LA RECTA FINAL

Lacalle y Martínez se cruzan hoy después de 25 años sin debates

Los candidatos del Partido Nacional y del Frente Amplio estarán hoy frente a frente. Los especialistas dicen que asumirán pocos riesgos y es poco probable que influya en el voto.

Daniel Martínez y Luis Lacalle Pou. Foto: Marcelo Bonjour
Daniel Martínez y Luis Lacalle Pou. Foto: Marcelo Bonjour

Llegó el día. Después de casi 25 años, dos candidatos presidenciales estarán frente a frente esta noche en un debate presidencial. El último antecedente ocurrió el 22 de noviembre de 1994 y aquella vez los protagonistas fueron el frenteamplista Tabaré Vázquez y el nacionalista Juan Andrés Ramírez. Un mes antes habían estado cara a cara Vázquez y el colorado Julio María Sanguinetti, luego presidente por segunda vez.

Hoy los protagonistas serán Daniel Martínez y Luis Lacalle Pou. El candidato frenteamplista estará de traje azul oscuro y se ubicará a la izquierda de la pantalla. El nacionalista de traje azul y a la derecha de la pantalla.

En 1994 los debates fueron transmitidos por todos los canales de aire y lo mismo sucederá hoy desde las 20 horas -emiten los canales 4, 10 y 12, TNU y TV Ciudad- pero también se suma el streaming en web y redes sociales. Por ejemplo, el debate se podrá ver en la web de El País.

El debate será en el estudio A de canal 4. La escenografía, con una estética neutra con leve movimiento en colores azul y negro, incluirá una pantalla de 12 metros de largo por tres de alto. Lacalle Pou y Martínez estarán ubicados de pie, ante un atril en el que dispondrán hojas en blanco, una lapicera y el guión con los temas a seguir, según supo El País. No podrán acceder a ningún tipo de dispositivo electrónico.

¿Y cómo se han preparado los candidatos? Lacalle Pou estuvo reunido casi todo el sábado, el domingo y el lunes con los referentes técnicos de cada tema y el equipo de comunicación en la sede de Bulevar Artigas. Hoy hará lo propio pero en su casa, según dijeron allegados al candidato a El País. Martínez, en tanto, pasó el fin de semana en el balneario San Francisco para descansar y alejarse del ruido, pero en contacto con los equipos técnicos. Ayer estuvo reunido con su comando durante cuatro horas y luego en su casa, trabajando en los bloques temáticos y las replicas, dijeron a El País desde su equipo. El plan para el día de hoy es pasar tranquilo y en familia en su casa frente al puerto del Buceo.

Poco riesgo en el debate

Las reglas del debate fueron pactadas en forma previa entre los equipos y la organización. De cada tema, por ejemplo, los candidatos hablarán primero 240 segundos, luego 90 segundos de réplica y otros 60 para cerrar.

Todo estará muy estructurado. Teniendo en cuenta eso, ¿cuánto puede influir el debate en la intención de voto? Los expertos dicen que, a priori, muy poco. Que los candidatos serán muy cautos y arriesgarán poco.

Montserrat Ramos, profesora de comunicación política de la Universidad ORT, dijo a El País que en una campaña no hay nada definitorio, ni siquiera un debate, pero que además todo indica que el debate de esta noche será más bien algo así como “un simulacro de debate”. Y explicó: “No es un debate real, sino exposiciones frías y medidas sobre temas. En un debate real, además de pactar los temas, hay preguntas del periodismo, lo que acá no ocurre, y hay lugar a preguntas de la gente, lo que acá menos va a ocurrir”. Entonces, Ramos indicó que lo previsible es que no haya consecuencias notorias desde el punto de vista del voto.

Candidato: Daniel Martínez encabezó ayer una gira por Colonia. Foto: Gerardo Pérez
Daniel Martínez. Foto: Gerardo Pérez

Lo mismo opinó el politólogo y asesor político argentino Mario Riorda, quien dijo a El País que los debates suelen no generar “grandes movimientos”, especialmente en los países con partidos estables y alto porcentaje de voto ideológico. “Los movimientos más bruscos se dan en sistemas políticos de partidos rotos o que vienen de malas gestiones anteriores”, afirmó Riorda. “Es probable que en el caso uruguayo la mayor importancia del debate se dé para la segunda vuelta y no para la primera: sea que el Frente Amplio pueda agrupar indecisos desencantados de la derecha, o bien que el Partido Nacional pueda dar señales que permitan aglutinar la mayor cantidad de opositores”, opinó Riorda.

¿Y qué riesgos asumen los candidatos, al haber aceptado el debate a menos de un mes de la elección? “No hay riesgos”, aseguró Riorda. “Tiene que ser muy mala y desafortunada una intervención para que ese riesgo exista. Los candidatos entrenan y los debates son más monólogos estructurados que actos dialógicos y de intercambio. Habrá que ver si están dispuestos a salirse de libreto”, indicó el especialista argentino.

Luis Lacalle Pou. Foto: Marcelo Bonjour
Luis Lacalle Pou. Foto: Marcelo Bonjour

Ramos dijo más o menos lo mismo. “La incidencia mayor es respecto a lo que puedan despertar en los líderes de opinión y que estos puedan bajar a los que están sometidos a su influencia. Pero no más de ahí”, afirmó la especialista. “Para empezar los debates no tienen mucho público y menos los que ocurrirán acá. La gente que no está interesada en política no los visibiliza. ¿Entonces quiénes son los televidentes que están atentos a un debate? Los líderes de opinión, la gente politizada, el que está ideologizado y ya tienen una decisión tomada”, explicó.

Ramos no conoce la estrategia de los candidatos pero estima que lo esperable es que sean cautos y mantengan la línea porque no saben cuáles serán las consecuencias de transgredirla. No es esperable que terminen a los gritos, por ejemplo, admitió la profesora de comunicación.

La mitad no sabe del debate o no tiene una idea clara

Menos de la mitad de los uruguayos, el 43%, escuchó hablar y tiene una “idea clara” del debate de esta noche, según una encuesta de Equipos Consultores difundida anoche en Subrayado. El 30% escuchó hablar pero no tiene una idea clara, al tiempo que el 26% no escuchó hablar del tema. Entre los indecisos crece el porcentaje que no tiene idea del debate: el 42%. En tanto, el 57% de los uruguayos tiene disposición a ver el debate de hoy, pero un porcentaje similar -el 58%- dice que el debate no influirá “nada” en su voto. El 18% dice que influirá poco y el 16% mucho.

En tanto, esta noche cada candidato concurrirá al canal con hasta 21 asesores. Pero en el estudio solo se permitirá la presencia de seis asesores por bloque. Tanto Luis Lacalle Pou como Daniel Martínez dispondrán de un espacio VIP para cada uno y hasta cinco asesores con baño privado y catering. Los presentadores serán los periodistas Andrés Danza (Búsqueda) y Daniel Castro (canal 4). En el bloque 1 y 2 estarán los periodistas Gabriela Lavarello (Televisión Nacional), y Nicolás Lussich (Canal 10). En el bloque 3 y 4 Pilar Tejeiro (TV Ciudad) y Aldo Silva (Canal 12).

Talvi lo mira por televisión con una "picada"

¿Qué harán los demás candidatos esta noche a la hora del debate? El colorado Ernesto Talvi seguirá el programa desde la sede de Ciudadanos, donde compartirá “una picada” con su comando y verá el programa por televisión. El candidato de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, no tiene prevista ninguna actividad especial. El Partido Digital, en tanto, transmitirá en vivo las respuestas del candidato Daniel Goldman a los temas del debate en la web debate.uy. Los comentarios se publicarán durante las tandas del debate presidencial, informó el partido.

¿De qué hablarán esta noche?

Con una moneda al aire, se sorteó el orden de las exposiciones para esta noche. La primera quedó en manos del candidato frenteamplista Daniel Martínez, y el último “minuto de oro” -los 60 segundos de cierre- lo tendrá el nacionalista Luis Lacalle Pou. El primer tema será economía con varios subtemas, como trabajo e inserción internacional. Luego será seguridad humana y convivencia con subtemas como seguridad ciudadana y narcotráfico, entre otros asuntos. Desarrollo humano es el tercer tema y por último futuro: tecnología y medio ambiente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)