LA ENTREVISTA DEL DOMINGO

Mario Bergara: “El Frente Amplio no ha sido capaz de liderar la reforma educativa”

Va último en las encuestas, pero las toma “con pinzas” y está decidido a liderar un espacio seregnista que contribuya a la renovación de liderazgos en el Frente Amplio.

Bergara: "Yo debato con quien sea, si el voto en octubre es obligatorio el debate debería ser obligatorio". Foto: Marcelo Bonjour
Bergara: "Yo debato con quien sea, si el voto en octubre es obligatorio el debate debería ser obligatorio". Foto: Marcelo Bonjour

Mario Bergara plantea discutir la situación del sistema de seguridad social como herramienta fundamental para bajar el déficit fiscal. No teme debatir y considera que estas instancias de intercambio deberían ser obligatorias de cara a las elecciones presidenciales de octubre.

-Mujica le dio su lugar en el acto del Pit-Cnt para que se sentara en primera fila. ¿Fue un aval a su candidatura?

-Yo tengo un muy buen vínculo con Mujica como lo tengo también con los otros precandidatos y líderes. Fue un gesto inesperado, pero de compañero. No creo que pretendiera darle un significado de apoyo a la candidatura cuando obviamente su grupo decidió apoyar a otra precandidata.

-“Hoy en Maroñas debutó un caballo llamado Ajuste Fiscal. Salió segundo en la carrera. ¿Premonitorio, no?” escribió en Twitter. ¿Qué quiso decir?

-(Risas). Me resultó divertido. ¡Hay que ponerle Ajuste Fiscal a un caballo! Ya la gente lo va a odiar apenas lo vea. Hay una discusión pública evidente entre aquellos que hace tiempo venimos planteando que la adecuación de las cuentas no hay que hacerla de un hachazo, de un ajuste, de un shock, sino a base de un proceso. Aspiro a que quienes plantean esto salgan segundos, igual que el caballo.

-¿Puede asegurar hoy que el Frente Amplio no hará un ajuste fiscal?

-Yo he planteado que hay que analizar en profundidad cuáles son las cosas que mueven la aguja en materia fiscal, la parte del gasto público que tiene impacto (...) Eso pasa porque discutamos en profundidad la situación del régimen de seguridad social, y no solo al régimen general, sino que incluyo las cajas Militar y Policial.

-¿Hay que reformar la seguridad social entonces?

-Diría que hay que fortalecer, porque la reforma se asocia a una sola cosa...

-¿La baja del déficit debe pasar por una reforma de seguridad social?

-El déficit actual de la seguridad social explica enteramente el déficit fiscal, entre comillas, desde el punto de vista numérico. Por lo tanto está claro que aunque se puedan hacer otras cosas, creo que en general no tienen volúmenes significativos ni en recaudación ni en recorte de gasto. Estamos hablando de que el déficit tiene que bajar en órdenes de US$ 1.000 millones, es poco lo que tiene ese volumen.

-En eso del monto coincide con el precandidato Luis Lacalle Pou

-El gobierno ha planteado hace más de dos años la necesidad de llevar el déficit de entre 2% y 2,5% del PBI y estamos arriba del 4% o sea que son 1.000 millones. Es fundamental abordar el tema de la seguridad social por dos razones: por las cuentas públicas y para hacer más fuerte el sistema. Un sistema de seguridad social que no solo es muy deficitario, sino que la dinámica hace que aumente de manera muy rápida, no termina bien. Un régimen de seguridad social que no termina bien no le da las seguridades a la gente de que va a percibir las pasividades que le corresponde. Por lo tanto, adecuar los parámetros del sistema es una forma de fortalecerlo, dar garantías y credibilidad.

-¿Hay que subir la edad jubilatoria?

-Hay que revisar todas las variables. Una de ellas va a ser la edad mínima, pero yo me resisto a focalizar que la reforma consiste solo en subir la edad mínima porque no es así y eso no ayuda a poner la mesa de negociación como corresponde (...) Hay que ver toda la estructura de estímulos, estimular los retiros más tardíos y producir mecanismos de retiros parciales.

-La solución al déficit entonces pasa por ese cambio en el sistema jubilatorio

-La solución estructural pasa por la adecuación del régimen de la seguridad social. Pongámoslo así, uno puede pensar en otras cosas pero sin una adecuación y un fortalecimiento del régimen de seguridad social todo lo demás será insuficiente. Es una condición necesaria para en-caminar el resultado de las cuentas pú-blicas.

-En la izquierda hay quienes dicen no se puede recortar el gasto y hay que apelar a más impuestos. ¿Hay que ir por el gran capital?

-Desde el punto de vista de los ingresos nosotros discutimos con la sociedad un año y medio una reforma tributaria, que sigue vigente. También dijimos en su momento que las cosas no son rígidas ni para siempre. (...) Para adelante, si se mantiene esta misma lógica podemos discutir diferentes cuestiones pero que están en el margen en materia de recaudación. No creo que podamos inventar nada raro. No hay ningún impuesto mágico que nos vaya a dar US$ 500 millones de recaudación tributaria por año. Hay cosas que se pueden hacer en materia de dar señales de equidad, por ejemplo el programa del FA incluye evaluar el impuesto a las herencias elevadas; me parece bien, pero es de señal. Simbólico.

-¿Hay margen para aumentar el IRAE?

-Creo que todo se puede estudiar en el marco de que el sistema tributario no es algo rígido, pero hay que evaluarlo a la luz de su impacto en los procesos de inversión (...) Hay que ser muy cuidadosos cuando se discuten estas cosas.

-Astori dijo que el Frente “no ha sabido manejar la calidad del gasto” ¿Coincide?

-Como reflexión general no estoy de acuerdo. Durante los gobiernos del FA se implementaron innumerables reformas estructurales en un montón de áreas donde no solamente se cambiaron las reglas de juego sino que fortalecieron la institucionalidad (...) En las áreas donde se hicieron reformas estructurales hubo foco en la calidad del gasto. Sí creo que en aquellas áreas donde no logramos llevar adelante reformas estructurales de manera significativa hay claras falencias en materia de eficiencia de las políticas y de calidad del gasto público. Me refiero a las áreas que la gente maneja como principales preocupaciones, en educación y en seguridad. En seguridad ha habido más calidad pero dado el cambio del panorama delictivo no se tienen resultados positivos. Hay áreas donde no se hicieron reformas donde claramente la calidad del gasto no ha mejorado.

Bergara: "Yo debato con quien sea, si el voto en octubre es obligatorio el debate debería ser obligatorio". Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour

-¿En educación no se hizo una reforma?

-En la educación se han hecho un montón de cosas en la dirección correcta: Plan Ceibal, UTEC, tecnicaturas, la descentralización geográfica. Pero es innegable que la reforma integral del sistema educativo está pendiente.

-¿Adhiere a la propuesta de Eduy21?

-Hay muchas propuestas en materia educativa. La de Eduy21 es una de ellas, todas hay que ponerlas arriba de la mesa para un proceso de diálogo. No hay reforma educativa en contra de los docentes. Lo que hay que tener es un proceso profundo de debate, la propuesta de Eduy21 es un insumo más. Lo que sí creo es que una reforma del sistema no se puede hacer entre cuatro paredes. Hay una cuestión de proceso que no ha avanzado en los gobiernos del FA en cuanto a cómo procesar una reforma estructural de la educación. Creo que el FA no ha sido capaz de liderar políticamente un proceso de reforma integral en el sistema educativo y hay que aprender las lecciones.

-Dice que el Frente no logró la reforma

-De hecho en tres gobiernos no hemos sido capaces de tener una reforma integral del sistema educativo y digo esto reivindicando todo lo que se hizo, que no es lo mismo decir que no se ha hecho nada.

-El dólar está casi en $ 36. Se perdieron 40.000 empleos, hay empresas cerrando. ¿Qué tan lejos estamos de una crisis tras 16 años de crecimiento?

-Estamos lejos. No estamos camino a una crisis ni estamos en crisis. Lamento que haya gente que lo vea de esa manera. El dólar está donde debe estar en base a cómo se mueve el mundo y a lo que pasa en la región. Antes si el dólar no subía era un problema y ahora si sube también es un problema. No hay forma de conformar a todos (...) Después de una década donde se crearon 300.000 puestos de trabajo, en cuatro años y medio se redujeron 40.000, la mayoría en el sector de la construcción que hace unos años estaba por las nubes (...) En materia de empleo el desafío tiene que ver con la dinámica tecnológica y es fundamental fortalecer la recapacitación por medio del Inefop.

-¿Por qué quiere debatir con el precandidato Juan Sartori?

-No es que quiera debatir con Sartori. Los debates son fundamentales en la democracia (...) Si el voto es obligatorio los debates entre los presidenciables tienen que ser obligatorios. En las internas donde el voto no es obligatorio, los debates no tienen que ser obligatorios, pero son deseables. Un medio de prensa nos planteó hacer un debate con Ernesto Talvi. Yo en esta filosofía dije que debato con quien sea y Talvi decidió que no aceptaba. Ahora si se plantea un debate con Sartori, con (Julio) Sanguinetti, con (Jorge) Larrañaga, estoy dispuesto con mucho gusto.

-Impulsa la prohibición de tenencia de armas. ¿Con eso resuelve la seguridad?

-No, no hay ninguna medida mágica que resuelva los temas de seguridad. Hay cambios en las modalidades delictivas con el aterrizaje del crimen organizado, del narco. Hay cuestiones de política penitenciaria que tenemos que modificar drásticamente, hay que descentralizar el instituto de rehabilitación, hay que fortalecer las políticas de reinserción social. Hay que fortalecer las lógicas de represión de la delincuencia como los operativos de los últimos meses. Uruguay es el sexto país del mundo en tenencia de armas por parte de la población. Tenemos más de un millón de armas, una por hogar en promedio. Esa no es la forma de combatir la delincuencia. Lo que no puede hacer el Estado es transferirle a la ciudadanía el combate a la delincuencia.

-¿Hizo bien Daniel Placeres en renunciar a la banca tras su pedido de procesamiento?

-Creo que en esos casos los legisladores frenteamplistas no pueden ampararse en los fueros y por lo tanto apoyo la decisión de Placeres. Me gratifica que se diera la renuncia, como no se da en otros casos de jerarcas de otros partidos que tienen denuncias de corrupción o ética y sus propios partidos no reaccionan. El fiscal descarta las ilicitudes en Envidrio y negocios con Venezuela.

-¿Comparte el manejo del Fondes en los diferentes gobiernos del FA?

-Son cosas que se han ido revisando. El Fondes en muchos casos ha sido un factor importante para que muchas empresas se hayan recuperado. Hay molinos en el interior del país que se han transformado en cooperativas y están saliendo adelante. Es claro que hay otras experiencias que han sido un fracaso. El caso de ALAS U quizás sea el más significativo, porque el Fondes hizo un aporte importante y la empresa no funcionó. Hay que aprender de estos procesos y se ha hecho en los últimos años una revisión de las políticas. El Fondes no está para poner plata en empresas que fracasen, tiene que ayudar a recuperar emprendimientos y cooperativas de trabajadores.

“Tomo con pinzas las encuestas”
Bergara: "Yo debato con quien sea, si el voto en octubre es obligatorio el debate debería ser obligatorio". Foto: Marcelo Bonjour

-Va último en las encuestas ¿Cómo piensa revertir eso?

-Creo que basado en el hecho de que lanzamos nuestra precandidatura sin apoyos de los grupos relevantes en el FA, estamos satisfechos y pensamos que de acá al 30 de junio vamos a seguir avanzando. Las encuestas hay que tomarlas con pinzas porque tienen unos márgenes de error enormes (...) Nosotros seguimos avanzando. Mirando la internas de junio, pero también en clave de todo el proceso de renovación. De ir construyendo un espacio de sensibilidades que tiene que ver con esa impronta seregnista.

-Hay candidatos gastando millones en publicidad, ¿cómo es la campaña suya desde el punto de vista económico?

-No tenemos obviamente ningún respaldo a priori desde el punto de vista financiero. Salimos a solicitar a todos los que nos apoyan una contribución de campaña y lo hacemos de manera abierta, a través de cuentas bancarias y redes de pagos (...)

Las campañas pueden ir desde los 300.000 hasta la cantidad de millones que algunos quieran poner. Nosotros vamos a estar más cerca de la cuota inferior que de estas cifras exorbitantes de las que hablamos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)