“Declaración se votó 29 en 29 en la Cámara Alta”

Nicaragua: condenan violencia y piden que Daniel Ortega renuncie

Moción del Frente Amplio en el Senado cuestionó “la violación de los derechos humanos”.

En jaque: la sociedad nicaragüense se encuentra alterada por las protestas y la represión desatada por el gobierno de Daniel Ortega. Foto: Reuters
En jaque: la sociedad nicaragüense se encuentra alterada por las protestas y la represión desatada por el gobierno de Daniel Ortega. Foto: Reuters

Los partidos que conforman el Senado no lograron ponerse de acuerdo ayer en hasta dónde reprobar la represión y violación a las garantías individuales que comete el régimen del presidente Daniel Ortega en Nicaragua, no obstante oficialismo y oposición aprobaron una "condena" a la "violencia y violación de derechos humanos" en el país centroamericano, que lleva ya más de 350 muertos por protestas civiles que se iniciaron en abril de este año contra una reforma de la seguridad social.

La declaración, que se votó 29 en 29, insta al "diálogo" entre el gobierno y la sociedad civil, algo que se ve como difícil dada la situación de enfrentamiento existente hoy. Blancos, colorados e independientes querían, a instancias del senador Pablo Mieres, subir el tono de condena pidiendo elecciones anticipadas, la renuncia del presidente Ortega y poner en la declaración la palabra "represión", algo que el Frente Amplio no quiso, pero que fue incluida en discursos de sus senadores.

Cuando fundamentó el pedido de declaración, Mieres dijo que la situación "causa un impacto en la sensibilidad", que es de una "gravedad inmensa", y que la "violencia desatada desde el gobierno de Ortega mata gente en la calle por protestar. Es un régimen corrupto, autoritario, violento. Que dispara a matar".

Pidió una declaración "de condena a la barbarie", que se llame a "elecciones libres con garantías" en el país. "Ortega es un dictador y traidor a la revolución", remarcó.

La violencia no cesa en Nicaragua. Foto: Reuters
La violencia no cesa en Nicaragua. Foto: Reuters

La senadora frenteamplista Constanza Moreira (Casa Grande) si bien declaró su "desacuerdo con lo que pasa en Nicaragua", recordó que "también hay violencia y paramilitares en México, Guatemala y Colombia. Hay que ser críticos con Nicaragua, pero con Israel también. Nos duele Nicaragua. Hay muchos que habiendo estado en el movimiento sandinista creen que es posible recuperarlo del nepotismo de Ortega, la represión y el autoritarismo".

Papa Francisco.

José Amorín, senador colorado, pidió "condenar con firmeza" la situación en Nicaragua "con la misma fuerza que condenábamos a (el exdictador nicaragüense Anastasio) Somoza". "Pasados los años Ortega no es mejor que Somoza. Ha destrozado las libertades en Nicaragua. Ortega violó todas las cosas por las que había luchado".

En tanto, la senadora socialista Mónica Xavier recordó que el país centroamericano había tenido un crecimiento en su economía del 5% anual con el gobierno sandinista. "Pero ha sobrevenido la peor crisis que nos rebela. El gobierno no ha dejado de reprimir. Es un régimen devenido en autocrático personalista. Esa no es la revolución con la que nos identificamos. Nicaragua así no puede seguir. No hay diálogo por la violencia. La mayor responsabilidad es del gobierno", dijo.

El nacionalista Luis Lacalle Pou aprovechó para azuzar al Frente Amplio con su postura sobre Venezuela. "Cuando se desliguen de intereses políticos condenaremos con Venezuela. Es un régimen populista y del más duro. Ortega violó los derechos humanos en forma personal y como gobernante", dijo, y retomó una definición de Amorín: "Ortega es mucho más (Anastasio) Somoza que (Augusto César) Sandino".

Ortega luchó contra la dictadura de Somoza como integrante del movimiento sandinista, y llegó al gobierno nicaragüense de la mano de ese movimiento.

El del nacionalista Jorge Larrañaga fue uno de los discursos más duros con la situación. Dijo que el de Ortega es "un gobierno que termina como enemigo de su pueblo, que mata a la gente, que desata violencia, que practica el terrorismo de Estado. Es un gobierno asesino".

Y además cuestionó la postura del papa Francisco. "Nos causa indignación y es lamentable que el papa Francisco se lave las manos. Muestra falta de autoridad al no condenar lo que pasa en Nicaragua", dijo, y reclamó "inmediatas elecciones" en aquel país.

El Papa se reunirá hoy con las víctimas. Foto: AFP
Foto: AFP

"La declaración nuestra llama a la solución pacífica de este problema" y "defiende la libre determinación" de Nicaragua sostuvo luego el senador oficialista Ruben Martínez Huelmo.

Rafael Michelini explicó que la moción que finalmente se aprobaría "exige el cese de la violencia, condena los actos de violación de derechos humanos y pide que se identifique a los responsables".

"Que haya justicia como no hubo con las víctimas de la dictadura en Uruguay, porque este Parlamento votó una ley vergonzosa", se quejó el senador oficialista. "La misma justicia que exigimos acá la exigimos para Nicaragua", remarcó.

A su vez el senador José Mujica dijo que ante la situación "me siento muy mal porque conozco gente que dejó la vida por Nicaragua", y contó que en su momento se negó a interceder ante el Papa para que este hiciera algo en Nicaragua. "Un sueño se desvía, hay una autocracia. Perdieron el sentido de la vida quienes ayer fueron revolucionarios", afirmó en relación a Ortega, y luego pidió que dejara la presidencia de su país.

Sobre el final de la sesión el senador Luis Alberto Heber pidió que se condenara "a una dictadura", y preguntó: "¿dónde están los estudiantes (de la FEUU) reclamando? Hay que pedir elecciones. Y sabemos que hay un único responsable, que es Ortega".

La moción de la oposición condenaba la "dictadura" en Nicaragua, y al gobierno de Ortega, además de exigir el cese de la violencia y ponerle "punto final terrorismo de Estado". También agregaba el pedido de renuncia de Ortega y elecciones libres. Pero resultó negativa y luego todos votaron la del FA.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)