POLÍTICA DE AHORRO

Lacalle Pou ordenó al gabinete cortar regalos y canastas de fin de año

La iniciativa del mandatario uruguayo es parte del plan de austeridad para bajar los costos en la administración pública.

Sala de prensa de la Torre Ejecutiva. Foto: Gerardo Pérez
El presidente pidió a los ministerios dar un mensaje de ahorro y austeridad a sus funcionarios. Foto: Gerardo Pérez

La orden es de ahorrar tanto en los gastos de papelería, como en los regalos empresariales; en la compra de merchandising, e inclusive en las canastas de fin de año para los empleados y jerarcas de los diferentes organismos.

Sucede que el presidente Luis Lacalle Pou mandató el sábado 26 de setiembre a todos sus ministros a que ajusten “lo más posible” todos los gastos. No se trata solo de una medida de “ahorro”, sino también de una señal clara de “austeridad” en un año donde el país sumó complicaciones producto de la pandemia por coronavirus.

Luego de lo pautado por el presidente, los integrantes de todo el gabinete ministerial ordenaron a las diferentes dependencias a su cargo aplicar este plan de recorte en los regalos de fin de año. Esto comprende a las empresas públicas y los entes autónomos.

El Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), por ejemplo, envió un petitorio con esta orden a las autoridades de UTE, Antel, Unidad Reguladora de Servicio de Comunicaciones (Ursec), Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua (Ursea), El Correo y Ancap. No habrá canastas ni regalos de fin de año allí.

La situación en Ancap.

Sin embargo, en esta última empresa petrolera, las canastas de fin de año estaban incluidas en el convenio colectivo, por lo que se generó un conflicto entre la administración y el gremio de los funcionarios.

Según fuentes oficiales consultadas por El País, la decisión no comprende un monto de dinero significativo, sino que lo que busca es convertirse en una señal desde la administración pública al resto de la población.

Por eso, en el caso de las canastas de fin de año, lo que se les solicitó a los trabajadores fue un “gesto” de colaboración en medio de una situación económica delicada agravada por la emergencia sanitaria.

Previamente, el senador blanco Sebastián Da Silva publicó en su cuenta de Twitter una licitación de la gerencia de Abastecimiento, Procesamiento y Ejecución de Compras de Ancap para la adquisición de hasta 3.170 canastas de fin de año. Estaba previsto que estas se repartieran -como se hace todos los años- entre el personal de Montevideo y también a “referentes” en plantas del interior del país.

“Canastas Navideñas para los funcionarios de ANCAP. Los mismos que quieren derogar la LUC. Los mismos que hacen gárgaras con la solidaridad o justifican el monopolio. Haremos un pedido de informes. El tiempo de los uruguayos con privilegios tiene que ir terminando”, opinó el dirigente blanco en la red social.

La orden de Lacalle a su equipo de gobierno es de achicar todos los gastos posibles y fue planteada desde un inicio, cuando la coalición pretendía bajar el déficit con un presupuesto austero. En campaña electoral se proponía ahorrar al menos 900 millones de dólares por año.

El presidente remarcó al presentar los lineamientos del Presupuesto que se discute en la Cámara de Diputados que la consigna se mantiene, pero que los jerarcas deberán hacer un esfuerzo doble, producto de la pandemia.

En los primeros meses de gestión el equipo económico anunció la creación del “Fondo Coronavirus”, el que se conformó con el ahorro de un descuento que se les aplicó por dos meses a los sueldos más altos de la administración pública, y que ronda los US$ 800 millones.

Sindicato de Ancap: “La forma está muy mal”

El sindicato de trabajadores de Ancap mantuvo un encuentro con el presidente de la empresa petrolera, Alejandro Stipanicic, a quien le manifestaron molestia por la forma en que se enteraron de que este año no iban a recibir canasta.

“Está todo mal. La forma está muy mal. Se va a violar el convenio colectivo y nos avisan por un tuit de un senador. Eso no es respetar la negociación colectiva”, dijo el presidente del sindicato, Gerardo Rodríguez, ayer a El País.

El trabajador de la empresa petrolera comentó que las canastas de fin de año forman parte del convenio colectivo firmado entre las partes.

Por eso este lunes se reunirán en asamblea para resolver una postura como gremio. “Lo que sí vemos es la decisión de no respetar lo pactado”, ade

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados