CRUCE DE PRESIDENTES

Lacalle alertó "dictaduras", Maduro invitó a debatir y Díaz Canel apuntó contra la LUC

El discurso del mandatario en la Celac duró poco más de cuatro minutos, pero alcanzó para generar un gran torbellino internacional.

El presidente Lacalle Pou viajó a México para participar del primer foro internacional presencial como mandatario. Foto: Presidencia.
El presidente Lacalle Pou viajó a México para participar del primer foro internacional presencial como mandatario. Foto: Presidencia.

Pasó un año, seis meses y 17 días, desde que Luis Lacalle Pou asumió la Presidencia de la República, para que el mandatario uruguayo se sentara en un foro internacional a debatir con sus colegas de la región. Fue ayer en México, en la reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). Su discurso duró poco más de cuatro minutos, pero alcanzó para generar un gran torbellino internacional. Es que Lacalle Pou decidió apuntar de forma directa a Cuba, Nicaragua y Venezuela, a cuyos gobiernos definió como dictaduras.

Lacalle Pou ya había decidido no invitar a su ceremonia de asunción -el 1° de marzo de 2020- a los mandatarios de Cuba, Venezuela y Nicaragua. Ayer con su intervención generó las reacciones del venezolano Nicolás Maduro y del cubano Miguel Díaz Canel.

“Cuando uno ve que en países no hay una democracia plena, que no se respeta la separación de poderes. Cuando desde el poder se usa el aparato represor para acallar las propuestas. Cuando se encarcela a opositores. Cuando no se respetan los derechos humanos… Nosotros, en esta voz, tranquila pero firme, debemos decir con preocupación que vemos gravemente lo que ocurre en Cuba, en Nicaragua y en Venezuela”, dijo el presidente uruguayo.

Lacalle Pou también valoró ámbitos como el de la Celac, pero sin que esto implique la no participación de los países en la Organización de Estados Americanos (OEA). “Queremos ser bien claros al respecto”, dijo, y sostuvo que la intervención de Uruguay en el foro tiene una concepción virtuosa y no reaccionaria. Agregó que es afín de integrar el foro porque puede intercambiar y coincidir con países de América Latina y el Caribe, y además porque la Celac amplió y profundizó el relacionamiento con otros territorios del mundo. “Por eso participar en el foro significa no ser complaciente”, dijo.

El uruguayo no fue el único que cuestionó el régimen de Maduro y que marcó su postura en cuanto al peso de la Celac. Su colega paraguayo, Mario Abdo Benítez, también lo hizo. “Mi presencia en esta cumbre en ningún sentido ni circunstancia representa un reconocimiento al gobierno del señor Nicolás Maduro. No hay ningún cambio de postura de mi gobierno y creo que es de caballeros decirlo de frente”, dijo.

Pero Maduro eligió responderle a uno solo de ellos, al uruguayo. “Ponga usted presidente Lacalle la fecha, el lugar, para un debate. O ponga usted presidente López Obrador y Venezuela está lista para debatir de democracia, de libertades, de resistencia, de revolución y de lo que haya que debatir. De neoliberalismo también”, manifestó el venezolano.

La tensión en la reunión aumentó cuando el cubano Díaz Canel también retrucó al uruguayo. Le dijo que al acusar de Cuba de dictadura mostraba “desconocimiento de la realidad”. “El coraje y la libertad del pueblo cubano se han demostrado durante seis décadas ante la agresión y el bloqueo de Estados Unidos, obstáculo fundamental para avanzar en nuestro desarrollo y que el presidente Lacalle no mencionó”, afirmó. “Escuche usted a su pueblo que recogió más de 700.000 firmas contra la ley urgente que usted impuso y que cambió las condiciones para ajustar precios de combustibles, desalojos, disminuir el rol de las empresas públicas y modificar el proceso penal; en realidad un paquetazo neoliberal”, sentenció Díaz Canel.

Lacalle Pou pidió la palabra y volvió a responder. “El presidente de Cuba utiliza argumentos de mi Nación, que no comparto y no son ciertos. Sí hay algo que es cierto: en mi país por suerte la oposición puede juntar firmas y tiene resortes democráticos para quejarse. Esa es la gran diferencia con el régimen cubano”, dijo y citó la canción de resistencia cubana “Patria y Vida”: “Que no siga corriendo la sangre, por querer pensar diferente, ¿quién le dijo que Cuba es de ustedes? Si Cuba es de toda mi gente”, concluyó.

Reacciones.

Los blancos apoyaron y festejaron el discurso de Lacalle Pou, mientras que los frenteamplista salieron a criticar la actitud del uruguayo en las redes sociales.

“¡Patria y Vida! El presidente Luis Lacalle Pou lanza al rostro del tirano el grito por la libertad de su pueblo”, escribió en Twitter el presidente de Antel, Gabriel Gurméndez. En la misma línea opinó el ministro de Defensa, Javier García: “¡Viva Uruguay! ¡Viva la libertad!”, publicó citando el video del presidente. “Es bueno sentir orgullo por nuestro presidente y por nuestro país. Nunca más abandonar nuestra tradición artiguista de ser un República democrática sustentada en la libertad”, fue el posteo de la vicepresidenta interina, Graciela Bianchi.

Por su parte, el frenteamplista Sebastián Hagobian (de Asamblea Uruguay) criticó el discurso del mandatario. “Otra vez mal Luis Lacalle Pou en política exterior, si se va a denuncia la falta de democracia y de respeto a los DDHH en el continente la lista es más amplia. Le falto Colombia, Brasil, Honduras y El Salvador. Pero parece que si son gobiernos amigos de derecha ahí queda calladito”, publicó en Twitter.

Arbeleche va a Nueva York

La ministra de Economía, Azucena Arbeleche, viaja a Estados Unidos para sumarse a la delegación de Luis Lacalle Pou y participar mañana lunes de una reunión con empresarios de grandes empresas mundiales en un desayuno en Nueva York. Luego el presidente mantendrá un encuentro con la B’nai B’rith y el miércoles asistirá a las Naciones Unidas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados