PANDEMIA

Mujica sobre la vacuna: "El gobierno no la tiene sencilla, porque somos un país pequeño"

El exsenador y expresidente dijo que le "han dicho" que laboratorios exigen contratos de compra por 15 años y compromisos jurídicos para evitar juicios por efectos secundarios. 

José Mujica previo a su última sesión en el Senado. Foto: Mateo Vázquez
José Mujica. Foto: Mateo Vázquez

El exsenador y expresidente José Mujica dijo que el gobierno de Luis Lacalle Pou "no la tiene sencilla" en la negociación por la vacuna contra el coronavirus debido a que Uruguay es mercado pequeño y, según le informaron, algunos laboratorios han pedido "compromisos jurídicos" para deslindarse de los efectos secundarios que puedan generar las vacunas y han planteado acuerdos de compra a 15 años.

En su columna "Hablando al Sur" de M24, Mujica se refirió a la pandemia y al impacto que tuvo en la población a lo largo de 2020 en el mundo entero y dedicó un espacio a hablar de las vacunas.

"La vacuna se ha transformado como un refugio para la esperanza" y  "el gobierno no la tiene sencilla, porque somos un país pequeño como mercado, 3,5 millones de ciudadanos, y en le mundo entero hay muchísima ansiedad por vacunar lo antes posible y en ese mundo nos somos iguales, hay un área rica más desarrollada que tiene muchos recursos económicos que hace presión y aunque se suscribieron acuerdos internacionales bien redactados y con buena puntería, en los hechos no dan resultados rápido porque muchos países han salido por la suya blandiendo recursos económicos importantes", dijo Mujica.

En este sentido afirmó que "el mundo esta ante una enorme demanda de vacunas que materialmente no se cubre porque la capacidad de fabricar, por ahora, no es milagrosa" y "al parecer algunos laboratorios, de los muchos que están en carrera trabajando, tratan de aprovechar la coyuntura, tratan de aprovechar al máximo de exprimir los beneficios".

"Me han dicho desde el exterior, por ejemplo, que una de las firmas, más conocidas, que está fabricando vacunas, ha pedido en algunos países, compromisos jurídicos, de que no se le hagan reclamos por contrariedades secundarias de salud que pudieran aparecer como efectos secundarios de la vacuna que pudieran aparecer y que, como si esto fuera poco, estarían exigiendo, para comprometerse a vender vacunas, que en los próximos 15 años les tienen que comprar las vacunas a ellos. Yo no sé si es cierto semejante disparate, pero la gente que me ha dicho esto es bastante seria y bien informada!, afirmó. 

"Obviamente hay una guerra comercial por abajo entre firmas y laboratorios, y para colmo con algunos tintes inconcebibles de geopolítica. En este panorama no es sencillo para el gobierno de un país de 3,5 millones de habitantes del sur resolver esto, poder acordar la compra de vacunas", añadió.

Mujica dijo que en el mundo hay 170 equipos trabajando en la vacuna y 18 proyectos avanzados esperando las autorizaciones y que "seguramente los hombres de ciencia que trabajan en esto están empujados por intereses que están atrás de ellos y han quemado etapas como nunca y esto naturalmente tiende a multiplicar los riesgos que hay que sopesar".

Según Mujica "hoy estamos muy jaqueados porque la realidad de la región se trasladó a nosotros y vemos las cifras y son preocupantes y amenazantes". De hecho, los casos diarios de COVID-19 muestran que Uruguay sigue con una tasa de positividad de dos dígitos, sin que hasta ahora se note una mejora en la situación.

En este sentido, Mujica instó a no bajar la guardia y a tomar las precauciones ya conocidas. "Todos sabemos entre pitos y flautas la famosa inmunidad nos va a absorber todo el año y nos vamos a tener que defender a tapabocas y empezaran a gotear las vacunas pero no pueden tener un efecto mágico hacia toda la población. será un proceso paulatino por lo tanto este año que iniciamos es un año de compromiso donde tenemos que seguir con la guardia en alto y los hechos nos demuestran que esto es enormemente difícil".

También habló sobre quienes critican al gobierno y dijo: "Sería bueno que no perdamos la paciencia entre nosotros y que no pidamos al olmo que de peras naturalmente; la toma de decisiones para estas cosas está rodeada de muchos intereses e incertidumbre que están allí y es bueno que recordemos que somos del Sur y que somos un país pequeño, pero así y todo hagámoslo posible por mantener un clima de concordia y con la guardia en alto para defendernos todo este año que tenemos por delante que seguramente nos costará como precio para salir de esta pesadilla". 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados