Publicidad

Rodolfo Saldain presentó su libro sobre la reforma jubilatoria y fustigó el plebiscito que impulsa el Pit-Cnt

“Veremos cuál es el texto final (del plebiscito de la central sindical), porque si es lo que se conoce hasta ahora es realmente muy lamentable”, dijo el abogado experto en seguridad social.

Compartir esta noticia
Rodolfo Saldain y Gonzalo Martínez Alba presentaron su libro “Sistema previsional común” ayer en el Palacio Legislativo
Rodolfo Saldain y Gonzalo Martínez Alba presentaron su libro “Sistema previsional común” ayer en el Palacio Legislativo.
Foto: Juan Manuel Ramos

Redacción El País
Son días importantes para el sistema político y en particular para el gobierno y el Partido Nacional, pues a medida que avanza el calendario se viene encima la campaña electoral y, con ella, el debate sobre uno de los buques insignia del presidente Luis Lacalle Pou, que es la reforma del sistema jubilatorio.

El tema estará arriba de la mesa por ser eje central de esta administración pero también porque el movimiento sindical votará en esta jornada (ver recuadro) el texto final que tendrá la papeleta que se buscará plebiscitar para establecer en la Constitución reglas básicas sobre el sistema previsional que atentarían contra la transformación que concretó el gobierno relativa a los pilares de todo el sistema, en una ley aprobada semanas atrás.

En el oficialismo miran de reojo la resolución de la Mesa Representativa que sesionará hoy y que, pese a las divisiones internas que se han generado en la central sindical, se espera que apruebe el contenido de la papeleta que se pondrá a votación en las elecciones nacionales del año que viene, en caso de que los sindicatos lleguen con las firmas necesarias que exige la Corte Electoral para habilitar la consulta popular.

Y lo hacen porque entienden que, más allá del error político en que caería así -según su parecer- la oposición y todo el movimiento sindical (al promover la polémica eliminación de las AFAP), la campaña del Pit-Cnt supondrá y ya lo está suponiendo una contracampaña del oficialismo para explicar y defender una reforma que en lo esencial implicó la suba de la edad mínima de retiro de 60 a 65 años para las próximas generaciones.

Fue en este marco que, ayer, Rodolfo Saldain, el principal redactor de la iniciativa que se aprobó luego de intensas negociaciones dentro de la propia coalición de gobierno, presentó el libro “Sistema previsional común”, que elaboró junto con Gonzalo Martínez Alba.

El libro es una explicación detallada de todos los capítulos de la reforma, y la presentación tuvo el simbolismo político propio de un evento que busca crear significado más allá de aquello que produce la convocatoria: se hizo en el Palacio Legislativo -en la sala de eventos especiales- y contó con la presencia de la plana mayor del gobierno: en primera fila estaban el presidente Luis Lacalle Pou y el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado; a su lado estaba también la vicepresidenta Beatriz Argimón, que incluso fue la primera oradora en tomar la palabra, y asimismo se hicieron presentes varios integrantes del gabinete, como los ministros Javier García (Defensa Nacional) y Pablo Mieres (Trabajo).

El mensaje fue claro: la ley explicada en el libro no terminó siendo “lamentablemente” lo “deseable” para el gobierno, como se encargó de decir Saldain sobre el final de las ponencias, pero sí es para este oficialismo un “logro” en sí mismo que la norma exista, porque fue un compromiso de campaña cuya concreción Lacalle Pou buscó con fuerza, sobre todo durante el 2022, cuando el trabajo de la comisión de expertos que se reunió para presentar sus recomendaciones ya había culminado hacía rato.

“La buena noticia es que se hizo lo que se tenía que hacer”, dijo Saldain en referencia a que el diagnóstico del problema -la insostenibilidad financiera del sistema que la reforma procura solucionar- fue algo reconocido por dirigentes de todos los partidos. “La noticia todavía mejor -dijo también Saldain- es que lo que se hizo es mejorable”.

“Barbaridad”

Saldain todavía tiene la esperanza de que el Pit-Cnt revea su posición y matice el contenido de la papeleta a ser plebiscitada, pues entiende que la propuesta de reforma constitucional generaría consecuencias “graves” en el sistema. “Veremos cuál es el texto final, porque si es lo que se conoce hasta ahora es realmente muy lamentable”, dijo el abogado en rueda de prensa tras la presentación.

Entre otros puntos, advirtió que la eliminación de las AFAP llevaría a incurrir en una “expropiación” dirigida al ahorro de los trabajadores.

Y consultado sobre cuánto de la actual reforma anularía este plebiscito, Saldain insistió con la necesidad de esperar a la resolución final pero adelantó su opinión bien negativa al respecto, tanto sobre el fondo como sobre la forma interna como la central sindical llevó adelante la discusión que terminó con la propuesta de promover la consulta popular.

“Es una barbaridad eso, ¿verdad? No tiene ni pies ni cabeza. (Porque) incluso no es solo que afecta la reforma aprobada, sino que inviabiliza la caja bancaria y la reforma de la caja de profesionales; es decir -continuó- está hecho con una gran impericia y una gran improvisación. Dense cuenta que cuando se aprobó esta moción, que hoy están tratando de darle una redacción, lo hicieron por error. Pensaron que no había quedado aprobado porque no habían entendido cómo era el régimen de mayoría de su propio estatuto. Hasta ahí llega el grado de improvisación”.

Otra cosa que está clara para Saldain y que ha sido uno de los pilares conceptuales de los que se partió para hacer esta reforma, es la realidad de que los uruguayos cada vez viven más, al tiempo que “cada vez va a haber menos trabajadores en la edad de trabajar para generar la productividad necesaria para (a su vez) mantener” los ingresos del sistema. Y aunque no hay aún una propuesta alternativa formal y acabada por parte de la oposición, Saldain afirmó que puede haber cuestionamientos que responden más bien a un tema “de perfil ideológico, si se quiere” y que “está bien que así sea”. “El punto es cuando esos temas de perfil ideológico llevan a situaciones que realmente está probado que no son convenientes para el conjunto de la sociedad”, subrayó.

Por lo demás, el gobierno y el Partido Nacional calientan los motores para desplegar la defensa de esta ley, con énfasis en algunos beneficios que ya entran en vigencia -a diferencia del cambio de la edad jubilatoria, que comenzará a regir, en transición, a los nacidos en 1973, quienes se retirarán ya con 61 años-. Por ejemplo, la habilitación general a que los jubilados puedan seguir trabajando una vez retirados, siempre y cuando lo hagan en otra empresa, o las mayores flexibilidades y posibilidades a la hora de descontar un año por cada hijo que tenga un trabajador, entre varios otros puntos.

La juventud nacionalista, de hecho, ya ha salido de recorrida por todo el país con jornadas de charla a la militancia y a la ciudadanía destacando estas cosas, estrategia en la que Saldain ha participado.

Pit-Cnt votará hoy el texto a plebiscitar

La Mesa Representativa del Pit-Cnt llega a la instancia de hoy con los sindicatos divididos y en medio de una polémica generada por las opiniones encontradas sobre el detalle del texto que tendrá la papeleta del plebiscito.

En principio, tal como fue acordado la semana pasada, la central sindical pondrá en las urnas una papeleta única con un texto que planteará la eliminación de las administradoras de fondos de ahorro previsional (AFAP), la fijación de un monto básico para las jubilaciones -equivalente al Salario Mínimo Nacional y con ajustes- y la baja a 60 años de la edad mínima para el retiro.

La Asociación de Bancarios del Uruguay (AEBU) emitió en las últimas horas un duro comunicado contra este contenido, cuestionando que esta propuesta no es fruto del necesario “diálogo” social. Asimismo, criticaron que la central se apartara de “los acuerdos internos” expresados en el último congreso del movimiento sindical y cuestionaron diversos aspectos técnicos, como la “expropiación” de los ahorros individuales en las AFAP en favor del Banco de Previsión Social (BPS), además de no afrontar los desafíos que tiene la seguridad social, incrementar el déficit fiscal y propiciar una serie de “contradicciones”.

Este es, en suma, el escenario que tendrá hoy el Pit-Cnt, en donde de todas formas y pese a estas resistencias, están dadas las mayorías para aprobar un texto como el señalado.

El Frente Amplio, en tanto, también se encuentra dividido con sectores como el Movimiento de Participación Popular directamente en contra. Días atrás, el presidente de la coalición de izquierda, Fernando Pereira, opinó que había que tener “cuidado con lo que se va a poner en la Constitución”, sobre todo cuando esta fuerza política tiene pensado cambiar la reforma propuesta, pero a través de una nueva ley y previo a un diálogo social, en caso de ser gobierno en 2025. “El problema de la reforma constitucional es que construye mucha rigidez”, dijo Pereira en este sentido.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad