CIERRE DE CAMPAÑA

Martínez pidió a la gente no votar “un cheque en blanco”

Martínez hizo una fuerte arenga para no abandonar la batalla antes del domingo 27. “A pelear hasta el último voto”, reclamó el candidato.

Daniel Martínez cerró ayer la campaña electoral del Frente Amplio. Foto: Marcelo Bonjour
El candidato del Frente Amplio arengó anoche en la rambla de Punta Carretas a su militancia. Foto: Marcelo Bonjour

"Hechos, no palabras”. Cada una de las cinco veces que usó anoche esta frase el candidato Daniel Martínez, se leía la consigna en la pantalla gigante instalada en la rambla de Punta Carretas.

En el discurso de cierre de campaña del Frente Amplio, Martínez pidió no votar “un cheque en blanco” en alusión al candidato del Partido Nacional Luis Lacalle Pou, al que criticó por la ley de urgente consideración que enviará al Parlamento y por sus aliados en la coalición opositora con los que tendrá que gobernar si llega a ganar las próximas elecciones.

Con la bandera nacional colgada en el cuello y rodeado de militantes con los colores rojo, azul y blanco, del Frente Amplio, Martínez hizo una fuerte arenga para no abandonar la batalla antes del domingo 27. “A pelear hasta el último voto”, reclamó el candidato.

En más de una oportunidad, Martínez se apoyó en los tres principales líderes del Frente Amplio: el presidente Tabaré Vázquez, el exmandatario José Mujica y el ministro de Economía Danilo Astori. También recordó como un “referente moral y ético” al general Líber Seregni. Mientras hablaba, los militantes entonaban cánticos: “Se siente, se siente, Martínez presidente” y “el pueblo unido jamás será vencido”, entre otros. A su vez relató los principales logros de los gobiernos del Frente Amplio en salud, educación y destacó el nivel de redistribución de la riqueza.

El público abucheaba cada vez que Martínez hacía referencia al candidato de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos. La primera vez que lo nombró fue para decir que sus militantes lo saludaron correctamente durante la campaña, y la segunda para afirmar que es el único socio seguro que tiene hoy Lacalle Pou en una coalición.

Daniel Martínez cerró ayer la campaña electoral del Frente Amplio. Foto: Marcelo Bonjour
Daniel Martínez cerró ayer la campaña electoral del Frente Amplio. Foto: Marcelo Bonjour

Criticó al nacionalista por abandonar “la positiva” y dijo que ahora la consigna de la coalición opositora es “todos contra el Frente”. “Hemos dicho que no hicimos todo bien, pero del otro lado ha habido solo el ataque y casi no hubo propuestas”, aseguró.

Enseguida se refirió a la propuesta de shock de austeridad de Lacalle Pou con la que se piensan ahorrar US$ 900 millones al año. “¿Saben quién va a pagar el recorte? El pueblo uruguayo”, se respondió a sí mismo el candidato.

En más de una oportunidad, Martínez insistió en el cruce de caminos que representa esta elección y contrapuso el modelo del Frente Amplio al de la oposición. También se refirió a los opositores como “los apóstoles del odio”. “El Uruguay debe decidir entre una vuelta atrás, a la incertidumbre, a modelos que han fracasado, que dejaron al Uruguay en crisis; o a seguir apostando al futuro”, subrayó. Como ejemplo mencionó a Argentina, Ecuador y varias veces a Chile, país que enfrenta una crisis con revueltas populares en las calles que ya llevan 18 muertos.

“¡Y cómo lo sufre Chile!”, repitió y sonaron tambores de los frenteamplistas. “Lo que pasa en Chile demuestra que se puede crecer como creció Uruguay en la década del 90, pero puede haber una espantosa distribución de la riqueza”, afirmó. Según Martínez, en Chile “la gente se cansó de escuchar discursos alabando el milagro chileno, cuando la gente para pagar una universidad a sus hijos se tiene que endeudar de por vida”. Dijo que lo que necesita América Latina son “gobernantes con sensibilidad humana”, que hagan crecer pero también redistribuyan la riqueza.

Daniel Martínez, candidato a presidente por el FA, este miércoles. Foto: Marcelo Bonjour
Daniel Martínez, candidato a presidente por el FA, este miércoles. Foto: Marcelo Bonjour

Pero no solo para hablar de economía citó a Chile, también de seguridad. “Ya vimos lo que generan los militares en las calles. Ya vimos lo que generan”, repitió. El candidato insistió en que “el miedo no es la forma” y se dejó ver con un pañuelo rosado de la campaña del No a la reforma que impulsa el senador nacionalista Jorge Larrañaga. Al final, Martínez se comprometió a “seguir la huella de Artigas, de Batlle y Ordóñez y de Wilson Ferreira”. Con esas palabras, una bandera nacional que le entregó un niño del público y su compañera de fórmula Graciela Villar, el candidato cerró ayer la campaña.

El domingo próximo repite cábala

Este domingo el candidato oficialista Daniel Martínez repetirá una cábala que hasta ahora le dio resultados: esperará los primeros números de las encuestadoras en el hotel céntrico Crystal Palace. En las elecciones departamentales fue electo intendente y en las últimas internas le ganó a Carolina Cosse, Óscar Andrade y Mario Bergara. Luego se trasladará a la sede del Frente Amplio para dar un discurso junto a su compañera de fórmula Graciela Villar.

Al final de la campaña, Martínez asegura estar en “serena paz” y esperanzado en poder obtener una buena votación que lo posicione de la mejor manera para el balotaje. En varios actos señaló estar conforme por haber dejado todo en la cancha. El domingo al mediodía concurrirá a votar y luego almorzará con su familia. Si gana con mayoría parlamentaria cocinará su especialidad: croquetas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)