Publicidad

El oficialismo considera un “error político” el plebiscito del Pit-Cnt contra la reforma jubilatoria

La medida constitucional por seguridad social se sometería a votación en simultáneo a la elección presidencial de 2024. Para Iturralde, será una “oportunidad interesantísima” de defender reforma.

Compartir esta noticia
Circuito de la Corte Electoral
Circuito de la Corte Electoral.
Foto: Darwin Borrelli

Redacción El País
La recolección de firmas para impulsar un plebiscito que modifique el sistema jubilatorio todavía no comenzó, pero ya moviliza al oficialismo y a la oposición.

Después de una votación prácticamente dividida en tercios, la papeleta que promoverá el Pit-Cnt buscará asentar en la Constitución tres pilares que, si son acompañados por la mayoría absoluta de los votantes en las elecciones de octubre de 2024, harían caer algunos aspectos de la Ley 20.130. Además, condicionarían futuras reformas previsionales.

Por un lado, se buscará fijar en la Carta Magna los 60 años como edad mínima para la jubilación y un monto básico para el retiro, atado al Salario Mínimo Nacional. Y, por otro lado, se promoverá la eliminación del lucro en la seguridad social, dejando de existir las administradoras de fondos de ahorro previsional (AFAP).

Es decir, algunos puntos de la última reforma jubilatoria -que aumentó a 65 años la edad mínima de retiro y refiere a un sistema mixto- dejarían de estar vigentes. A la vez, si la coalición de izquierda triunfase en 2024, estaría obligada a discutir una nueva enmienda del sistema -una propuesta de campaña anticipada en marzo- sobre la base de estos tres pilares.

Por otro lado, la consulta popular también podría suponer un desafío a corto plazo para cada comando de campaña. Por ejemplo, dentro del bloque de sectores que apoyan la eventual precandidatura de Carolina Cosse no hay una postura unánime. Mientras que el Partido Socialista y el Partido por la Victoria del Pueblo apoyan desde hace tiempo un plebiscito como el que propone el Pit-Cnt, otros sectores son proclives a mantener la estrategia de convocar a un diálogo nacional en 2025, según supo El País.

En tanto, el Partido Comunista -el mayor aliado de la intendenta de Montevideo- fijaría una postura institucional el fin de semana siguiente a la resolución del Pit-Cnt, pero pasaron las semanas y todavía no lo hizo. Los sindicatos dirigidos por esta corriente quisieron impulsar un plebiscito que solo dejara “sin efecto” la Ley 20.130, pero no alcanzaron los votos.

Los tres puntos que se impusieron, a instancias de la Asociación de Trabajadores de la Seguridad Social, están siendo trabajados en una comisión de la central sindical, que redactará y presentará la papeleta. Sin embargo, según supo El País, posiblemente no esté pronta en los próximos días.

Optimismo

Lejos de tomárselo como algo negativo, el oficialismo está expectante del debate que podría abrir el plebiscito y de la postura que asumirá el Frente Amplio.

Según supo El País, en el gobierno entienden que sería un “error político” de la oposición si hiciera campaña con el Pit-Cnt.

Primero, porque ir contra las AFAP a casi 30 años de que empezaran a funcionar “entreveraría al votante, que no se sentiría cómodo sin saber cómo volverá al Banco de Previsión Social su dinero”, señaló una fuente del Poder Ejecutivo.

En segundo lugar, y principalmente, porque consideran que la consulta popular habilitará al presidente Luis Lacalle Pou a hacer campaña para defender la nueva norma jubilatoria. “Es una ley de él, ¿quién le puede decir que no salga a defenderla?”, dijo la fuente, que valoró que el primer mandatario es el mayor activo político de la coalición de gobierno.

La visión ligeramente positiva sobre el plebiscito es compartida por otros dirigentes oficialistas. El viernes pasado, el senador blanco Jorge Gandini dijo a Radio Montecarlo que “ojalá” la central obrera junte las firmas para debatir la eliminación de las AFAP.

“Es un grano para la izquierda, ¿no? No lo han resuelto -porque gobernaron 15 años y no las derogaron-, pero tienen la mitad del Frente Amplio que las quiere derogar. (...) Va a ser un debate maravilloso. Estoy con ganas de firmar para ver si llegan”, ironizó.

En tanto, el presidente del Directorio del Partido Nacional, Pablo Iturralde, consideró que será una “oportunidad interesantísima” para defender la reforma jubilatoria, votada por todos los partidos de la coalición de gobierno.

“Si el plebiscito se lleva adelante, el Frente Amplio va a tener que decir qué va a hacer con la seguridad social o le va a tener que decir que no al Pit-Cnt”, apuntó el dirigente blanco en diálogo con El País.

Además, opinó que “desde hace años se habla de reformar la seguridad social”, pero solo este gobierno “tuvo las agallas” para emprenderla. “No fue tan amplia como hubiéramos querido al principio, pero salió y se le dio la posibilidad de opinar al Frente Amplio. Y el Frente Amplio no solo no opinó de absolutamente nada, sino que se puso en contra y no agregó una sola alternativa. Por lo tanto, ojalá se ponga en marcha (la consulta popular) porque va a poner en blanco sobre negro quién asume la responsabilidad y quién no”, remató Iturralde.

El abogado constitucionalista Eduardo Esteva indicó a El País que, al amparo del artículo 331 de la Carta Magna, en el que se basó el Pit-Cnt, el Parlamento tiene margen para presentar una contrapropuesta. Cuando se eleve a la Asamblea General el articulado, los legisladores podrán formular proyectos sustitutivos, que se someterán a consideración de la ciudadanía junto con la iniciativa popular.

Tiempo atrás, el líder de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, auguró una “campaña sumamente agresiva” contra la reforma jubilatoria. En ese sentido, defendió los cambios que impulsó su partido durante la discusión parlamentaria porque, si eran tenidos en cuenta, podrían salir a defender la ley “de forma convencida y entusiasta”.

El presidente del Frente Amplio, Fernando Pereira, reafirmó la semana pasada -en entrevista con Diamante FM- que la convocatoria a un diálogo social en 2025 sigue pareciéndole un “mejor camino” que el plebiscito. Además, reafirmó que esperarán a conocer la papeleta para tomar una postura oficial. Esta decisión se dará antes del Congreso Compañero Tabaré Vázquez, que se desarrollará entre el 8 y el 10 de diciembre.

Jubilados se movilizarán, pero resuelven en noviembre

Si bien el movimiento sindical dio el puntapié inicial, falta que otras organizaciones interesadas lauden si se suman o no al plebiscito.

La Organización Nacional Jubilados y Pensionistas del Uruguay (Onajpu), que nuclea a más de 100 agrupaciones de todo el país, resolverá una postura en su Congreso Nacional de noviembre.

El secretario general y exdirector del BPS, Sixto Amaro, indicó a El País que Onajpu “históricamente” ha estado en contra del fin de lucro en la seguridad social. No obstante, dijo que cada organización está discutiendo internamente, por lo que este pronunciamiento no necesariamente se traducirá en un respaldo a la consulta popular.

Actualmente, Onajpu pretende reunirse con el presidente Luis Lacalle Pou y el 14 de setiembre marchará hasta Torre Ejecutiva. La organización demanda que en la Rendición de Cuentas se incluya un aumento del orden del 3% para las jubilaciones y pensiones, teniendo en cuenta que el próximo año habrá elecciones y por lo tanto no se podrá incrementar el gasto presupuestal.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad