OTRO CAPÍTULO EN LA HISTORIA DE PLUNA

Paso a paso: del “caballero de la derecha” a la devolución de millones a López Mena

Una cronología con los principales hechos que se suscitaron desde el cierre de Pluna para entender por qué ayer un juez amparó parcialmente la demanda del empresario Juan Carlos López Mena y condenó al BROU a devolverle los US$ 14 millones que pagó por el aval a la aerolínea Cosmo.

Luego de meses de distancia con el gobierno, López Mena se reunió con la ANP. Foto: Archivo El País.
El empresario Juan Carlos López Mena. Foto: archivo El País

Seis años atrás, en 2013, el empresario naviero Juan Carlos López Mena inició un juicio contra el Banco República (BROU). ¿La razón? El propietario de Buquebus entendía que no debía pagar el aval por US$ 14 millones que la institución financiera había brindado a la aerolínea Cosmo en 2012 para que se pudiera presentar al remate de los siete aviones Bombardier de Pluna, la compañía aérea uruguaya que el gobierno de José Mujica (2010 -2015) había decidido bajar de los aires.

Según se informó a El País en el BROU, el empresario al momento ya desembolsó alrededor de US$ 8 millones de esos US$ 14 millones.

Lo que sigue es una cronología con los principales hechos que se suscitaron desde ese momento para entender por qué ayer un juez amparó parcialmente la demanda de López Mena y condenó al BROU a devolverle lo que pagó por el aval a Cosmo.

- El 5 de julio de 2012 el gobierno de José Mujica decidió cerrar las operaciones de Pluna, luego de 76 años de vuelos. Por la ley 18.931, se autorizó al Poder Ejecutivo a constituir un fideicomiso de administración con la finalidad de preservar el valor de los activos de la empresa y las fuentes de trabajo. Se estableció que los aviones se iban a vender a través de una subasta pública. El pliego establecía que los interesados en participar en el llamado debían presentar una garantía de mantenimiento de la oferta.

TCR cree que Pluna ente tiene obligaciónes derivadas de la compra de aviones. Foto: F. Flores
Parte de la flota de Pluna en el aeropuerto de Carrasco. Foto: Francisco Flores / archivo El País

- El 2 de agosto de 2012 Pluna le enajenó al Fideicomiso siete aviones Bombardier CRJ 900. El Fideicomiso asumió, como contrapartida, el pasivo con The Bank of Nova Scotia, que a la fecha de la transferencia ascendía a US$ 136 millones. 

- En setiembre de 2012 Cosmo Líneas Aéreas contrató con el BROU un aval bancario por la suma de US$ 13.680.000, para ser utilizado en la subasta. Este aval estaba garantizado por Boston Seguros, una empresa argentina, según el escrito que presentó en su momento el abogado Amadeo Otatti. La firma BQB Seguros vendía pólizas de Boston Seguros y el empresario argentino Juan Carlos López Mena fue el encargado de dictar el contenido del aval.

- El remate se fijó para el 12 de setiembre de 2012 y fue postergado para tratar de atraer a un mayor número de interesados para el 1° de octubre de 2012. Es así que la empresa Cosmo S.L. se presentó en el acto de remate de las siete aeronaves CRJ 900 Bombardier de la ex Pluna S.A. El único oferente y mejor postor fue el denominado por el rematador “caballero de la derecha”, individualizado como Antonio C. Sánchez, que ofertó a través del aval del BROU para garantizar el pago del precio en el plazo estipulado. Luego, resultó que Antonio C. Sánchez era en realidad Hernán Antonio Calvo Sánchez, quien había trabajado con López Mena en el fallido emprendimiento de Buquebus en España.

El 1° de octubre en la Rural del Prado se subastaron los siete aviones de Pluna. Foto: AFP.
El 1° de octubre de 2012 se realizó la subasta de los aviones de la aerolínea uruguaya. Foto: AFP

- Un mes después del remate de los aviones, el 1° de noviembre de 2012, el Fideicomiso adquirió el derecho a cobrar el aval por incumplimiento del mantenimiento de la oferta.

- Cosmo no pagó el aval. Pero el 19 de marzo de 2013 el presidente de Buquebus, Juan Carlos López Mena, asumió frente al Banco República la deuda de Cosmo y de su garante por US$ 13.680.000. En la misma fecha, para financiar el pago del aval, López Mena solicitó y obtuvo del BROU un préstamo por la suma de US$ 13.680.000, que devengaba un interés del 1,6% anual, pagadero en nueve cuotas, la primera de US$ 888.000 y las restantes de US$ 1.600.000 cada una. El 19 de marzo de 2013, el BROU, en su calidad de avalista, procedió a pagar al Fideicomiso la suma de US$ 13.680.000. López Mena pagó las cuotas.

- En diciembre de 2013 la jueza Adriana de los Santos procesó a los socios de Leadgate, Matías Campiani, Sebastián Hirsch y Arturo Álvarez Demalde, por el delito continuado de estafa especialmente agravado.

Matías Campiani procesado por estafa por el caso Pluna. Foto: El País
Matías Campiani fue procesado por el delito continuado de estafa especialmente agravado en 2013. Foto: archivo El País

- En abril de 2014 la jueza Adriana de los Santos procesó sin prisión a Fernando Lorenzo y Fernando Calloia (ministro de Economía y presidente del BROU al momento del otorgamiento del aval, respectivamente) por abuso de funciones. Los responsabilizó por haber otorgado un aval bancario irregular.

- En junio de 2014 El País divulgó una serie de correos electrónicos que intercambiaron Hernán Calvo Sánchez y Antonio Álvarez Hernández, dueño de la aerolínea Cosmo. “Tal como hablamos por teléfono, voy a presentar la oferta por Cosmo de los aviones de Pluna. En cuanto termine te llamo y te cuento qué tal salió. Obviamente que no implica ningún compromiso para Cosmo, quizás algo a nivel mediático. Te aviso por si algún periodista llamase a tu oficina (no creo), pero en tal caso diles que tienes un funcionario en la subasta (no des nombres tampoco), y si preguntan no digas que tienes relación con Buquebus. Estamos en contacto. Te aviso apenas salga”. Este mensaje salió de una casilla de correo de Calvo Sánchez con destino a otra de Álvarez Hernández y su mano derecha, Gabriel Zarza, el 1° de octubre de 2012, día del remate de los aviones de Pluna.

- En febrero de 2015, en un juicio por haberes que le hizo su exabogado, Daniel Rocca, el empresario López Mena reconoció públicamente los vínculos entre él, Boston Seguros y Calvo Sánchez. Dijo, además, que pagó el aval para "no quedar mal con el gobierno" y que era "la única víctima" de la situación. 

- "Yo era el presidente. De la globalidad de la operación fui el responsable. El gobierno se quería sacar un clavo de encima", admitió el exmandatario y senador del MPP por aquel entonces, José Mujica, el 11 de junio de 2015. De esa forma, Mujica se echó sobre sus espaldas todo el peso político que tuvo el caso Pluna que estalló en medio de su mandato, el 5 de julio de 2012. 

- “Presidencia estaba enterada de mis gestiones ante el Banco República por el aval a la empresa Cosmo; no actué en forma personal sino como ministro de Economía y llamé al Banco República (BROU) porque había una preocupación del Poder Ejecutivo sobre el tema", dijo Fernando Lorenzo en octubre de 2016. Eso esgrimió al comparecer en el Juzgado de Crimen Organizado por el caso Pluna ante la jueza especializada en Crimen Organizado de 2° Turno, María Helena Mainard, y la fiscal especializada en Crimen Organizado, María Camiño. 

- En diciembre de 2017 la jueza María Helena Mainard condenó al ex presidente del Banco República, Fernando Calloia, por incurrir en un delito de abuso de funciones por el otorgamiento de un aval por US$ 13 millones a la empresa Cosmo que la habilitó a participar en el remate de los aviones de Pluna. Mainard dijo que el otorgamiento del aval fue "una decisión apurada" tomada por Calloia que "incumplió" con los requisitos mínimos para los clientes y que aún luego de concederse el aval, tuvo que reportarlo como sospechosa. La jueza recordó que la otra empresa que pretendía presentarse en el remate de los aviones no calificaba para recibir el aval. Ninguna era cliente del banco. Para Mainard, "el trato diferencial, desigual, vuelve arbitrario el acto (de concesión del aval) y susceptible de generar un perjuicio a la Administración, por el desprestigio que causa la misma; afecta el normal desempeño del cargo". La jueza discrepó con el pedido fiscal y absolvió al exministro de Economía, Fernando Lorenzo. La jueza compartió el argumento de la defensa de Lorenzo sobre que no hay pruebas de que éste actuase como garante verbal de la operación de otorgamiento del aval: "(...) Lorenzo no cometió el acto por el cual se concedió el aval referido; tampoco pudo ordenarlo, ya que el receptor no estaba sujeto a su jerarquía y no tendría por qué aceptar la orden".

Fernando Calloia y Fernando Lorenzo. Foto: Archivo El País
Fernando Calloia y Fernando Lorenzo. Foto: Archivo El País

- En mayo de 2018 el fiscal del Crimen Organizado, Luis Pacheco, archivó la indagatoria del empresario argentino Juan Carlos López Mena y del representante de la firma española Cosmo, Hernán Antonio Calvo Sánchez, conocido como "el caballero de la derecha", que protagonizó la subasta de los aviones de Pluna. Según el magistrado, "no existen elementos de convicción suficientes para atribuir responsabilidades penales (...) ni de las circunstancias del caso, ni del cúmulo de e-mails incorporados, ni de las declaraciones de los indagados y testigos que depusieron en autos se puede inferir una intención dolosa o una maniobra orquestada en la presentación de la empresa Cosmo".

- Ayer, 19 de febrero de 2019, el Juez Civil de 20º Turno, Guzmán López Montemurro, amparó parcialmente la demanda de López Mena. Declaró que no corresponde el pago del saldo del aval que pueda estar pendiente con motivo del acuerdo y condenó al Banco República a devolver al empresario las sumas que ya fueron abonadas, más intereses. Ello significa que la institución financiera le debe devolver los US$ 14 millones que pagó por el aval a Cosmo. El BROU anunció que apelará el fallo. 



Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados