BLOQUE

Lacalle Pou se comprometió a firmar acuerdos del Mercosur con Europa

En esta gestión lo que Uruguay va a buscar es apostar a que el bloque sea “real y no de papel”, dijo el presidente uruguayo.

Lacalle Pou asumió la presidencia pro tempore del bloque asumiendo el compromiso de avanzar en acuerdos con terceros. Foto: Leonardo Mainé
Lacalle Pou asumió la presidencia pro tempore del bloque asumiendo el compromiso de avanzar en acuerdos con terceros. Foto: Leonardo Mainé

El presidente Luis Lacalle Pou asumió ayer la presidencia pro tempore del Mercosur y expresó que en esta gestión lo que Uruguay va a buscar es apostar a que el bloque sea “real y no de papel” así como que se termine lo empezado y “no avanzar en acuerdos que no estemos realmente dispuestos a terminar”, al tiempo que se comprometió a firmar y ratificar los acuerdos del bloque con la Unión Europea (UE) y la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA, por sus siglas en inglés) durante su mandato.

En una teleconferencia junto a los otros presidentes de los países miembros Lacalle Pou habló de los “posicionamientos ideológicos en este mundo de tensión” por ejemplo “entre Estados Unidos y China”. Al respecto indicó que el objetivo del Mercosur no debe ser ir a un lado o al otro, sino lograr acuerdos con los dos países.

El presidente de Paraguay Mario Abdo Benítez realizó el traspaso de la presidencia pro tempore del Mercosur a Lacalle Pou, tal y como estaba establecido que ocurriera.

Lacalle estuvo flanqueado por la ministra de Economía Azucena Arbeleche y la subsecretaria de Relaciones Exteriores, Carolina Ache, que tomó el lugar del renunciante canciller Ernesto Talvi.

Lacalle Pou sostuvo que “debemos de sincerar las relaciones entre los Estados y ese sinceramiento primero debemos hacerlo puertas adentro. Debemos trabajar fuertemente en la zona de libre comercio, debemos consolidar el trato nacional de nuestros productos y perfeccionar la unión aduanera (...) Tenemos que hablar de ese Mercosur social, de la gente, que habla de educación, salud, de las políticas de frontera. En estos tiempos donde la frontera podía ser una amenaza de contagio terminó siendo un trabajo común entre los pueblos”, sumó.

Por otra parte, el presidente sostuvo que “los acuerdos que se empezaron hay que terminarlos y por eso el compromiso de la firma del acuerdo con la Unión Europea, EFTA y la posterior ratificación”.

El mandatario recordó que “Uruguay tiene una vocación en lo que hace a la hidrovía” y que “queremos impulsar la hidrovía del Río Uruguay y por eso hemos estado en conversaciones con Alberto Fernández”.

De la misma forma, hizo hincapié en “el medio ambiente, donde tenemos una región bendecida y tenemos el deber moral de cuidarla”.

Por otra parte, Lacalle Pou también solicitó hacer un “sinceramiento internacional (...) Tenemos que sincerar si realmente hay una intención de avanzar en otros acuerdos, puntualmente con Corea del Sur”, explicó y dijo que en ese sentido “la visión uruguaya es positiva”.

Además, sobre el vínculo entre Estados Unidos y China, indicó: “No podemos caer en la falsa dicotomía de estar más cerca de uno o del otro, los países que han triunfado han estado cerca de los dos”.

“En ese sinceramiento internacional de bloque, sabiendo cuáles son las sensibilidades de cada país y sin tratar de iniciar caminos que no van a ningún lado, este gran paraguas que es el Mercosur, y hablo desde la visión nacional, nos sirve, nos agranda, pero no puede frenarnos (...) No podemos quedarnos a la vera del camino en un mundo tan vertiginoso”, puntualizó.

Los países, dijo Lacalle Pou, no tienen “amigos ni enemigos permanentes” sino intereses permanentes y por ello es clave un bloque sin posturas ideológicas con acuerdos supranacionales.

Lacalle Pou este jueves en videoconferencia con los mandatarios del Mercosur. Foto: AFP
Lacalle Pou este jueves en videoconferencia con los mandatarios del Mercosur. Foto: AFP

Abdo Benítez, presidente de Paraguay, Alberto Fernández, de Argentina, y Jair Bolsonaro, de Brasil, fueron los primeros en tomar la palabra antes que Lacalle Pou y lo hicieron tomando la pandemia del coronavirus como puntapié inicial.

“Durante la presidencia pro tempore del Paraguay en el Mercosur impulsamos la continuidad del intercambio comercial pese a la pandemia, iniciativas de comercio electrónico y la coordinación regional en la lucha contra el COVID-19”, valoró Benítez.

Fernández, en tanto, dijo que “el mundo se dio vuelta” con la llegada del coronavirus y que “estamos obligados a pensar un destino común en el Mercosur”, ya que “no tiene sentido llorar sobre la leche derramada”.

“Estamos llamados a ser un gran país, como América Latina estoy hablando”, señaló. “Como dice el Papa Francisco: ‘Acá nadie se salva solo’”, sumó.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo que su gobierno está listo para impulsar nuevos acuerdos comerciales del bloque con terceros países y abogó por una pronta entrada en vigor del pacto alcanzado el año pasado con la UE.

Brasil está preparado para llevar adelante las negociaciones abiertas con Canadá, Corea del Sur, Singapur y Líbano, expandir los acuerdos vigentes con Israel y la India, y abrir nuevos frentes en Asia, sostuvo Bolsonaro.

“Apelo a todos los presidentes para que como yo mismo hice, instruyan a sus negociadores a cerrar los textos para dejarlos listos para su firma en este semestre”.

Argentina y Brasil distanciados

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, hizo un fuerte llamado a la unidad dentro del Mercosur, pero también le envió una advertencia a Jair Bolsonaro, a quien no nombró, en medio de la tensión entre Argentina y Brasil por las diferencias en torno a las medidas comerciales de la región. “Guardo por todos los líderes el respeto que se merecen aunque no pienso igual a muchos. Sé que mi paso por la historia argentina es un paso y no tengo derecho a frustrar la aspiración continental que tenemos de unirnos y crecer juntos simplemente porque no pienso igual. Estoy aquí para que nos unamos. La historia nos ha dado la oportunidad de revisar lo que se ha hecho y hacerlo de otro modo”, dijo el mandatario y aseguró que la pandemia de coronavirus obligará al mundo a repensar los procesos económicos, aunque admitió que la “globalización es un hecho consumado”. Además, Fernández tuvo palabras elogiosas para todos los partícipes de la cumbre, menos a Bolsonaro. Llamó “querido amigo” a Luis Lacalle Pou, y “Marito”, al presidente de Paraguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados