Habrá casos en que lo justo sería que fueran liberados”, aseguró Manini.

Por esto es que tanto entre los blancos y el Partido Colorado -los otros dos partidos del oficialismo que tienen representación en el Senado, donde se presentó el proyecto- aún no tienen una posición orgánica al respecto.

No obstante, los nacionalistas propondrán que el límite de edad que los cabildantes fijaron en su proyecto en 65 años se eleve a los 70.

En el Partido Colorado, en tanto, solo se han dado hasta el momento “conversaciones informales”, y se está lejos de adoptar una postura al respecto, señalaron fuentes de la colectividad.

En Cabildo, mientras tanto, apuestan a que el proyecto se trate con celeridad.

“Esperemos que el tema sea aprobado rápidamente”, dijo a El País el senador Raúl Lozano.

"Con nombre y apellido".

Aunque aún no fue discutido en la interna de la bancada, en la oposición prima lo más habitual: una clara postura en contra de la iniciativa.

“Yo no creo que el Frente Amplio esté dispuesto a considerar ninguna cuestión en materia de derechos humanos del pasado reciente sin despejar el tema fundamental, que es la verdad y justicia en torno a los desaparecidos”, dijo el senador Enrique Rubio.

Charles Carrera, presidente de la comisión de Constitución -donde se empezará a discutir el asunto a partir del próximo martes-, afirmó por su parte que la iniciativa tiene “nombre y apellido”, porque está dirigida a favorecer a “los represores que están pagando su pena en la cárcel de Domingo Arena”. Además, agregó que también rechaza que el interés surja de Manini, “que parte de una crítica al sistema de justicia”, resumió el dirigente del MPP.

Senador frenteamplista Charles Carrera. Foto: Francisco Flores.
Senador frenteamplista Charles Carrera. Foto: Francisco Flores.

La postura que defiende Carrera es diferente a la del conductor de su sector, el expresidente José Mujica, quien a mediados de agosto dijo a Radio Universal que “siempre” había pensado que, “excepto casos rematadamente patológicos, en general a la gente anciana no convenía tenerla presa” porque de esa forma, entre otras cosas, “se castiga a la familia”.

“Lo dije en su momento”, sostuvo Mujica, aunque también opinó que “la sociedad no estaba madura para semejante decisión”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados