ESTE MIÉRCOLES

Lacalle sobre Toma: "Si fuera un funcionario de confianza, no estaba más en el cargo"

"Como es un funcionario público requiere no solo la voluntad del presidente de la República” para su eventual destitución, añadió el mandatario. 

Luis Lacalle Pou este miércoles en la Plaza Independencia. Foto: Leonardo Mainé
Luis Lacalle Pou este miércoles en la Plaza Independencia. Foto: Leonardo Mainé

El presidente Luis Lacalle Pou dejó su despacho este miércoles en la Torre Ejecutiva y cruzó hasta el mausoleo en la Plaza Independencia para colocar una ofrenda floral con motivo del 170 aniversario de la muerte de José Gervasio Artigas.

En rueda de prensa allí, el mandatario fue consultado acerca de la situación del exsecretario de la Presidencia, Miguel Ángel Toma, cuyas misiones oficiales al exterior divulgadas la semana pasada por el programa Así Nos va de Radio Carve y el semanario Búsqueda generaron polémica. Toma –que actualmente se desempeña como fiscal de Gobierno- viajó tanto a Estados Unidos como a Italia en varias ocasiones acompañado por una contadora de la Secretaría Nacional para la Lucha contra el Lavado de Activos y el Financiamiento del Terrorismo (Senaclaft).

“Si fuera un funcionario de confianza, no estaba más en el cargo”, dijo Lacalle Pou este miércoles. “Pero como es un funcionario público requiere no solo la voluntad del presidente de la República” para su eventual destitución, añadió el mandatario, quien el viernes de la semana pasada ordenó que se realice una investigación administrativa para esclarecer si hubo alguna irregularidad en estos viajes de Toma. “Por eso hay una investigación administrativa además de otros procesos”, dijo Lacalle Pou.

Ante la pregunta de si le tiene “confianza” a Toma, el presidente respondió: “Personal, no”.

Por otra parte, el mandatario fue interrogado acerca de los dichos del expresidente José Mujica el fin de semana pasado contra la candidata de la coalición para la Intendencia de Montevideo, Laura Raffo.

“Estamos acostumbrados que alguna gente impunemente banalice la actividad política y relativice todas las conductas. Entre otras cosas el 1° de marzo no solo hubo un cambio de gobierno, de orientación económica, sino que también hubo un cambio en eso. Pasan a gobernar los que no insultan, los que no agravian, y los que hacen de la excelencia un camino, y por eso no relativizamos nada”, dijo Lacalle Pou, quien agregó que “la gente” está “cansada del insulto y del agravio constante”.

A su vez, el mandatario habló de las elecciones del domingo y del desafío que generan en el marco de emergencia sanitaria que vive el país a raíz del COVID-19. “Más que nunca el tapabocas y el distanciamiento físico va a ser fundamental”, dijo.

“Ir, votar y para las casas”, graficó el presidente, quien añadió: “Hemos ido sorteando obstáculos y este también lo vamos a sortear”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error